CERRAR
MENÚ
Diariomotor Energía y SostenibilidadLogo Diariomotor Energía y Sostenibilidad

3 MIN

BMW ya piensa en verde y su próxima plataforma también será para coches de hidrógeno

Elena Sanz Bartolomé | 8 Ago 2022
Bmw Ix5 Hydrogen 01
Bmw Ix5 Hydrogen 01

BMW sigue completando el puzzle sobre el futuro como marca. El último paso lo ha dado en dirección a los vehículos de hidrógeno: los bávaros ya habían apostado por esta tecnología, pero ahora han ido un paso más allá. La plataforma sobre la que se asentarán los nuevos modelos no sólo albergará coches eléctricos, también de hidrógeno.

Como decíamos, BMW se encuentra entre los defensores de los vehículos de pila de combustible, que convierten el hidrógeno en electricidad y lo único que emite es agua. Ven esta tecnología como la solución ideal para los modelos más pesados como los SUV, el segmento más demandado. ¿La razón? Son coches que se suelen usar para llevar a cabo viajes largos y necesitan baterías más grandes (y caras) para ofrecer autonomías decentes. La pila de combustible eliminaría este hándicap.

13
FOTOS

Oliver Zipse, CEO de BMW, ha confirmado que la próxima plataforma de la marca (bautizada como Neue Klasse, Nueva Clase) será flexible porque albergará coches eléctricos, pero también ofrecerá la posibilidad de incluir pilas de combustible, según las declaraciones recogidas en Automotive News Europe: “Desde nuestro punto de vista, el hidrógeno es la pieza que falta en el rompecabezas. Puede llegar allí donde los sistemas de propulsión eléctricos no lo hacen”

Si todo va según lo previsto en la hoja de ruta de BMW, los primeros modelos asentados sobre la plataforma Neue Klasse llegarán en 2025. Su producción aumentará cuando, un año después, la fábrica de Múnich comience a fabricar coches sobre ella: “A finales de esta década, esperamos que más de la mitad de las ventas globales de la marca provengan de vehículos montados sobre esta arquitectura”.

Los primeros en acaparar las líneas de producción serán un sedán con un tamaño parecido al BMW Serie 3 y un “SUV deportivo. También podríamos imaginar un tren motriz de hidrógeno para esta nueva generación de vehículos”.

BMW iX5 Hydrogen

BMW ya ha trazado un camino hacia las emisiones nulas y su primera parada será el BMW iX5 Hydrogen, una versión del BMW X5 con pila de combustible que llegará a finales de año. Aunque será una producción limitada, la marca ya está pensando “en una posible próxima generación”.

BMW presentó el prototipo en la feria de movilidad IAA en Múnich en 2021: un proyecto que fue financiado, en parte, por el gobierno alemán. El BMW iX5 Hydrogen es un vehículo de hidrógeno con una potencia de 380 CV y su repostaje no llevará más de cuatro minutos.

El mundo del motor y el hidrógeno

BMW no es la única marca que ha apostado por el hidrógeno. No hace mucho, Renault presentó el Renault Scénic Vision: un prototipo que anticipa tanto su próximo SUV eléctrico como un futuro sistema de propulsión híbrido que combina celdas de combustible de hidrógeno y baterías de iones de litio. La marca francesa (igual que el Grupo Stellantis) cuenta, además, con furgonetas comerciales con batería de hidrógeno

Toyota continúa vendiendo, en cantidades limitadas, el Toyota Mirai de pila de combustible de hidrógeno; un sedán que, eso sí, no es un híbrido de batería como los modelos de Renault y BMW. Daimler, por su parte, decidió en 2020 dejar de desarrollar el Mercedes GLC F-Cell (su SUV de celda de combustible) debido a sus altos costes y la limitada infraestructura de reabastecimiento de hidrógeno que existe actualmente.

13
FOTOS