Una elección dolorosa: ¿Por qué FIAT decidió que Lancia dejara de competir?

 |  @fernischumi  | 

El final de los Grupo B fue sin duda uno de los periodos más difíciles de la historia de Abarth y de Lancia en competición. El fallecimiento de Attilio Bettega en 1985 y el de Henri Toivonen y Sergio Cresto en el Tour de Corse un año después, dejaron a los italianos envueltos en una crisis emocional que culminó con la despedida del reglamento técnico y la obligación de decir adiós al pavoroso Lancia Delta S4 que tanto esfuerzo había supuesto desarrollar después de estar sólo una temporada en competición.

Tampoco ninguno de los conceptos del Grupo S llegaría nunca a ver la luz, convirtiéndose tanto el ECV1 (lo que en principio iba a ser la evolución del Delta S4) como el ECV2 en piezas de coleccionismo sin llegar nunca a competir. Sin embargo, este abrupto final dio paso al inicio de una de las etapas más exitosas de Lancia en competición. La llegada del reglamento del Grupo A dio pie a que los transalpinos se hicieran con nada más y nada menos que seis títulos consecutivos de campeones del Mundo de Constructores, anotándose además Miki Biasion y Juha Kankkunen dos entorchados intercontinentales cada uno con las distintas versiones del Delta.

El Lancia Delta HF Integrale sería la última en llegar, ya en 1992, año en el que Carlos Sainz conseguiría el segundo de sus campeonatos del Mundo de Pilotos junto a Luis Moya. El “Deltona” permanece en el corazón de los aficionados, aunque tuvo la dificultad de haber nacido conociendo la fecha de su muerte. El mismo día en que fue homologado, Lancia anunciaba el final de su programa en competición cuando todo parecía indicar que podrían seguir dominando la escena mundial durante varios años. ¿Por qué una decisión tan radical?

Sergio Limone, uno de los ingenieros que trabajó para Abarth en aquella época ha dado las claves en una interesantísima entrevista concedida al canal de YouTube del italiano Davide Cironi. En ella, el técnico italiano además de dejarnos grandes anécdotas y de hablarnos con orgullo y emoción de la etapa de Lancia en el Mundial de Rallyes, también nos deja sin tapujos la verdadera razón que llevó al Grupo FIAT a echar el cierre del proyecto: en aquel momento hubo que elegir entre seguir ganando con Lancia o resucitar a Alfa Romeo, una decisión que lamentablemente se ha mantenido con los años hasta prácticamente acabar con la existencia de los primeros. El equipo de competición fue entonces trasladado a Alfa Romeo, comenzando entonces la historia en circuitos y turismos.

¿Por qué FIAT acabó con la etapa de Lancia en el WRC?:

Lancia y Abarth al rescate de Alfa Corse:

Lee a continuación: Citroën permitirá que Sébastien Loeb decida si quiere volver a competir a tiempo completo

  • Txesz

    Vestir a un santo desvistiendo a otro.

    ¿De verdad era tan incompatibles ambas marcas?

    • M.A.

      No. Alfa-circuitos y Lancia-rallyes.
      Facil.
      La decisión fué económica. Está claro. No podian mantener 2 programas independientes al máximo nivel.

      • kidd

        Mas bien eran tres programas: Ferrari-F1, Alfa-turismos y Lancia-rally. Vale que Ferrari es la mas independiente de las tres dentro del grupo FIAT, pero algo de pasta le metian.
        Ademas, yo creo que de no meter a Alfa Corse en la locura del DTM noventero el programa de Lancia en el WRC podria haber sobrevivido, no siendo el dominador que era pero si decentemente; ya que en el 92 Alfa Corse tenia el 155 GTA (que era el 155 Q4 derivado del Integrale de calle preparado para carreras) pero necesitaban a la gente de Abarth que estaba en Lancia para crear la bestia que fue el 155 V6 TI, que llevaba todo el sistema de transmision del Integrale Gr. A dentro de otra carroceria

        • Glemt

          aunque hay que tomar en cuenta que en ese entonces, Ferrari no era la máquina de hacer dinero que es ahora y algo de dinero debian inyectarle; ahora, si bien tuvieron exito con Alfa, la factura de sacar a Lancia de los rallys fue literalmente herirla de muerte, porque desde ese entonces empezó el declive casi imparable (y con la fama de fiabilidad que tenian...)

        • M.A.

          Ya. Obvié Ferrari (y también Fiat, que unos años mas tarde desarrolló el Punto S2000).
          Me centré en las 2 marcas en cuestión.
          Incluso esos años estuvo el programa del Ferrari 333SP. Aparte.
          Por lo demás, estoy de acuerdo con lo que comentas.

      • Txesz

        Yo me pregunto si hubiese funcionado el plan que ahora lleva a cabo Skoda: convertirse en la referencia de la segunda categoría, el Gr:N en aquellos años.

        El desembolso tal vez fuese menor y la venta de unidades a estructuras privadas podría ayudar a cuadrar las cuentas.

        Aunque no lo hubiesen tenido nada fácil, con el Escort y sobre todo el Lancer, al que se podría haber unido el Impreza. Y quien sabe si algún Celica...

        Ay, necesitamos la máquina "Y si" del Profesor Hubert Farnsworth.

        • M.A.

          El Grande Punto Gr.N o S2000 funcionó bastante bien. En el euro rally y en el Cto. Italiano, con pilotos como Giandomenico Basso, consiguió relativamente bastantes éxitos

  • YarisMatti

    La peor decisión nunca tomada, sin lugar a dudas, y que hoy en día aun lamento y no comprendo. Dejar caer una marca reconocida a nivel mundial, con un éxito sin límites en el mundo de los rallyes, y una legión de aficionados detrás de cada uno de los modelos emblemáticos de Lancia, para dejarla caer de esa forma.. Menudo disparate.

  • Fernando Prieto

    "No te lo perdonaré jamás FIAT"

  • 4x4 de corazon

    Yo prefiero que la compre algun fabricante chino a lancia y que la ayude con dinero para empezar desde zero a desarollar nuevos modelos a nivel global