Triunfo de Bentley en los 1.000 Km de Paul Ricard, brillante papel de los españoles

 |  @eloy_eg  | 

Las Blancpain GT Series retomaron su Endurance Cup con el aperitivo oficioso de las 24 Horas de Spa, su cita de seis horas en el trazado galo de Paul Ricard. Allí se dieron cita siete pilotos españoles, pues Antonio García se sumó como preparación para Spa a los seis compatriotas habituales en las citas de resistencia de Stéphane Ratel (Soucek, Juncadella, Molina, Ordóñez, Costa y Toril). Y el balance no pudo ser más positivo, con victoria del Bentley Continental GT de Andy Soucek, Maxime Soulet y Vincent Abril seguidos de otros cuatro coches con pilotos nacionales al volante.

Ya la sesión de clasificación mostró que todos ellos podían salir a carrera con grandes ambiciones. La pole recayó en el Mercedes #4 de Black Falcon (Stolz/Christodoulou/Buurman), 31 milésimas por delante del Ferrari 488 que Miguel Molina compartía con Shaytar y Rigon. Fueron cinco los coches de españoles en el Top Ten, con el Jaguar de Albert Costa en un sorprendente 4º puesto en parrilla, Soucek 8º, Juncadella 9º y García 10º. Lucas Ordóñez sufrió la escasa prestación del Nissan GT-R a una vuelta (32º), si bien la monstruosa velocidad punta del coche japonés en la recta de Mistral (291 km/h) le permitió remontar rápidamente en carrera. Miguel Toril por su parte vio cómo su Mercedes quedaba 42º en parrilla, 11º entre los Pro-Am.

El inicio de la prueba fue muy limpio en cabeza, con pocos cambios de posición, pero una sucesión de Safety Cars por accidentes en la primera hora permitió que se vieran variantes estratégicas, tan inhabituales en Blancpain Endurance Cup bajo el formato de tres horas. De forma casi unánime los equipos con pilotos españoles implicados optaron por realizar cambios de piloto bajo el segundo Safety Car, mientras que otros prefirieron quedarse en pista. En todo caso Mercedes-Benz se cubría las espaldas dejando uno de sus GT3 en cabeza (Black Falcon) y otros dos (de HTP) como líderes virtuales entre quienes ya realizaron sus paradas por delante del Jaguar de Albert Costa.

El catalán demostró el potencial del coche de Emil Frey Racing nada más irse de la pista el Safety Car y remontó hasta llegar a colocarse líder. De hecho los dos Jaguar rodaron consistentemente en posiciones de puntos, pero una vez más la fiabilidad acabó con las esperanzas de la pequeña estructura suiza. El coche de Costa, Ortelli y Frey terminó clasificándose en el 39º y penúltimo puesto.

Entre toques, pinchazos y averías mecánicas la prueba demostró su carácter de resistencia y si ya buena parte de la parrilla optó por realizar aquel primer cambio de piloto bajo el segundo Safety Car, con el paso de las horas no sólo esa estrategia pareció acertada sino que además los coches que optaron por la estrategia alternativa cayeron víctimas de otros problemas: el Mercedes #4 de la pole sufrió problemas de caja de cambios en la última hora y el BMW #99 de Rowe, líder en el ecuador de la prueba, cayó como consecuencia de un pinchazo.

Todo ello sirvió en bandeja de plata la victoria a Bentley de la mano de Soucek, Soulet y Abril, quienes aprovecharon una cita que se adaptaba como un guante a las características del Continental GT3 para imponerse con medio minuto de ventaja sobre el Ferrari 488 de SMP Racing pilotado por Molina, Rigon y Shaytar. Un buen relevo final de René Rast y las habituales habilidades de los Audi R8 en resistencia permitieron ver también en el podio a Antonio García junto al alemán y Nico Müller, seguidos de otros dos coches con pilotos españoles: el Mercedes #88 de Juncadella, Serrallés y Van der Zande (que sustituyó a Vautier aquí) y el Nissan #23 de Ordóñez, Buncombe y Chiyo. Cinco marcas en los cinco primeros puestos. Miguel Toril finalizó 20º y 6º entre los Pro-Am al volante de un Mercedes compartido con Oliver Morley y Matt Griffin. Se impuso en esa categoría el Lamborghini de Amstutz, Kodric y Kujala, mientras que el mejor vehículo amateur fue el BMW M6 de Schiwietz, Van Campenhoudt y Walkenhorst.

La victoria permite además a Bentley y sus pilotos (Soucek/Soulet/Abril) encabezar la Blancpain Endurance Cup por delante de quienes también les secundó en Paul Ricard, el Ferrari 488 de SMP Racing de Molina, Rigon y Shaytar, si bien en la general de las Blancpain GT Series se mantienen al frente los pilotos de Lamborghini Mirko Bortolotti y Christian Engelhart pese a terminar aquí 13º junto a Andrea Caldarelli.

La próxima cita serán las 24 Horas de Spa 2017, el último fin de semana de julio.

Foto | Blancpain GT Series

Lee a continuación: Carlos Sainz se queda en la Q2 y saldrá décimo quinto

  • Emperor

    Por cierto, corrieron sin chicana en la Ligne droit du Mistral.