CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

3 MIN

Antes del BMW M4 CSL existieron otros dos Competition Sport Leichtbau

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 31 May 2022
Conversion Manual Bmw M3 Csl Smg E46 17
Conversion Manual Bmw M3 Csl Smg E46 17

Hace unos días conocíamos al BMW M4 CSL, la versión más radical del deportivo por antonomasia de la firma de Múnich, con 550 CV y una dieta de adelgazamiento de 100 kg para las mil unidades que portarán las icónicas siglas de Competition Sport Leichtbau. Sin embargo, antes de este M4 tan especial BMW utilizó la denominación CSL para dos modelos más.

Echando marcha atrás en el tiempo nos encontramos con el que sería el antecesor directo del citado M4, el M3 CSL E46 presentado en 2003, para muchos el mejor M de la historia. Así pues, el M3 CSL contaba con un peso 110 kg inferior al de un M3 convencional fruto de eliminar elementos innecesarios e incorporar otros como el techo en fibra de carbono. Además, equipaba un kit de carrocería específico en el que el spoiler trasero y el paragolpes delantero con el orificio para la toma de aire eran sus principales señas de identidad.

22
FOTOS

A todo ello se le unía unos muelles y suspensiones específicos, en parte debido al menor peso que debían de soportar, una dirección más rápida, además de uso árboles de levas y colector de admisión revisados para elevar la potencia hasta los 355 CV frente a los 343 CV del modelo base.

Sin embargo, este M3 CSL tenía un gran pero para muchos, y no era otro que el cambio automático SMG II, la única transmisión disponible, imbatible sobre el papel con una velocidad de 80 milisegundos entre transiciones, pero que muchos propietarios han optado por transformar en manual, ya que esta transmisión es básicamente un cambio manual robotizado.

El BMW 3.0 CSL de 1972 puede considerarse el primer M de la historia

Aunque debemos remontarnos hasta 1972 para descubrir cuál fue el primer CSL de BMW: el BMW 3.0 CSL producido entre 1971 y 1975 y del que sólo se fabricaron 1.096 unidades. Además, también cuenta con el honor de ser el primer producto de BMW Motorsport, lo que significa que podemos considerarlo como el primer M de la historia.

A diferencia de los anteriores, el 3.0 CSL es un coupé de cuatro plazas no tan radical, pero que ya en la época pasó por un estricto programa de adelgazamiento al incorporar las puertas y capó en aluminio y ventanillas en plexiglás para así reducir el peso en 182 kg.

Respecto al apartado mecánico, como no podía ser de otra forma, pivota sobre un seis cilindros de tres litros de cilindrada, pero que a diferencia de los anteriores, no es tan puntiagudo (se trata de un motor de carrera larga y no supercuadrado) desarrollando 206 CV a 5.600 rpm y 286 Nm de par a 4.200 rpm, cifras con las que firma un 0 a 100 km/h en unos aún muy decentes 7,3 segundos.

11
FOTOS