ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

3 MIN

Este prototipo con un V6 de cuatro cilindros y 340 caballos adelanta el futuro de los vehículos de combustión con hidrógeno

Dos años después de su presentación original, Alpine presenta este viernes 10 de mayo la segunda versión del Alpine Alpenglow Hy4 en el entorno de las 6 Horas de Spa, rodando en el mítico trazado belga al día siguiente antes de la tercera prueba del año del Mundial de Resistencia. Se trata de una muestra de lo que Renault está desarrollando en materia de hidrógeno para sus objetivos de neutralidad de carbono en Europa de cara al año 2040, así como a nivel mundial de cara a 2050.

Motor V6 alimentado por hidrógeno

Este Alpine Alpenglow Hy4 monta un propulsor V6 turbo 2.0 de cuatro cilindros que ofrece 340 caballos. No es un motor adaptado para usarlo con hidrógeno, sino un propulsor ideado desde un primer momento para funcionar con hidrógeno ‘caliente’. Se trata de un coche bastante largo con 5,20 metros, 2,15 metros de ancho y apenas 1,10 metros de alto – la parte trasera hace referencia al Alpine A220 de finales de los sesenta, cuando se fabricaban carrocerías de cola larga para circuitos donde era necesario maximizar velocidad punta y estabilidad a altas velocidades (caso de Le Mans).

Si bien a nivel aerodinámico lleva varias actualizaciones con respecto al Alpenglow que vimos en 2022, lo interesante es ver lo que se ha hecho debajo del capó de este coche basado en un LMP3. El motor se alimenta a base de hidrógeno (en estado gaseoso, más complicado para controlar la detonación) con un sistema de inyección directa a 40 bares e inyección de agua para reducir las emisiones de NOx. El hidrógeno se almacena en tres depósitos de 2,1 kilogramos cada uno a 700 bares de presión, uno en cada pontón y otro en la parte trasera del habitáculo.

R-DAM_1565201

Del depósito a 700 bares se pasa a un regulador de presión, donde baja a 200, para llegar a 40 bares a la cámara de combustión. Alpine se decantó por esta opción teniendo en cuenta el gran peso de los sistemas de pila de combustible, además de ser estos en esencia un sistema de propulsión eléctrica sin sonido mientras que un motor que queme hidrogeno sigue manteniendo un sonido que muchos, sobre todo los más fans de las carreras, prefieren.

Este sistema también tiene menos requisitos de refrigeración puesto que el calor se disipa por el sistema de escape en lugar de los radiadores como es el caso en la pila de combustible. Eso sí, el principal problema que se debe solucionar es el de la eficiencia del hidrógeno ‘caliente’ con respecto al combustible convencional (o incluso con el combustible sintético).

El Alpenglow también estará en Le Mans junto al Alpine A290 eléctrico

Además de esta presentación en Spa, Alpine llevará el prototipo de hidrógeno a las 24 Horas de Le Mans, su prueba de casa del WEC, junto al Alpine A290 que al fin presentará en sociedad como el primer deportivo eléctrico de la marca. Que lo haga en Le Mans es significativo por otro motivo, estando previsto que haya prototipos de Le Mans corriendo con hidrógeno en unos años como ya mostró Toyota tiempo atrás.

Cargando...