Toparse con la victoria. Crónica del GP de México 2019

 |  @eloy_eg  | 

Habrá quien piense que el titular de esta crónica es una forma de menospreciar la victoria cosechada por Lewis Hamilton y Mercedes este fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez, un paso más hacia la consecución de sus respectivos títulos. Pero realmente se trata de la manera más gráfica de describir el modo en que lo lograron. No eran ni favoritos, ni quienes debían plantar cara, pero los errores ajenos les dejaron en situación inmejorable para volver a ganar.

Lo sucedido el domingo no se entiende sin el sábado, pues pocas veces se ve a un piloto tan aplastantemente superior a una vuelta tirar por la borda la pole por estupidez propia. Ya no porque Max Verstappen no levantara el pie ante una situación de peligro (da igual que hubiera doble bandera amarilla, simple o que no la hubiera: tenía el monoplaza de Bottas estrellado enfrente y el mejor tiempo en el bolsillo) sino por encima presumir de ello en rueda de prensa, lo cual a la postre le terminó costando la posición de privilegio. Uno menos.

La primera fila era de Ferrari y dado el precedente del GP de Rusia se esperaba que saltaran chispas. Y así fue. Hubo toque entre Charles Leclerc y Sebastian Vettel, siendo el monegasco quien se llevó el gato al agua. No fueron menos Lewis Hamilton y Max Verstappen, que acabaron de excursión por la hierba en su lucha por el tercer puesto. Sin embargo difícilmente se puede encontrar algo punible: fue una lucha preciosa, entre pilotos al límite, con coches difíciles de controlar. Lo que pedimos los aficionados. Y si se salen, pues que se salgan, especialmente si como ocurrió los dos salen perjudicados en cuanto a posición en pista: Hamilton se encontró tras Albon y Sainz y Verstappen aún más atrás, tras Norris y Bottas.

Después de un breve periodo de Safety Car Virtual Max Verstappen se puso manos a la obra, intentando salvar una carrera que debía ser suya. Pareció empezar bien la remontada, aprovechando la inoperancia de un Valtteri Bottas incapaz de superar ágilmente a Lando Norris para sorprenderle en Foro Sol... Pero la alegría le duró poco. Un pinchazo lento en recta de meta le retrasó definitivamente, quedándole como único objetivo de la tarde llegar al sexto puesto mínimamente exigible a cualquiera de los que militan en los tres equipos de cabeza.

Que Red Bull tenía ritmo, al menos en esta primera parte de carrera, quedó patente de la mano de Alexander Albon. Cierto es que se encontró en buena medida con el tercer puesto, pero fue capaz de pegarse a los pilotos de Ferrari en la parte final del mismo y por algún momento llegó a parecer candidato a la victoria. Mas la estrategia y la gestión de los neumáticos removieron el tablero de juego. La Scuderia optó por dividir estrategias entre sus pilotos, llamando primero a Charles Leclerc mientras Sebastian Vettel se quedaba en pista controlando e intentando cubrir la posibilidad de ir a una parada.

En principio lo idóneo era ir a dos, Leclerc seguía siendo teórico caballo ganador. Pero el a priori no resultó y los hombres de cabeza tendieron mayoritariamente hacia parar una sola vez, viéndose además cómo por un lado Lewis Hamilton le ganaba la partida a Sebastian Vettel y cómo por otro Ferrari encima fallaba en la segunda parada de Leclerc, perdiendo 2 o 3 valiosos segundos. Intentando recuperar el tiempo perdido también cayó en errores propios y no pudo finalmente ni siquiera acceder al podio, siendo las últimas vueltas tensas pero sin cambios: Hamilton, Vettel, Bottas y Leclerc. Falló estratégicamente Ferrari, se suele decir que es mejor conservar la posición en pista, pero muy pocos hubiesen apostado por un vencedor a una sola parada antes de la carrera. Y así fue, los italianos esperaban un desfallecimiento de Hamilton que jamás llegó. Mercedes no es imbatible como antaño pero si se le dan facilidades no falla.

Toda la falta de acción que hubo en cabeza al fiarlo todo a la estrategia fue la que tuvimos por detrás probablemente gracias a la estrategia. McLaren, que se encontró en posición inmejorable al inicio de carrera, no fue capaz de encontrar ritmo con duros y medios, además de perder por el camino a Lando Norris al fallar en su primera parada. La lucha por la supremacía en el pelotón quedó así reducida a un duelo entre Racing Point y Renault y más concretamente entre Sergio Pérez y Daniel Ricciardo, los dos a una parada pero con selección de compuestos invertida: medio-duro uno, duro-medio el otro. Y el australiano intentó por todos los medios arruinar la fiesta al ídolo local, pasándose de frenada y fracasando en el intento. Originalmente noveno tras ellos fue Daniil Kvyat, pero un toque con Hülkenberg le valió diez segundos de penalización y caer al undécimo puesto, tras su compañero Pierre Gasly, Nico Hülkenberg y Lance Stroll.

Hace tiempo ya que la lucha por los títulos es inexistente. Esta vez se le escapó a Lewis Hamilton pero lo celebrará en Austin la semana que viene. Ahora bien, hay formas y formas de ganar y que después del aparente renacer de Ferrari, en Mercedes hayan encadenado tres victorias consecutivas tiene que ser como mínimo desmoralizador. No tendrán el coche más rápido a una vuelta, puede incluso que no tengan el teórico mejor ritmo de carrera. Pero fallan menos que el resto y tienen las cosas claras: un piloto número uno y uno número dos, un muro capaz de si no calmar, sí ignorar el temperamento caliente de su piloto y por supuesto un conocimiento envidiable (y hasta polémico al tratarse del germen de sus éxitos) de las gomas. Y tras una veintena de carreras, en las que no siempre partes como favorito, eso da los campeonatos.

Foto | Daimler

Lee a continuación: Olvidable carrera de Carlos Sainz y McLaren en México

Lewis Carl Davidson Hamilton es un piloto de Fórmula 1. Su título de 2017 le permitió convertirse en el piloto británico más exitoso dentro de la categoría reina del automovilismo. En cada una de sus once campañas en la categoría ha ...

  • M.A.

    A Hamilton se le pasó de golpe la "depre", los lloros por los "imbatibles Ferrari en México" y la estrategia a 4 paradas.
    También las quejas de Bottas por la colocación de las barreras, habilmente consolado por Toto.
    No solo juegan con el personal durante la carrera, sino durante toda la semana.
    El dominio de Mercedes no solo es en pista, es también sicilógico.
    Resulta ya un poco humillante.
    Y lo de Ferrari, es para hacer saltar a toda la cúpula.
    Aunque en realidad no hay que quitar a Binotto y al resto de "estrategas".
    Hay que mantenerlos en su puesto, pero hacer justamente lo contrario de lo que planeen...
    Es la famosa paradoja de la "brujula que señala siempre al sur".
    En cierto modo también es útil, siempre que sepas que señala al revés....
    En fin. Un capitulo más.
    No se pierdan la próxima temporada de esta apasionante serie.
    Promete ser..... igual que las 6 primeras....

    • almafuerte

      El problema es cuando la brújula funciona mal unos días y regular otros, el día que señale al oeste todos perdidos.
      Y Binotto y compañía no tienen la dignidad de ser unos obsolutos incompetentes, ni la exclusividad. En la anterior carrera lo vimos, Vettel se equivoca con el semáforo, cosas que pasan, pero ¿y Leclerc?. La explicación es se distrajo por el movimiento del alemán, ¿pero a donde mira? ¿No tendría que estar pendiente de las luces?. Los que alguna vez largamos de parado tenemos claro que se mira y se centra en las luces e inmediatamente después se baja la mirada y se busca el sitio, incluso saliendo regularmente desde la mitad para atrás, pensaría que siendo segundo es más fácil. No fue el único, Bottas también se confundió, pero a este le sirvió para realizar la salida más rápido de la historia, 41 centésimas después del apagado, algo imposible sino se empieza a soltar el embrague unas centésimas antes, cosa que no se puede predecir por que las luces se apagan entre 3 y 5 segundos, más o menos, después de estar todos encendidas y esto varia carrera a carrera.
      Es decir, a Mercedes en general, hasta sus propios errores los favorecen, mientras a Ferrari le falla todo, todo el tiempo. Realizar 2 paradas no tiene nada de descabellado, pero medio - medio - duro es ridículo. Nos cansamos de decir lo difícil que es adelantar y luego esperan que lo haga con el mismo neumáticos y a los coches que mejor los cuidan. No tengo dudas que casi todos los que miraban la carrera, en cuanto puso los duros, dieron por perdida la victoria. Incluso los comentaristas, en su afán de no perder audiencia, les costaba mantener el interés, era claro que todo estaba dicho salvo imprevistos. Mercedes lo hace casi todo bien y tienen la suerte de su parte. Si además su mayor rival le regala triunfos....
      Hay que sacar a Binotto para 2020, seguro que a algunos más y poner orden, para empezar autoridad. El año pasado existía una oportunidad de campeonato y entre todos se perdió, pero principalmente por Vettel, este año la responsabilidad está más repartida y comienza por decir quien tiene que luchar desde el primer día. Apostaría por Leclerc, pero sino, que quede claro que es para Vettel. Y para mi lo más importante, Ferrari tiene que ganar el título de constructores y eso significa aprovechar todas, absolutamente todas las oportunidades, por que Mercedes y sus pilotos no suelen fallas.

      • M.A.

        A mi es que me aburren las estrategias, y el medio-medio-duro, y el blando y el intermedio....
        Y que si los piques y dimes y diretes de los pilotos, que si me has tocado, que si me has cerrado, que si quejandose por la radio....
        Ya sabeis que no veo las carreras. Por esos motivos.
        No me interesan. Me aburren. No le veo ninguna gracia a que todo se reduzca a juegos de neumaticos, o cosas parecidas.
        Paso.
        De Ferrari, ya he dicho que si dependiera de mi, el equipo de F1 echa el cierre ya.
        No aporta nada al prestigio de la marca. Antes al contrario.
        Ferrari es cómplice de la FIA en esta F1-Truño que nos están metiendo.

        • TeboMazda

          Formula Resistencia debería llamarse... mucha gestión de recursos..

          • M.A.

            Yo lo llamaría "ajedrez"; saber jugar con tus peones. Ni mas ni menos.

          • Basauri

            Pero la formula 1 siempre ha sido así. Por lo menos la que yo conozco, de los 90 en adelante. Es una formula 1 de ingenieros, por y para los ingenieros. El piloto no hace milagros. Hace su trabajo y de ahí depende el 15 % del resultado. Hamilton el Domingo, solo hizo lo que le mandaron los ingenieros y le llevaron en palmita a la meta. Pero también es cierto que él hizo muy bien su trabajo sin cometer un solo error. El más mínimo bloqueo de frenos, le hubiera metido en problemas en un stint tan largo. No se trata de pilotos magos, sino de pilotos perfectos, que casi no cometen errores. Hamilton es mejor que Max, porque apenas falla, mientras que el Holandés, te hace algo bárbaro seguido de un gran error.

          • M.A.

            De acuerdo en casi todo. Y bastante, por cierto.
            Excepto en la parte final.
            Pilotos mágicos los hay. Los ha habido, aunque reconozco que hoy priman más los que hacen todo sin fallos, una vuelta tras otra, más que los pilotos de "caracter"
            Precisamente por eso, porque el caracter les hace cometer ese pequeño fallo que hace la diferencia.
            Lo malo del piloto "mágico" es pretender "inventarlo". O lo es, o no lo es.
            La magia, ni se crea ni se destruye, solo se disfruta (máxima metafísica...)
            Y no es lo mismo, p.ej, la magia de un Senna o de un Gilles, que la de p.ej. un Mansell, que es otro tipo de "magia".
            La magia de ir al límite, la magia de las "salvadas". Lo que hace p.ej. Marquez en MotoGP...
            Y reconozco que, igual hoy dia, un Gilles (p.ej.) no se habría "comido un torrao". Probablemente...
            La "magia" de un piloto que "vale 1 s. por vuelta", pues la verdad, no emociona. Y por ello a muchos alguien como Schummi, a pesar de reconocerle su merito y su calidad, pues nos deja frios....
            No te digo ya el actual amo y señor.
            La "magia", como cualquier otra cosa (dicho sea de paso, p.ej. el "espectáculo", otra palabra magnificada y sobreexplotada...) hay la que hay. Lo malo es cuando queremos vender más de lo que se puede.
            Y lo del cine es cierto. Es buena muestra. No solo hay "cantidad". Es que parece que no hay otra cosa....
            Y lo malo es cuando estos fans de Superman, Ironman y Yoqueseman te critican (p,ej) las peliculas de 007 por "exageradas"...
            En fin. Que eso....

          • Basauri

            Pero las salvadas de Márquez, vienen precedidas de un error de Márquez. (Que no se me tire nadie al cuello que yo soy de Márquez a tope). Sobrepasa el límite de adherencia y luego tiene que rectificar el error. Su capacidad para lidiar con la catástrofe, le hace especial. Si a eso te refieres como magia, pues supongo que si. Para mí que adoro la técnica, me parece que hay otro tipo de factores que hacen especial a un piloto. Supongo que el piloto perfecto que no comete errores, no luce y no llama la atención de los aficionados.

          • M.A.

            Pero el error de Marquez viene precedido por la "Gillesiana" teoria de buscar el límite e intentar sobrepasarlo....
            Por tanto (a mis ojos) está perdonado...
            O no?
            A lo mejor es que no hay que buscar el piloto perfecto y el equipo perfecto que hace la carrera perfecta....
            Quizá eso es lo que tenemos actualmente en F1 con Mercedes....
            Nada que objetar, ya lo he dicho otras veces, es su obligación el buscar la excelencia y llevarla a la práctica. No se puede pedir que fallen a propósito, solo porque el resto no alcanza su nivel.
            Pero que luego no me quieran vender "emoción" y "espectáculo".
            Eso es otra cosa.
            Solo digo que a mi no me gusta.
            No me llama, no me motiva, no me interesa.
            No digo de "cambiarlo", no me meto en pantanales de "como cambiar". Tampoco lo sabría.
            Solo digo que así no me gusta. Y por tanto cada vez me interesa menos.

        • almafuerte

          Te parecerá tonto, pero aún sin conocerte de nada, me da pena que alguien que sabe tanto de F1 haya llegado a tal grado de hartazgo, por los motivos que sean. Me dan ganas de sentarme con tigo a ver una carrera y ponerme pesado diciendo todo lo bueno a pasa. Es que necesitamos seguidores que sepan de que va esto.
          En cuanto a pilotos soy de la misma creencia a Berni, son un mal necesario, pero la estrategia me apasiona, me gusta imaginarla y planear, me encanta cuando me sorprenden con algo positivo y me revienta cuando la caga.... como ayer.
          En lo que jamás estaremos de acuerdo es en que Ferrari deje la F1. Para mi son sinónimos, van de la mano, ni siquiera puedo imaginar una cosa sin la otra.

          • M.A.

            Partimos de la base que yo no considero a esto "Formula 1".
            He dicho una y mil veces (exagerao) que yo hoy no me habría aficionado a este juego.
            Si quieres que yo te explique de que va esto, hoy por hoy no sabría.
            Me pierdo entre tantas estrategias, gomas, paradas....
            Y me aburre ver siempre lo mismo. Los mismos delante, pase lo que pase, por mérito propio o demérito del rival, los mismos 2º o 3º, siempre igual, con perdón, cagándola...
            Hace unos años una crónica de una carrera era una glosa al piloto ganador y a su equipo.
            Hoy es un pormenorizado análisis de POR QUE el resto "la ha cagado".
            Incluso, la mayor virtud de una victoria parece ser el saber aprovechar la cagada del rival, o incluso inducirle a ello....
            Yo no soy "pilotista", pero considero que los pilotos no son "un mal necesario". Son los protas de la peli. Son la personificación del éxito, la cara sonriente de la victoria que ve el aficionado, porque no podemos ver a todos los que desde el box sonrien. Los pilotos es la parte de la F1 que cada uno quisieramos ser. Es como el delantero en el futbol, o el que hace los mates de la NBA.
            Detrás de todos ellos hay un equipo, es cierto, pero la cara que trasciende a las portadas es la del piloto.
            Otra cosa es que no me gusten los pilotos-divos, que realmente reclaman para si más parte del mérito y gloria del que les corresponde.
            El buen piloto es el que no falla y aprovecha al 100% todos los recursos. Pero eso tambien es aplicable a ingenieros, tecnicos, mecánicos.... etc. Heroes anónimos del triunfo.
            Enzo decía que "¿Ganadores de Gran Premio? cada 15 días hay uno...." (*)queriendo decir que por cada piloto "bueno", hay otros 2 ó 3 por lo menos que podrían estar a su nivel. Como decía un paisano mío; "Don Preciso aún no ha nacido".
            Los pilotos van y vienen, el equipo permanece.
            Sin embargo, dedicó el unico libro que lleva su firma precisamente a esos personajillos perversos, egoistas y desagradecidos; "Piloti, che gente"
            Sobre lo último no vamos a estar nunca de acuerdo porque yo creo que no es verdad. Ni Ferrari necesita a la F1 (Ferrari está en F1 por orgullo y por "nobleza obliga", no por necesidad, es más, es contraproducente hoy por hoy para ellos) ni la F1 necesita a Ferrari.
            No lo necesita más allá del marketing, como no necesita a ningun otro equipo o marca. Porque actualmente ninguno aporta nada a la F1, más allá de la fachada, más allá de sus "hospitalities". Solamente han de estar y punto. Son como las azafatas de los congresos, las niñas monas sonrientes que reciben a los invitados. Ese es el papel de Ferrari (y de Mercedes, Honda, Renault..) en la F1.
            Y se ha demostrado en el DTM con la marcha de Mercedes y la "llegada" de Aston Martin. Aston ha llegado a las pistas, con poca fortuna, vale, pero eso es lo de menos. Eso no interesa. Lo peor para el DTM es que Aston no arrastra invitados, carpas, caterings y parafernalia, y gente agitando banderitas, como hacia Mercedes.Eso si que duele....
            Seguro que en los años 50 y 60 habría gente que habría dicho lo mismo del Mundial de Marcas, despues llamado De Resistencia y hoy acrónima e impersonalmente WEC. Que "sin Ferrari, esto se acaba". Sin embargo Ferrari se retiró en 1973 y no pasó nada (**). Es más, el campeonato es históricamente uno de los mas maltratados por la FIA, incluso hoy, en contraposición a la "mimada" F1, y sin embargo casi 50 años despues no han conseguido acabar con el....
            (*), Bueno, hoy Il Drake probablemente sacaría su peor malasombra y su humor socarrón para decir; "¿Ganadores de Gran Premio? Cada 15 dias hay... ¡EL MISMO!!!!"
            Y (Delenda Carthago) yo creo que sacaría a su equipo de este circo infecto que es la F1 actual....
            (**) Bueno, no es cierto el "no pasó nada". Pero no supuso su fin...
            Como dijo un periodista tras la muerte de Gilles "La F1 probablemente continuará como si nada, aunque no volverá a ser exactamente lo mismo" (sin él)
            Lo dicho. Que "Don Preciso" todavia no ha nacido. A nivel teams tampoco....

          • M.A.

            P.D.: Puntualizar que no solo el "Piloti, che gente" es el unico libro firmado del gran Enzo. Hay una auto biografia que se llama "Mie gioe terribile" ("mis alegrias terribles") firmado por el Commendatore como autor.

      • Basauri

        Para que Leclerc hubiera hecho otra estrategia de neumáticos, medio-medio-blando se necesitaban dos condicionantes. Uno que tuviera blandos nuevos, que no era el caso ya que solo Hamilton los tenía y que Leclerc hubiera hecho un stint medio decente, parando más allá de la 50, para hacer un stint corto con el blando de menos de 20 vueltas. Ferrari tenía claro que si ya su ritmo con el medio no era bueno, montarle el blando usado a falta de 28 vueltas, era un suicidio. Todos sabemos que el punto débil de Leclerc es en la gestión de neumáticos, en carreras con alta degradación. Ya lo vimos en Hungría. Ponerle el duro, me pareció lo más lógico. El único problema es que Hamilton hubiera hecho otro gran premio con esos neumáticos.

        • almafuerte

          Sino existía opción de poner blando, que no la había, se tenía pensar en una parada, como el resto. Quizá no se ganaba, pero se ponía a los dos coches en el podio. Y los que dicen que da igual por que no luchan por nada, no tienen idea de reparto económico.

          • TeboMazda

            El reparto económico para los 3 primeros ya esta asegurado y no se va mover ni con esta y las carreras restantes... a menos que Ferari abandonen los dos autos en las carreras restante..

            En realidad a Leclerc hoy le faltó gestión de neumaticos.. era hacer 28 vueltas con los medios y finalmente 15 con los blandos a full.. pero no lo logró.. creo que mas fallaron con Vettel en hacer el cambio muy tarde.. deberieron cuidar la primera posición.. a igualdad de neumaticos, Hamilton no creo que lo hubiera sobrepasado..

          • almafuerte

            Rotundamente falso. Una cosa es el dinero por equipo histórico, otra el reparto por posición en el campeonato y otra el reparto por puntos obtenidos. Cada punto se traduce en ingresos, terminen en el campeonato en la posición que sea y sean o no equipo histórico. A eso me refiero con no saber nada de reparto económico.
            Ningún equipo, NINGUNO, ni siquiera Williams, corre por nada y ese algo por el que corren no es prestigio ni dignidad, es el vil metal. Sea de la forma que sea, con puntos en juego o sin ellos. Subir o no al podio implica más o menos dinero, terminar 15 o 16 también. Hay contratos, anuncios, marketing, una larga y compleja estructura que se traduce en dinero o no en el banco.