Audi A4 2019, prueba en vídeo: ¿en qué ha cambiado el caballo de batalla de Audi?

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Prueba Audi A4 2019 16

Hace apenas unas horas que hemos regresado de los Alpes italianos, donde Audi nos convocó a probar su renovada berlina mediana. El Audi A4 B9 fue lanzado al mercado en 2015, y cuatro años después de su estreno comercial, recibe un completo lavado de cara. Un facelift en el que no sólo cambia su estética, si no también su carga tecnológica y sus motorizaciones, que ahora son semi-híbridas en su práctica totalidad - recibiendo el preciado distintivo ECO de la DGT. Además, también estrena una interesante versión S4, solo disponible con un motor TDI de 347 CV. En esta prueba en vídeo os vamos a enseñar cómo ha cambiado el Audi A4 y vamos a tratar de averiguar si consigue mantener el tipo frente a sus rivales, también recién actualizados.

Prueba en vídeo del Audi A4 2019: así ha cambiado

Lo primero que advertimos al recoger los coches en el aeropuerto de Bolzano (Italia) son los cambios estéticos del Audi A4. Están concentrados en su frontal, con una calandra “single frame” de mayores dimensiones, que nos recuerda a la de sus hermanos mayores, concretamente a la del Audi A6. Las ópticas frontales también cambian: ahora son LED de serie, pero han perdido ese quiebro, ese guiño que las hacía diferentes a las de otros Audi. El coche pierde diferenciación y personalidad, pero tampoco puedo negar que gana empaque visual. En la parte trasera del Audi A4 unos pilotos traseros rediseñados son el único cambio: son siempre LED y si la unidad equipa iluminación adaptativa, nos saludan con una animación al abrir y cerrar el coche.

Existen nuevos tonos para la carrocería y una variada selección de llantas de entre 17 y 19 pulgadas.

Aunque no lo parezca, el frontal rediseñado del Audi A4 2019 aumenta su longitud en 24 mm, y su anchura en 5 mm, gracias a unos musculosos pasos de rueda. Se puede comprar en tres “sabores” diferentes a nivel de acabado exterior: un elegante y sobrio Advanced, un S line de corte más dinámico y un Black Line, disponible solo con carrocería Avant. Pasamos al interior del coche, que es en verdad la parte con menos cambios de este Audi A4 2019. Todo sigue estando en el mismo sitio, y no podemos decir que estrena una instrumentación digital, porque fue uno de los primeros Audi en disponer de ella hace ya cuatro años. Las novedades se centran en su conectividad y tecnología, sin apenas cambios en el diseño interior y sus calidades, que siguen rayando a un altísimo nivel.

El Audi A4 sigue siendo la berlina mediana con mejores ajustes y acabados, pero ahora también es una de las más tecnológicas. Estrena un sistema de infotainment MMI con pantalla de 10,1 pulgadas y el mando de control del sistema pasa a ser el propio panel táctil, donde podemos “escribir” la dirección a la que nos dirigimos, o simplemente decírsela al coche, ya que el sistema de reconocimiento por voz ha sido mejorado. Una de las grandes novedades es un sistema de comunicación car-to-X: el coche se conecta a los servidores del sistema de tráfico de la ciudad, y de forma casi mágica, nos dirá cuánto tiempo le queda al semáforo para ponerse en rojo, además de recomendarnos una velocidad para “pillar” el siguiente en verde.

Prueba Audi A4 2019 23

El sistema de infotainment está siempre conectado a internet, y se pueden adquirir nuevas funciones a través de la app MyAudi.

Este sistema solo funcionará en algunas ciudades, como podréis entender. Al igual que el sistema que nos dice cuánto aparcamiento hay en la calle en la zona de destino. El Audi A4 apenas cambia en su interior, pero la realidad es que no lo necesitaba. Nada más subir al coche puedo apreciar la gran calidad de construcción y una disposición muy optimizada de todos los mandos. Sí, sigue siendo la berlina mediana con mejor calidad interior de entre las marcas premium - aunque el BMW Serie 3 se le esté acercando peligrosamente. A nivel de espacio y habitabilidad tampoco hay cambios a destacar, solo ligeros matices: el maletero de la berlina pierde 20 litros de volumen, a causa de la instalación en su doble fondo de la batería del sistema MHEV mild-hybrid.

Al volante del Audi A4 2019: la berlina más equilibrada

Antes de pasar a contaros nuestras impresiones dinámicas, hemos de hablar de qué motorizaciones tendrá el renovado Audi A4. La gama TDI está compuesta por tres 2.0 TDI, con potencias de 136 CV, 163 CV y 190 CV, con un Audi S4 TDI de 347 CV como meteórico tope de gama. En cuanto a los motores de gasolina, la gama se compone de tres 2.0 TFSI, con potencias de 150 CV, 190 CV y 245 CV. Solo el TFSI de 245 CV y el TDI de 190 CV están de momento disponibles con tracción total quattro - además del S4 TDI - siendo el resto versiones de tracción delantera. Todos los Audi A4 son automáticos, a excepción del TFSI de acceso, que puede equipar un cambio manual. A excepción del S4, todos emplean un cambio S tronic de doble embrague y siete relaciones.

Prueba Audi A4 2019 37

Sólo el 2.0 TDI de 190 CV carece de hibridación ligera. El resto tienen sistemas MHEV de 12 voltios, a excepción del S4 TDI, que es de 48 voltios.

La gran novedad a nivel mecánico del Audi A4 2019 es que casi todas sus motorizaciones son semi-híbridas. Aunque el Audi S4 TDI emplea un sistema de hibridación basado en una arquitectura eléctrica de 48 voltios y cuenta con compresor eléctrico, el resto de sistemas MHEV de los Audi A4 emplean la misma arquitectura de 12 voltios del coche. ¿En qué consiste esta hibridación ligera? En que el coche es capaz de recuperar energía en frenadas y deceleraciones, almacenándola en una batería de 0,5 kWh en el maletero. Esta energía es recuperada por una máquina eléctrica que hace las funciones del alternador, motor de arranque y generador, conectada mediante una polea al propio cigüeñal del motor térmico.

Esta máquina eléctrica puede aportar hasta 5 kW a la cadena cinemática, de forma imperceptible para el conductor, y reduciendo el consumo hasta en 0,3 l/100 km, según Audi. Sin embargo, donde más se nota su presencia es en el funcionamiento del start & stop, que es excepcionalmente suave y rápido. Además, permite la completa desconexión del motor entre 55 y 160 km/h, al levantar el pedal del acelerador. No solo desengrana la marcha, apaga el motor al completo - su entrada en funcionamiento es casi imperceptible. Aunque pueda parecer extremo, funciona tan intuitivamente que acostumbrarse al sistema es cuestión de minutos. En muchas ocasiones ni siquiera nos daremos cuenta de que estamos rodando con el motor apagado.

Prueba Audi A4 2019 50

Hecha la ley, hecha la trampa: estos semi-híbridos disfrutan de la etiqueta ECO de la DGT, pese a no poder circular en modo eléctrico.

Sin embargo, aunque son coches híbridos, el motor eléctrico es incapaz de mover por sí solo al coche, siempre está apoyado por el motor térmico. Con todo, como están clasificados como híbridos, disfrutan de una flamante etiqueta ECO de la DGT - con las ventajas asociadas a ella, como acceder libremente a Madrid Central, o disfrutar de bonificaciones en el IVTM. Abro la puerta de mi Audi A4 Sedán, una versión 40 TFSI de 190 CV, y arranco el motor. ¿Qué se siente al conducir este coche? En primer lugar, estamos conduciendo una berlina tradicional, en la que la postura de conducción es baja - al contrario que un SUV. Estamos sentados cerca del centro de gravedad del coche, e instantáneamente, esto nos implica y sumerge más en la conducción.

El Audi A4 es un coche con un tarado muy equilibrado. Nuestra unidad no equipaba suspensión deportiva ni adaptativa, y pese a ello, tenía un excelente equilibrio entre confort y paso por curva - disculpad el tópico. Si bien un Alfa Romeo Giulia o un BMW Serie 3 son coches más ágiles, la calidad de rodadura y el confort para el pasaje del Audi A4 son casi inigualables en el segmento. Y aún así, el coche se defiende en las curvas, con un comportamiento muy neutral y un límite de adherencia muy elevado. La dirección está muy filtrada y no podemos jugar a descolocar el coche, pero no es lo que busca Audi en el A4, y menos el cliente tipo de esta berlina de 190 CV. La historia sí podría cambiar bastante en el caso del Audi S4 y su TDI de 347 CV.

Prueba Audi A4 2019 13

Es un coche con un comportamiento neutro. Si hubiera que definirlo con un solo adjetivo, sería “equilibrado”.

El motor de 190 CV no te romperá el cuello, pero es más vivaz de lo que esperaba. Tiene 320 Nm de par motor y una curva de par muy plana. No tiene mucho carácter, pero empuja fuertemente en todo el régimen de giro, y he decir que no suena mal. Gracias a la construcción ligera del Audi A4 - usa aluminio en su carrocería y tren de rodaje, y en esta versión supera por poco los 1.500 kg en orden de marcha - este motor nos ofrece muy buenas prestaciones. Hace el 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, y tiene una velocidad punta cifrada en 231 km/h. Sobre el papel, consume una media de 6,5-7,4 l/100 km según el ciclo WLTP. Como podéis suponer, en esta prueba no hemos podido medir su consumo como lo haríamos en una prueba a fondo tradicional.

¿Cuánto cuesta el Audi A4 2019? ¿Qué versiones tiene?

El Audi A4 2019 se seguirá vendiendo en varios “sabores”. Además de la berlina, se venderá en la carrocería familiar Avant. La idónea para los que necesiten más espacio y no quieran asumir los compromisos en dinámica, consumo y diseño que exige un SUV. El Audi A4 Avant tiene un maletero de 495 litros de capacidad y una silueta elegante y sobria - además, el Audi S4 se puede encargar con esta carrocería. También se ofrece en versión allroad: el Audi A4 allroad es un familiar aventurero. Equipa una suspensión neumática, tiene un aspecto más campero y puede salir con garantías fuera del asfalto, a pistas y caminos en buen estado. Es tan capaz como un SUV, pero conserva la dinámica, eficiencia y prestaciones de una ranchera tradicional.

La diferencia de precios entre un Audi A4 Sedán y un Audi A4 Avant es de 2.050 euros a igualdad de motorización.

Prueba Audi A4 2019 4

Además, existe un Audi S4, una versión deportiva que pierde los motores de gasolina a favor de una mecánica diésel de seis cilindros, 347 CV de potencia e hibridación ligera. Sobre el Audi S4 2019 te hemos contado todos los detalles en este artículo. Los precios del Audi A4 2019 arrancan en los 38.660 euros de una versión 35 TFSI de 150 CV y cambio manual, que se pondrá a la venta en unos meses. Por el momento el escalón de acceso en España son los 40.660 euros de un 35 TFSI con cambio S tronic. El diésel más barato es un 35 TDI de 163 CV, cuyo precio empieza en 42.460 euros. En todos los casos, estos precios corresponden a las versiones Advanced de acceso, cuyo precio es 3.400 euros más barato que los S line, a igualdad de motorización.

El Audi A4 allroad sólo está disponible con un motor 2.0 TFSI de 245 CV, y arranca en 55.310 euros. Por el momento Audi no ha publicado los precios del Audi S4. Todos los precios actualizados del Audi A4 y sus mejores ofertas las tendrás como siempre, en Qué Coche Me Compro. El Audi A4 2019 no es una evolución radical, es un coche que pule y perfecciona una receta ya muy bien afinada. Es el equilibrio hecho coche, una berlina premium que es ahora más tecnológica y atractiva, y que se mantendrá al pie del cañón durante varios años más con motivos de peso para ser adquirida antes que sus rivales, que pueden polarizar más a la opinión del potencial cliente - sin que esto sea algo negativo, en la variedad está la diversión.

Prueba Audi A4 2019 27

Vídeo destacado del Audi A4

Lee a continuación: Así es la versión más "barata" del nuevo Volkswagen Passat: 120 CV, diésel y automático

El Audi A4 es una berlina mediana, disponible en carrocería de 4 puertas y familiar, que compite directamente con el Mercedes Clase C y el BMW Serie 3

Ver todos los comentarios 5
  • Xistral

    Etiqueta eco, el chiste del año.

  • Smat

    Tengo un 35 TFSI S Line desde marzo (con motor 2.0 y mild hybrid), con cambio manual y suspensión deportiva. Tiene ya 13000 km, suficientes para sacar conclusiones. El motor es muy correcto, reparte el par de manera muy lineal y resulta progresivo y suave, el motor es muy correcto pero le lastra el cambio muy muy largo de desarrollos. Dado que entrega el par maximo (270 NM) desde sólo 1350 rpm se puede llanear en marcha larga con consumos irrisorios, pero cuando se busca respuesta es necesario recurrir al cambio sí o sí, por cierto el tacto de éste me resulta correcto. Los consumos en carretera son muy buenos, con 13000 km tengo una media total de 6.3 l, en desplazamientos en autovia en llano es fácil hacer 5,5 con cruceros de 130.

    En cuanto al chasis, el coche cambia mucho con la suspensión deportiva, la de serie es muy blanda para mi gusto y tarda mucho en apoyar. Con la deportiva va de cine en curva, muy neutro, no se siente subvirador, cambia rapido de trayectoria y se siente eficaz y muy estable. El contra está en que cuando el asfalto está roto no es tan comodo como esperas. En via rapida tiene aplomo, calidad de rodadura y es silencioso. La direccion es precisa, va por donde le pides y no hay que corregir pero no informa nada de lo que ocurre en las ruedas.

    Del resto del coche destacar la calidad de acabados, aunque en ergonomía mejoraría algun detalle. En cuanto a tecnología (es lo que más cambia este restyling) me parece que funciona relativamente bien, pero no me impresiona.

  • Calamardo

    lo que me pasa con los audis, es que mejor te compras la versión VW, lo mismo, pero por menos. En este caso mejor un Passat

    • LS R

      Puede que sí, lo malo es que en algunos países la oferta de VW es una mierda, porque la agencia solo trae la basura hecha en México y Brasil. Es más, ni siquiera trae buenos productos del grupo VW como Seat o Skoda, vehículos excelentes, pero que, si los traen, es como dispararse en el pie, porque no venderían los anafres VW que ofrecen. En ese contexto, queda el Audi, al cual hay que reconocerle, tiene en mi opinión el mejor acabado interior de entre los alemanes.

  • ch460

    Le sobran 10 cm de longitud...

El Audi A4 es una berlina mediana, disponible en carrocería de 4 puertas y familiar, que compite directamente con el Mercedes Clase C y el BMW Serie 3