comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

6 MIN

Maranello, la ciudad que debes visitar antes de morir

Viaje al cuartel de operaciones del Cavallino Rampante | Por Pepe Giménez

Maranello es una ciudad al norte de Italia sin monumento alguno, pero que representa una catedral que debe visitar todo aficionado al motor desde que, en 1942, Enzo Ferrari decidiese instalar ahí la sede del que sería el equipo de competición más laureado de todos los tiempos… Maranello tiene un encanto especial. Quizás sea un pueblo sin vida, pero desprende una pasión que atrapa al contemplar que cada calle, comercio, plaza o tienda gira en torno a la marca que representa la máxima pasión por el automóvil deportivo.

Calles por las que encontrarás orgullosos propietarios de algún Cavallino Rampante, ingenieros del equipo de Fórmula 1, enfermos tiffosi... Incluso, con un poco de suerte, a algún campeón del mundo de la categoría reina del automovilismo por sus calles.

Nosotros ya tuvimos la oportunidad de visitar el interior de la fábrica de los sueños y contemplar cómo se fabrica un Ferrari, después de nuestra prueba al Ferrari FF —el primer Cavallino con tracción total— pero… ¿qué se esconde en Maranello? No te pierdas nuestra Guía de Viaje.

Via Abetone Inferiore 4. Toda visita a Maranello debe comenzar por la Via Abetone Inferiore 4, la antigua entrada de Ferrari. Allí tenía un terreno Enzo Ferrari, cuando en 1972 decidió trasladar su fábrica de coches de carreras desde Módena.

Ferrari Store. La Ferrari Store se encuentra en un sitio privilegiado: justo enfrente de la antigua entrada de Ferrari. Un lugar de paso obligado para llevarse algún recuerdo de tu visita a Maranello.

La Ferrari Store tiene 650 metros cuadrados de exposición. Decorada con imágenes históricas, pretende reflejar el espíritu de Ferrari y la historia de la marca. Fue rediseñada en 2013 por los arquitectos de Iosa Ghini Studio. Tiene dos entradas: una dedicada al mundo de los F1 y otra para los fans de los Ferrari de calle, con coches de exposición en ambos accesos.

En la tienda puedes encontrar desde ropa, hasta caros relojes. Por supuesto, tienes a tu disposición una réplica del casco del Fernando Alonso, una imitación de llave de un Ferrari o réplicas de volante como los que usaban los primeros Cavallinos…

Si visitas Maranello y no sabes donde alojarte, te recomendamos que lo hagas en el Hotel Planet. Está en el mismo edificio de la Ferrari Store y a 20 metros de la entrada de Ferrari. Los precios parten desde 50 euros en temporada baja y allí se alojan con frecuencia algunos pilotos como Marc Gené o Pedro de la Rosa cuando están de paso por Maranello.

Muchos tiffosi sueñan con conducir un Ferrari, y hacerlo en el entorno de Maranello es la oportunidad ideal. “Push Start” es una empresa dedicada a ello, que se encuentra a escasos metros del Museo Ferrari y puedes elegir entre pilotar varios Ferrari… o pasarte al lado oscuro y conducir un Lamborghini GallardoLP700-4

Conducir un Ferrari es algo especial… pero también realmente caro. Los precios oscilan entre 70€ por un paseo de diez minutos en un Ferrari F430 y 1.250€ por dos horas en un 458 Spider.

Al menos, podrás rememorar cuantas veces quieras estos paseos porque llevan incluido servicio de vídeo y fotografía…

Via Musso parece una calle tranquila… pero tiene más movimiento del que parece. En ella se encuentra la “puerta trasera” de la factoría, por donde entran los prototipos de la marca y los vehículos que vienen de su road-test tras salir de la línea de montaje. Si tienes paciencia, podrás ver pasar los últimos modelos de la marca…

Quizás tengas suerte y te encuentres con un LaFerrari como el que vimos…

En la Plaza de la Libertad se encuentra el Ayuntamiento de Maranello. A escasos metros, se encuentra el Hotel Domus, con un restaurante italiano muy recomendable para cenar. Calidad, cantidad y buen precio…

En el hall del Ayuntamiento de Maranello se encuentra este Ferrari 575M, de 515 CV, para deleite de sus trabajadores. Fue donado por el presidente Luca Cordero di Montezemolo en noviembre de 2005.

Tiendas no oficiales. Si la Ferrari Store te parece cara, siempre hay “otras” tiendas que puedes visitar con buenos precios para llevarte regalos y recuerdos. Junto a “Push Start” está una de las más demandadas, “Warm up”, con los principales productos del mundo Ferrari.

¿Dónde comer? El Restaurante Cavallino, también enfrente de la antigua entrada de Ferrari, es un lugar de paso obligado…

Aquí solía comer Enzo Ferrari con frecuencia. Incluso tenía una habitación reservada para él, que ahora usan los pilotos de F1 para disfrutar de intimidad durante las comidas… El Restaurante Montana,a las afueras, es el otro restaurante frecuentado por los pilotos de Fórmula 1 y su entorno.

La decoración gira en torno a la Fórmula 1: cascos de antiguos pilotos, motores y piezas de monoplazas ambientan el restaurante.

Los reyes del mambo. Alonso, Gené y Massa posan orgullosos en una foto en la entrada del local.

Al oeste, junto al túnel de viento, se encuentra la “nueva” entrada de Ferrari de Via Circonvallazione Est. Por ahí es por donde acceden los trabajadores de la fábrica cada mañana. Al cruzar el acceso nos encontraremos con el túnel de viento y el Centro de Desarrollo de Producto a la izquierda. A la derecha queda la línea de ensamblaje de motores.

La Galería del Viento, como aquí la llaman, se construyó en 1997. La estructura principal es un cilindro de 80 metros de longitud con más de 300 sensores. En su interior se introducen vehículos en desarrollo que se someten a flujos de aire entre 150 y 250 km/h para verificar sus cualidades aerodinámicas.

La rotonda que da acceso a la nueva entrada de Via Circonvallazione es toda una declaración de intenciones. Un Cavallino bañado en un símil de plata la preside por todo lo alto…

En Viale Ascari se encuentran las instalaciones de la Scuderia Ferrari propiamente dichas, denominadas la Gestione Sportiva. La labor mecánica sobre los monoplazas se realiza en estos edificios donde no es posible acceder. Actualmente, se está levantando un nuevo edificio de la Gestione Sportiva que pretende ser el nuevo emblema de Ferrari, donde anteriormente estaba el párking anexo al Restaurante Cavallino. Para 2015 debería estar listo.

La Gestione Sportiva está junto al circuito de Fiorano, también propiedad de Ferrari, e inaugurado en 1972. Como ya no están permitidos los test de Fórmula 1, el circuito está orientado a la puesta a punto de los deportivos de calle. Tiene 14 curvas, una recta de más de 700 metros y una longitud de casi 3 kilómetros… Al circuito no es posible acceder, pero siempre se puede curiosear si hay actividad en pista a través de las vallas de las calles anexas.

La Iglesia de Maranello. En ella tocan las campanas cada vez que un Ferrari gana un Gran Premio…

¿Te has quedado con ganas de más? El museo Ferrari será nuestro próximo capítulo de la sección “Foto a Foto”. Auténticas joyas se esconden en esta nave que se renueva cada temporada…