Toyota arranca la última temporada de sus TS050 con doblete en Silverstone

 |  @eloy_eg  | 

El año pasado se le escapó el triunfo por la descalificación postcarrera de sus coches debido al excesivo desgaste del fondo plano, pero Toyota no tropezó dos veces con la misma piedra. Silverstone albergó la cita inaugural del Mundial de Resistencia 2019-2020, las recortadas 4 Horas de Silverstone, y pese a la incertidumbre inicial no dio opción a que los pocos privados aún en liza le disputaran el triunfo.

Si en 2018 el Toyota #7 sufrió y vio al #8 saborear las mieles del triunfo antes de la descalificación, esta vez José María López, Kamui Kobayashi y Mike Conway fueron holgadamente superiores a sus compañeros de equipo, haciéndose con la pole con tres décimas de ventaja y dominando buena parte de la prueba. Tanto Rebellion como Ginetta dieron buenas sensaciones en libres, pero una vez llegó la hora de la verdad pasaron a estar a medio y un segundo respectivamente, que en carrera se convirtieron en hasta dos segundos por vuelta.

Aun así un periodo de Safety Car Virtual al inicio de la prueba barajó las cartas, pues dio la opción a Rebellion de liderar la prueba al aprovechar para parar y situó al #8 por delante del #7. Fue una constante ver a Toyota reaccionar tarde o como mínimo de forma más conservadora que Rebellion, pues se repitió la situación cuando llovió sobre Silverstone. Pero por ritmo puro y duro no hubo color.

Quienes no estuvieron ni cerca de la pomada fueron los Ginetta, que entre otros incidentes perdieron una rueda en pista y se llevaron por delante al Ferrari #71 de Miguel Molina. Sólo los problemas mecánicos del Rebellion #1 permitieron a uno de los prototipos británicos acabar cuarto, a cinco vueltas de los vencedores. Se trató del #5 en manos de Robertson, Hanley y Orudzhev.

En LMP2 saltó la sorpresa con el estreno por todo lo alto de Cool Racing. La estructura procedente de las European Le Mans Series se sobrepuso a la ausencia de uno de sus pilotos (Alexandre Coigny), lastimado en entrenamientos, para imponerse de la mano de Nicolas Lapierre y Antonin Borga. Como de costumbre, fue un festival de Oreca, con cinco de sus chasis en los cinco primeros puestos, si bien hubo cambios en cuanto a neumáticos: Michelin copó el podio en el estreno de Goodyear en la categoría reemplazando a Dunlop.

Entre los GTE-Pro Porsche protagonizó otro doblete, aunque no sin polémica. Pese a la aparente contundencia del triunfo de Bruni y Lietz, Ferrari mostró un gran ritmo que no pudo convertir en victoria primero al perder una pieza por el mencionado toque entre Molina y un Ginetta y luego por recibir su otro coche, el #51, un drive through por supuestamente haber adelantado un Safety Car... que fue rescindido justo cuando empezaban a cumplir con él. Finalmente Calado y Pier Guidi acabaron cuartos, por detrás del mejor de los Aston Martin. A Ferrari no le quedó más que el consuelo del triunfo en GTE-Am del #83 de AF Corse.

La segunda cita del WEC 2019-2020 tendrá lugar en Fuji a principios de octubre.

Foto | Toyota GAZOO Racing

Lee a continuación: Rebellion finalmente alineará un segundo LMP1 en el arranque del WEC 2019-2020

  • almafuerte

    Bueno, ya sabemos que es un año perdido para la máxima categoría del WEC. Se digiere mejor pensado que el nuevo reglamento parece tener muchos adeptos entre las marcas.