Réquiem por el Volkswagen Scirocco: breve historia del coupé compacto alemán, ayer y hoy, en 55 imágenes

 |  @davidvillarreal  | 

La luz se apaga para el compacto de Volkswagen. El Volkswagen Scirocco nos deja y con él se marcha una de las propuestas más originales de la marca alemana, y un nombre histórico, que se remonta a los años setenta y al que hoy queremos rendir homenaje con este repaso gráfico a su historia, desde el primer Scirocco, hasta el Scirocco moderno, el del siglo XXI.

Por David Villarreal

El Volkswagen Scirocco vino a cubrir un espacio interesante, y a la postre necesario, dentro de la gama Volkswagen. Los de Wolfsburgo necesitaban un producto fresco y juvenil, que aportase algo más a una categoría en la que el Volkswagen Golf dominaba con autoridad. Y el resultado fue un vehículo compacto, de tres puertas y cuatro plazas que, por desgracia, difícilmente tendrá sitio en una nueva era para Volkswagen en la que el foco estará puesto en el coche eléctrico, y los SUV, que parecen haberse convertido en la nueva propuesta aspiracional del cliente, por encima del coupé de antaño.

¿Pero cuáles fueron los precedentes del Volkswagen Scirocco moderno?

Del Beetle al Golf, el Passat y el Scirocco. A comienzos de los años setenta Volkswagen estaba trabajando en el comienzo de una nueva era, en el establecimiento del coche europeo tal y como lo conocemos ahora, y en el siguiente gran paso tras el concepto de automóvil que se había impuesto durante décadas con productos como el Volkswagen Beetle. El Volkswagen Scirocco sería una pieza más del tridente formado junto con el Volkswagen Golf y el Volkswagen Passat.

El pionero. Aquel primer Volkswagen Scirocco heredó la plataforma de su hermano el Golf, con un diseño mucho más atrevido y deportivo, y sin compartir ni un solo panel exterior con aquella primera generación del compacto que llegaría hasta nuestros días, obra de Giorgetto Giugiaro. Como curiosidad, el primer Scirocco comenzaría a venderse unos meses antes que el primer Golf, debido a numerosos problemas en la producción que Volkswagen tuvo que resolver en 1974.

Deportivo, por dentro, y por fuera. Un vistazo al interior del primer Scirocco nos recordará, inmediatamente, al primer Golf. Y eso es lógico, porque ya os decimos que compartían plataforma y muchos componentes. En cualquier caso, este Scirocco nació con la deportividad siempre en mente. Basta con fijarnos en el reloj, y el indicador de la temperatura del aceite, justo detrás de la palanca de cambios, detalles que el Golf también recibiría en su primer GTI, para percatarnos de la filosofía de este coche.

El deportivo para todos los públicos, y todos los bolsillos. El objetivo del primer Scirocco no era otro que ofrecer un deportivo que fuera realmente práctico, y apto para el día a día, con un precio asequible y tracción delantera. De ahí que se optase por un diseño compacto y estética coupé. Los compactos deportivos modernos le deben tanto, o más, al Scirocco, como al primer Golf GTI.

Viper green. El Volkswagen Scirocco GT de 1978 que vemos en estas imágenes, con acabado viper green,
es el mejor ejemplo de lo que significaba el Scirocco en aquellos años y de su concepto de vehículo aspiracional, pero práctico. Este color acompañaría a Volkswagen hasta nuestros días y tendría su influencia en el Scirocco hasta su última y más reciente generación.

El Scirocco de Karmann. A comienzos de los años ochenta llegaría un nuevo Volkswagen Scirocco que, si bien no había sido diseñado por Giugiaro, como el primero, preservaría en la medida de lo posible la estética y la filosofía de su predecesor. Este segundo Scirocco, como el primero, siguió fabricándose en Osnabrück, Alemania, por el fabricante Karmann que ya había trabajado con Volkswagen en numerosos proyectos anteriormente, incluido el famoso Karmann Ghia.

La deportividad siempre presente. En esta segunda generación la deportividad de nuevo estaba presente, por dentro y por fuera.
Y sí, en la consola central también incluía un indicador de la temperatura del aceite.

Un modelo clave. El Volkswagen Scirocco se convertiría en uno de los modelos más relevantes, junto con Passat y Golf,
de la nueva era de Volkswagen. Fueron estos tres modelos los que definieron a Volkswagen, y al turismo europeo, tal y como lo conocemos ahora.

El coupé más popular de Volkswagen. El Volkswagen Scirocco es, con diferencia, el coupé más popular de Volkswagen. Sus dos primeras generaciones vendieron cerca de 800.000 unidades (exactamente 795.650 unidades). El Scirocco alcanzó el millón de unidades en 2013, después de que su tercera generación alcanzase las 204.350 unidades en menos de cinco años en los concesionarios.

El parón del Scirocco. En 1992 saldría de la fábrica el último Volkswagen Scirocco, después de 795.650 unidades, y entonces se produciría un parón hasta la llegada del último Scirocco, bien entrado el siglo XXI.

El nuevo Scirocco. Volkswagen anuncia en 2006 que está trabajando en un nuevo Scirocco, basado en la plataforma del Golf V y concebido para ser fabricado en la factoría de Volkswagen en Palmela, Portugal, muy cerquita de Lisboa.

El Volkswagen Iroc. De nuevo el viper green se convierte en el protagonista del Scirocco, con un prototipo,
el Volkswagen Iroc, que fue la primera aproximación al nuevo Scirocco que conocimos allá por el año 2006.

La filosofía deportiva del Scirocco en el Iroc. Por dentro, nos encontrábamos con un interior muy futurista, que a día de hoy puede parecer premonitorio. Fijaos en esa instrumentación con diales circulares con lo que a priori deberían ser pantallas, una filosofía que hoy nos recordará a los Porsche modernos, o a las instrumentaciones completamente digitales de Volkswagen y sus marcas. Y sí, de nuevo nos encontramos con un indicador de la temperatura del aceite y la presión del turbo en la consola central.

El deportivo de los pobres. No lo digo yo, lo decía Volkswagen. En su presentación, en 2008, Volkswagen se refería al nuevo Scirocco como “un deportivo asequible, para cualquier día del año”.

Un cuatro plazas. No era fácil, en nuestros días, encontrar sitio para un Volkswagen Scirocco con un Volkswagen Golf con tanta variedad de carrocerías y opciones, incluido un tres puertas, y un GTI. Pero Volkswagen lo consiguió con un diseño más atrevido y una filosofía propia de un coupé, que incluía ofrecer dos plazas traseras en dos butacas independientes.

Volkswagen Scirocco R. Entre las múltiples versiones que han existido del Scirocco moderno, merece especial atención el Scirocco R. Y lo merece porque encontró su sitio con más potencia que el Golf GTI, pero preservando su condición de tracción delantera, en un momento en que el Volkswagen Golf más deportivo, que ya era el Golf R, había apostado por la tracción total.

El fin del Volkswagen Scirocco. Y por fin llegamos a 2017, año en el que el Volkswagen Scirocco ha dejado de fabricarse siendo,
no obstante, uno de los modelos más longevos de la historia más reciente de Volkswagen. No parece que vaya a haber sitio para un sucesor, al menos como lo entendíamos hasta ahora. Volkswagen apostará ahora por nuevas ideas, como un compacto eléctrico que no estará vinculado al Golf. Y Volkswagen ahora ha de centrarse en segmentos mucho más rentables que han ocupado el espacio del concepto de automóvil aspiracional que ostentó el Scirocco, como los SUV.

Os recomendamos navegar por la siguiente galería con 55 imágenes de la historia del Volkswagen Scirocco, desde 1974, hasta nuestros días.

  • Angel Macón

    Aunque no se llamara Scirocco, el VW Corrado se merece con todas las de la ley ser considerado como “el Scirocco III”, ya que sucedió al Scirocco II y precedió al actual y, de hecho, se os ha “colado” en una de las fotos del post.
    Es más, el Corrado se parece más al primer Scirocco que el segundo (ese quiebro en la línea de cintura bajo las ventanillas es una clara herencia del Scirocco I)

    • blackplus

      Me lo has quitado de la punta del teclado, jeje, este artículo no está completo si no se incluye al Corrado, aunque no se llame Scirocco.

    • X 2.0

      Yo también iba a decir lo mismo, el Corrado es sucesor en la línea del Scirocco mk2 y como bien dices se parece mas al primero que el mk2. En aquella época a Volkswagen le dio por cambiar el nombre de algunos de sus productos, el Jetta por ejemplo, durante dos generaciones aquí en europa se llamaba Vento y después Bora.

  • Usuario

    Ahora la gente joven prefiere comprar lavadoras con amortiguadores y 4 ruedas.

  • Luis

    Muy torpe no incluir al Corrado en la cronologia