ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

6 MIN

Toshihiro Arai se impone en un Shinshiro Rally con debut del Fabia R5 y gran actuación de Heikki Kovalainen

El Campeonato Japonés de Rallyes está ya en marcha, tras arrancar el pasado fin de semana la temporada 2021 con el Shinshiro Rally que debía ser la segunda cita del año pero que se convirtió en la prueba inaugural al cancelarse el Rally of Tsumagoi por ausencia de nieve. Incluso el propio Shinshiro Rally fue demorado por la situación con el Covid-19 pero finalmente la semana pasada el certamen echó a andar. El evento estuvo marcado por las novedades en materia de maquinaria con dos nuevos fabricantes en la clase máxima, aunque ello no impidió que Toshihiro Arai se llevara la primera victoria del año por delante de su hijo Hiroki. La tercera posición fue para Osamu Fukunaga. Otro elemento destacado fue la gran actuación de Heikki Kovalainen, quinto en la general y ganador entre los pilotos de la clase JN-2. Eso sí, el evento no se salvó de la cancelación de dos tramos por lluvias torrenciales que inundaron parte de los últimos tramos.

Para este 2021, el Campeonato Japonés de Rallyes vive una pequeña (por cantidad de coches involucrados) revolución. Atrás quedan los tiempos del duelo entre Subaru y Mitsubishi y bienvenida sea la pelea a tres bandas en la clase principal, JN-1. Sin embargo, no se cumplió la expectativa que llegamos a ver en la última cita de 2020 con Subaru, Mitsubishi y Toyota en competición a la vez. Entre los ocho participantes en la clase máxima, sí vimos tres fabricantes con una buena proporción. Hiroki y Toshihiro Arai siguen con los Subaru WRX STi al igual que Takuma Kamada y Toyota entra con su GR Yaris con Norihiko Katsuta como punta de lanza junto a Tomoyuki Shinkai y Yuta Yamamoto. La sorpresa la protagoniza Škoda con un par de Fabia R5 a manos de Osamu Fukunaga (¡por fin!) y Hiroshi Yanagisawa. Desembarcan así los R5 a Japón, a tiempo para estar a punto para producir alguna inscripción invitada en el Rally de Japón del WRC a finales de año. Sin rastro de los ya vetustos Mitsubishi Lancer Evo X, incluso Fumio Nutahara ha anunciado que su campaña empezará en la próxima cita… con un cuarto Toyota GR Yaris.

La prueba, programada inicialmente a ocho especiales, arrancó con la sorpresa del ‘scratch’ de Fukunaga al volante de su flamante Fabia R5, aunque fuera con una sola décima de ventaja sobre un inspirado Kamada que era el único capaz de seguirle el ritmo. Sin embargo, el segundo tramo confirmó el excelente rendimiento de los Škoda, que coparon las dos primeras posiciones. Esto permitió que Fukunaga se escapara con más de 8 segundos de ventaja al frente de la general que se convertirían en casi 9 tras el tercer ‘scratch’ en el tercer tramo del día. Desafortunadamente para el sorprendente héroe del momento, un pinchazo en el neumático posterior derecho le dejó con una pérdida de 30 segundos y la quinta posición en la general. En cabeza, Kamada heredó el liderato con Yanagisawa a solo 3,6 segundos en el otro Fabia R5. Toshihiro y Hiroki Arai eran tercero y cuarto respectivamente. Mientras tanto, la otra gran historia del día era la de las retiradas de los dos Toyota GR Yaris oficiales por problemas mecánicos: Norihiko Katsuta en el primer tramo y Tomoyuki Shinkai en el tercero. Ninguno de los dos volvería a salir el domingo.

La segunda se presentaba extremadamente difícil por la presencia de la lluvia torrencial que convirtió el concepto de navegación en algo prácticamente literal. El rally acabaría con imágenes dantescas de coches medio tapados por el agua en mitad de un tramo y carreteras completamente impracticables. Así, solo se llegarían a disputar dos de los cuatro tramos del domingo, aunque ello fue suficiente para sacudir la clasificación. Un error de Yanagisawa le hizo perder un precioso minuto que le hizo caer al cuarto puesto en la clasificación general, permitiendo que los dos Arai pasaran a ser segundo y tercero respectivamente. Más drama aún quedaba por descubrir ya que en la sexta especial (la última, al final) hubo salida de pista del líder. Takuma Kamada perdió así un rally que tenía prácticamente ganado, entregando la victoria a Toshihiro Arai y el segundo puesto a su hijo Hiroki. Curiosamente, Puesto que en la última especial del sábado el ‘scratch’ fue para Yanagisawa y los dos del domingo fueron para Kamada y Fukunaga respectivamente, los dos primeros clasificados no lograron el mejor tiempo en ningún momento. De hecho, Osamu Fukunaga logró remontar hasta la tercera posición, demostrando que al volante de su Fabia R5 debería ser un durísimo oponente. Él solo se llevó 4 de las 6 especiales y solo un pinchazo le impidió ganar.

Más allá de la clase principal, hubo varios elementos llamativos en el arranque de la temporada. Entre ellos destacó la presencia de un Heikki Kovalainen que fue el ganador en la clase JN-2 al volante del Toyota GT86 CS-R3 del Rally Team Aicello. Además, el finlandés ocupó la quinta posción de la general a solo tres segundos del cuarto clasificado y a menos de medio minuto del podio. Para esta temporada, tres de las ocho citas restantes coinciden con el Super GT pero por lo demás, Kovalainen tendríia el calendario disponible para participar en una disciplina en la que cada vez se siente más a gusto y obtiene mejores resultados. Por detrás, Hisashi Suzuki se impuso en la clase JN-3 en su Subaru BRZ, terminando séptimo en la clasificación global. Mientras, Shintaro Nishikawa hacía volar el Suzuki Swift Sport Mk6 para vencer entre los coches de JN-4 con su décimo tercer puesto en la general. Más atrás, Satoshi Okura y su Toyota Vitz III RS ganaron en la clase JN-5 y por último en JN-6 el triunfo cayó en manos de Shota Yoshihara y su Toyota Yaris IV. La próxima ronda del campeonato no se hará esperar, ya que entre los días 9 y 11 de abril, el Tour de Kyushu seguirá con la actividad de un Campeonato Japonés de Rallyes que parece haber pasado su peor momento.

 

Cargando...