Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros rallyes
Logo Icon

4 MIN

Así se encamina el Mundial de RallyCross a su electrificación completa

A punto de empezar la temporada 2020 del World RX, es un buen momento de reflexionar acerca del rumbo de este campeonato que en teoría debía estar afrontando su año de transición antes de su electrificación en 2021. Los fabricantes dijeron adiós y el plan inicial se quedó en papel mojado, sin embargo, con el paso de los meses, dicho papel ha ido secándose y poco a poco ha dejado entrever que detrás de esos manchones de tinta hay una segunda opción para que los eléctricos lleguen a ser los protagonistas indiscutibles de las series.

La primera fase, la de la temporada 2020 del World RX implicará mantener el esquema actual, incluyendo de forma paralela el Projekt E que encabeza STARD y que llevará por primera vez vehículos de prestaciones similares a las de los actuales Supercars de la categoría reina del Mundial de RallyCross, pero en un formato 100% eléctrico. En este primer año no se mezclarán competiciones.

Todo ello dará paso al gran cambio de esquema de 2021, lo que IMG ha adelantado que será el mayor cambio para las series intercontinentales desde su creación en 2014. RX2, la categoría formativa (vehículos de tracción total con motores 2.4 litros Ford Duratec desarrollados por Mountune y que producen más de 310 CV) será sustituida por lo que se conoce como FIA E RallyCross, con coches eléctricos de tracción total desarrollados por QEV Technologies, la cual creará para 2021 un vehículo eléctrico a medida de 4 ruedas, chasis tubular, con una batería de 32kWh que desarrolla 250kW. Hasta 20 coches competirán entre sí como el primer paso eléctrico internacional para Rallycross en seis rondas europeas a un costo de 150.000 euros.

Mientras que el Euro RX Supercar y el S1600 se mantendrán sin variaciones y el Projekt E gozará de su segunda temporada, será el World RX el que afrontará su mayor cambio al ver por primera vez competir entre sí a vehículos 100% eléctricos y los actuales Supercars. Serán los alemanes de Kreisel los que se encargarán de suministrar todo el kit de electrificación, incluyendo “una batería de 52,65kWh de última generación con un innovador sistema de enfriamiento, dos motores de 250kW para cada eje y dos inversores”. El precio establecido será de 300.000 euros por el kit completo, a lo que se sumará unos 100.000 euros más en materia de mantenimiento durante cuatro años.

Transición a lo eléctrico igual de rápida, pero disimulada:

El resultado es similar al que ya hemos visto en el Andros Trophy. Tras el anuncio inicial de una transición abrupta a lo eléctrico, ambos campeonatos se encontraron con las suspicacias de los aficionados, y en alguno de los casos, con la de los propios promotores de algunas de sus pruebas más icónicas, tal y como sucedió con Lohéac. Ese rechazo inicial llevó a plantear un sistema en el que motores térmicos y vehículos alimentados por baterías pudieran convivir en la misma competición.

Si echamos un vistazo a los antecedentes ocurridos en el icónico trofeo invernal francés, tras una temporada, el eléctrico se impuso, tanto en el apartado deportivo como en el reglamentario, dando lugar a que los motores de combustión interna hayan desaparecido por completo del Trofeo, ahora denominado como e-Trophée Andros. Es precisamente eso lo que un servidor cree que se está empezando a gestar en el World RX con esa temporada de transición 2021 tras la que no se ha aclarado lo que ocurrirá.

Se buscará mostrar durante ese año la capacidad de lo eléctrico a los aficionados, revertir esa demonización y enseñar a los equipos que estos vehículos con baterías no son solo la mejor opción en cuanto a costes de mantenimiento, sino que también estarán por concepción un paso por delante de los motores convencionales debido a las propias características de la competición. Obviamente es tirar de una bola de cristal, pero parece obvio que, llegados a este punto, la intención no será la de equilibrar a través de reglamento a ambas tecnologías de propulsión, sino que los eléctricos canibalizarán por completo a las mecánicas de combustible fósiles. Jaque mate.

Plan del World RX para la temporada 2020:

Plan del World RX para la temporada 2021:

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable