CERRAR
MENÚ
Diariomotor Energía y SostenibilidadLogo Diariomotor Energía y Sostenibilidad

4 MIN

Acabar con la etiqueta Cero Emisiones de la DGT de los híbridos enchufables, ¿debería darse ese paso?

David Villarreal | @davidvillarreal | 22 Jul 2022

El debate al respecto de los híbridos enchufables sigue abierto. A priori, los híbridos enchufables se antojan como una solución mecánica interesante, e inteligente. Disponen de autonomía eléctrica para realizar trayectos del día a día - en su mayoría hasta un máximo de 40 kilómetros - sin consumir una gota de combustible y sin emisiones locales y además gozan de la codiciada Etiqueta Cero, la misma que disfrutan los vehículos eléctricos, permitiendo su acceso a Zonas de Bajas Emisiones en las que se ha restringido el tráfico a los coches más contaminantes.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando se agotan las baterías? ¿Y si el propietario de un híbrido enchufable utiliza su coche - lo cual carece de toda lógica - empleando siempre el motor de combustión interna? ¿Debería acabarse con la etiqueta Cero Emisiones y, por lo tanto, con los beneficios de que gozan los híbridos enchufables?

El debate al respecto de eliminar la etiqueta Cero Emisiones de los híbridos enchufables sigue abierto

La OCU alerta de cuán contaminantes son los híbridos enchufables

La última en alertar de que los híbridos enchufables pueden no ser tan "ecológicos" como parecen ha sido la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha realizado un estudio valorando las emisiones de 147 vehículos - que actualmente están a la venta - considerando CO2, NOx y micropartículas, e introduciendo también las emisiones que se generan en la producción de electricidad, según el mix español, para recargar eléctricos e híbridos enchufables.

En su análisis, los peor parados han sido sin duda toda una serie de híbridos enchufables que emplean motores de combustión interna de gran cilindrada y que según la OCU contaminan mucho cuando funcionan con gasolina. Un 38% de los híbridos enchufables analizados por la OCU son demasiado contaminantes, incluso más que otros muchos turismos con etiqueta C, o con etiqueta ECO y sistemas híbridos no enchufables y microhíbridos.

En ese mismo análisis, que ha otorgado valoraciones muy pobres a las versiones híbridas enchufables de modelos como Mercedes GLE (1 estrella de 5) o Porsche Cayenne (1 estrella de 5), sí han salido bien parados modelos como las versiones híbridas enchufables de Renault Mégane (4 estrellas de 5) y Renault Captur (4 estrellas de 5).

La OCU alerta de cuán contaminantes son algunos híbridos enchufables cuando se agota su batería, sobre todo aquellos que emplean motores de combustión de gran cilindrada

La etiqueta Cero Emisiones de los híbridos enchufables

La OCU no es la única que desde hace tiempo viene advirtiendo que debería revisarse el etiquetado medioambiental. Si se maximiza el uso en modo eléctrico de un híbrido enchufable se puede conseguir que sus emisiones locales sean mínimas, próximas a cero. Pero el problema reside en el hecho de que para minimizar las emisiones de un híbrido enchufable es necesario confiar en que el cliente aprovechará al máximo la recarga de baterías y circulará la mayor parte del tiempo en modo eléctrico. De otra forma, muchos híbridos enchufables pueden llegar a ser significativamente más contaminantes que un turismo medio con motor diésel o gasolina.

Recientemente veíamos como algunos países ya se están planteando acabar con las ventajas, ya no solo a nivel de etiquetado, sino también en el ámbito fiscal, de los híbridos enchufables y los eléctricos. Suiza, por ejemplo, se encuentra en estos momentos estudiando cómo gravar a los coches eléctricos y enchufables, planteándose un sistema que podría basarse en una tarificación por uso, por kilómetro recorrido.

OCU defiende la revisión del etiquetado ambiental, para acabar con un sistema en el que, según esta organización, "se discrimina en este caso a los dueños de coches que, aunque contaminan menos, tienen una etiqueta peor".

¿Qué es un híbrido enchufable?