Inside Opel: así se creó el Opel GT, un prototipo con 50 años de historia

 |  @ClaveroD  | 

Viajamos hasta la sede de Opel en Rüsselsheim para conocer de primera mano al Opel GT, hablar con sus diseñadores y traerte no pocas sorpresas sobre este prototipo

Por David Clavero

Hoy me siento un privilegiado, no todos los días te permiten conocer un verdadero prototipo como el Opel GT, y además hacerlo con su equipo de diseñadores como embajadores y dispuestos a responder a todas tus preguntas. Si existe algo mágico en la industria del automóvil esa es la idea de poder llevar a las calles esos sueños imposibles que todos hemos tenido en algún momento.

Trazos imposibles, materiales increíbles y propuestas adelantadas a su tiempo, así es como debe de ser un verdadero prototipo y así es como el nuevo Opel GT fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2016. Opel quería rendir homenaje al primer Opel GT que fue presentado en 1965. Hablamos de medio siglo de diferencia donde la industria del automóvil ha cambiado drásticamente, y donde aquella idea de fabricar prototipos también se ha diluido hasta los más actuales concept cars que son modelos casi de producción.

Por este motivo, el equipo de diseño de Opel se embarcó en un proyecto arriesgado que incluso les obligó a convencer a los directivos de la marca para poder convertirlo en realidad. Querían volver a crear un prototipo, un prototipo de verdad pensado para soñar y no para actuar como globo sonda ante público y prensa. Así fue como nació el nuevo Opel GT, de una hoja en blanco a convertirse en el mejor prototipo del Salón del Automóvil de Ginebra 2016 con galardón incluido.

El Opel GT se presentó en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, descubriéndose como homenaje al primer Opel GT y adelantando cómo sería la visión actual de este concepto. Apenas 3,85 metros de longitud, 998 kilogramos de peso y 145 CV de potencia.

El primer Opel GT fue presentado en versión prototipo en el año 1965, un prototipo que rompía moldes en la Opel de aquellos años y que hacía suya la nueva corriente de diseño deportivo inaugurada por modelos tan icónicos como el Chevrolet Corvette Stingray o el Ferrari 250 GT.

Tras 50 años recordando a aquel primer Opel GT, desde el equipo de diseño de Opel decidieron rendir homenaje a ese concepto, pero trasladando esa idea a los actuales cánones. El proyecto no buscaba llegar a producción, sólo dar rienda suelta a sus diseñadores.

El primer paso del equipo de diseñadores de Opel no fue otro que un Brainstorming donde poner en común que debía significar el nuevo Opel GT. Desde aspectos como su filosofía, hasta otros apartados como son las sensaciones percibidas, sus materiales, sus texturas, olor o vinculación con la sociedad. Aunque pueda parecer una locura, un coche debe transmitir un sinfín de ideas, y este panel nos muestra qué es el Opel GT.

Con las ideas claras sobre qué se pretendía mostrar con el nuevo Opel GT, el paso siguiente es ponerse manos a la obra para crear el Opel GT en 2D. Pese a que las nuevas tecnologías han calado hondo en todo estudio de diseño, el grueso del trabajo de concepción sigue estando supeditado al papel, los rotuladores y el carboncillo.

Un aspecto que me llamó poderosamente la atención en el Opel GT 2016 fue la importancia de integrar nuevos materiales. Nuevas inspiraciones surgidas de elementos tan psicodélicos como la última moda en zapatillas deportivas o las infinitas posibilidades que ofrece la impresión 3D. Desde sus asientos al revestimiento de sus tapizados, el Opel GT sorprende tanto, o más, por sus texturas que por sus diseños.

La importancia de los nuevos materiales no es baladí, y es que la industria del automóvil ha encontrado en los nuevos procesos de fabricación y en esos materiales un filón para ofrecer personalización y nuevas ideas a sus clientes.

Si echamos una mirada al interior de este Opel GT de 1968 restaurado, podemos ver un ambiente muy deportivo con elementos tan curiosos como su llamativa tapicería completa en rojo o gadgets como una palanca mecánica que servía para activar sus faros escamoteables. Con 90 CV y un 0-100 Km/h de poco más de 10 segundos, el Opel GT fue un deportivo muy valorado por su confort y sus muy buenas prestaciones.

Si nos fijamos en el interior del nuevo Opel GT nos encontramos esa misma idea de habitáculo espacioso, para dos únicas plazas, pero con un puesto de conducción muy deportivo. Sorprendentemente, los asientos tapizados con tela de zapatilla deportiva son realmente cómodos, la visibilidad muy buena pese a sus puertas translúcidas y la sensación de espacio mucho mayor de lo que piensas al ver desde fuera a este deportivo que apenas te llega por la cintura.

Tras esas ideas claras y los primeros bocetos aprobados, es turno de pasar al lado más tecnológico del diseño de automóviles. Potentes herramientas y aún más potentes máquinas son capaces de llevar a la realidad cada idea. De esta forma el Opel GT nace en su versión virtual permitiendo así probar infinidad de configuraciones y retoques para dar el paso definitivo hacia los modelos a escala.

He aquí por ejemplo un modelo a escala 1:1 del primer Opel GT antes de llegar a su versión final que sería presentada en 1965. Hablamos de un Clay Model, una escultura realizada en un compuesto de arcilla y silicona que permite ser moldeada tantas veces sea necesaria para crear un modelo de proporciones reales.

Los Clay Model no sólo se fabrican para la carrocería del vehículo. En un proceso de fabricación y mejora que puede tomar entre 2 y 4 semanas, se fabrican varios Clay Model en los que por supuesto también se tiene en cuenta el interior.

Estos Clay Model, una vez van adquiriendo sus proporciones y diseño definitivos, son pintados y enlucidos hasta alcanzar un aspecto muy cercano al de producción. Este detalle es el mejor apunte para descubrir cómo muchos de esos prototipos que vemos en los salones son poco más que arcilla muy bien trabajada.

El siguiente gran paso tras aprobar los Clay Model y verificar todas sus cotas, no sería otro que la construcción de modelos a escala real. Y este es el primer prototipo que se creó para confeccionar el habitáculo final del Opel GT. Aquí ya se presentan los materiales finales, quedando tan sólo el paso definitivo hacia su instalación en un chasis para convertirse en un vehículo preparado para ser validado y convertirse en un coche completamente funcional.

El resultado final sería este prototipo, éste en concreto pues sólo se ha fabricado un único Opel GT. Lo mejor de todo es que este repaso en imágenes al proceso de concepción ha sido sólo el principio, pues en una segunda parte os descubrimos qué se siente al conducir un coche único… ¡Sí!, nos hemos subido al Opel GT.

Bonus: uno de los detalles que tuvo Opel para con los pocos afortunados que asistimos a este evento, fue brindarnos la oportunidad de conocer en persona a Erhard Schnell, el padre del primer Opel GT. Con cerca de 90 años, este señor nos relató algunas de sus anécdotas y vivencias de la época, desde historias sobre cómo era el sector del automóvil en aquella época de posguerra, hasta cómo algunos de los diseñadores más importantes de la actualidad primero fueron alumnos suyos.

Lee a continuación: Opel GT Concept: 1.000 kg de coupé tricilíndrico en vídeo

  • Rotodos Shur

    Supongo que tendran que ponerle espejos y ventanas totalmente transparentes para poder venderlo.

  • JaumeRuizRuanoMarcos

    Yo veo el frontal tan bajo de este coche y pide a gritos unos faros escamoteables, esas luces tan bajas y demasiado afilados deberian ser los intermitentes, mira la primera foto de este coche y imagínate unos faros escamoteables redondos encima de esos, seria una belleza. Tambien para el mx5