Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WTCC
Logo Icon

3 MIN

Volvo vuela en la cita del WTCC en Nürburgring Nordschleife

Un año más el Mundial de Turismos ejerció de categoría telonera de las 24 Horas de Nürburgring en el marco incomparable del Nordschleife. Una cita que rápidamente se ha convertido en la más icónica del campeonato organizado por Eurosport Events y que en esta ocasión estuvo dominada por Volvo. Sólo la pole se le escapó a la marca sueca en el Infierno Verde.

De hecho todo apuntaba a que un S60 marcaría también el tiempo de referencia en la sesión de clasificación, pero un problema en el último parcial ralentizó a Nick Catsburg lo suficiente como para que Norbert Michelisz se adjudicara la pole con seis décimas de ventaja sobre el neerlandés. Tras ellos, aunque a segundo y medio de la pole, se quedó Rob Huff. La pole para la primera carrera, mediante inversión de parrilla, fue para Néstor Girolami. En la contrarreloj por equipos MAC3 Volvo no falló... o mejor dicho, falló menos que Honda: aunque Catsburg siguió quejándose del comportamiento del tren delantero de su S60, los problemas de amortiguadores de Tiago Monteiro fueron aún mayores.

Junto a Girolami en la primera fila de la parrilla para la carrera de apertura salía su compatriota Esteban Guerrieri con el Chevrolet Cruze de Campos, pero una mala salida lo mandó al cuarto puesto, tras Bennani y Björk, si bien logró aguantar el ataque de Chilton. La primera vuelta fue limpia hasta llegar a Döttinger Höhe, donde los rebufos fueron clave: Björk superó a Bennani para colocarse segundo, Chilton superó a Guerrieri por el cuarto puesto y Huff pasó a ser sexto, presionando de inmediato al argentino.

Sin embargo tuvo que esperar al segundo paso por la larga recta de Döttinger Höhe, donde además de ver al británico colocarse quinto se produjo el cambio de liderato: Thed Björk adelantó a su compañero Néstor Girolami. Y en la última vuelta Tiago Monteiro sufrió un pinchazo que acabó con sus opciones en Nürburgring, casi como en 2016, incidente que también sufrió Néstor Girolami cuando acariciaba el segundo puesto. Ello sirvió en bandeja de plata el triunfo a Thed Björk, seguido de Bennani, Huff, Chilton, Guerrieri, Catsburg, que adelantó en la última vuelta a Michelisz, Coronel, Ehrlacher y Filippi.

En la segunda carrera una mala salida del poleman Michelisz pareció mandarle al tercer puesto, pero Catsburg y Huff se tocaron, permitiendo al húngaro situarse segundo tras el neerlandés. Pocos cambios hubo de ahí a la bandera a cuadros en una carrera mucho más tranquila que la primera. Catsburg abrió hueco para imponerse por delante de Michelisz y Huff, completando la zona de puntos Björk, Chilton, Bennani, Coronel, Guerrieri, Ehrlacher y Filippi. Tiago Monteiro tomó la salida desde el pitlane, pero al tener que superar a todos los vehículos del ETCC que completaban la parrilla este fin de semana sólo pudo remontar hasta el 13º puesto.

El nefasto fin de semana de Monteiro deja a Catsburg lider del campeonato por dos puntos, mientras que Björk es tercero a ocho puntos de su compañero de equipo. En un margen de 31 puntos encontramos hasta a siete pilotos, siendo los otros Chilton, Huff, Bennani y Michelisz. Por marcas Volvo aventaja a Honda en cuarenta puntos, mientras que en la clasificación reservada a pilotos privados Robert Huff es líder por un punto de ventaja sobre Tom Chilton.

La próxima cita del WTCC tendrá lugar dentro de tres semanas en el trazado urbano de Vila Real, en Portugal.

Foto | Polestar Cyan Racing