ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

4 MIN

El BMW M3 Competition, berlina o Touring, es útil para todo lo que quieras, desde uso diario hasta modo circuito y drifting

Con la renovación del BMW Serie 3 también ha llegado una nueva versión del Serie 3 más extremo, el M3 Competition, con tracción a las cuatro ruedas (si quieres, dado que se puede desconectar para que sea un trasera puro y duro) y con variante Touring que llegan hasta los 530 CV. Unas mejoras inspiradas en la competición, al mismo tiempo que se ha desvelado tanto el BMW M4 GT3 EVO (con el que la marca competirá en el Mundial de Resistencia, entre otros certámenes) como el M4 GT4 EVO.

El paquete M Race Track ahorra 25 kilogramos para orientarlo más a su uso en circuito

Esta nueva versión alcanza los 530 CV, acoplado a la versión más actual de la caja de cambios de ocho velocidades Steptronic que une lo mejor de un automático y un manual con levas en el volante – como elemento opcional se ofrece un volante M de cuero Alcántara, en ambos casos con función calefactable. En el interior podemos encontrar muchos elementos con acabado de aluminio y antracita, aunque si el conductor quiere un aspecto más parecido a los BMW de competición puede optar por el paquete M Carbon Fibre, además del panel de instrumentos Sensatec.

En el exterior también se puede optar por un paquete M Carbon con cambios en las entradas de aire y un difusor trasero específico para cada carrocería (berlina o Touring), además de un alerón trasero de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP). Con el paquete M Race Track se incorporan los frenos cerámicos, asientos de baquet para los asientos delanteros y los elementos del interior en fibra de carbono, se tiene un M3 Competition ideado para rodar en circuito – todos estos elementos suman un ahorro de peso de 25 kilogramos además.

Se defiende tanto para paseos cómodos como para hacer drifting

BMW M3 en configuración familiar, exhibiendo su dinámico diseño trasero y lateral.

Al igual que el BMW Serie 3 normal, el M3 Competition incluye la última versión del sistema operativo BMW 8.5, que optimiza el acceso a la ventilación y climatización a través de controles táctiles, reduciendo los botones físicos. La temperatura, la ventilación, los asientos calefactados y, en caso de llevarlo, el volante calefactado, se puede configurar a través de la pantalla táctil central de 14,9 pulgadas con contenido específico para los modelos M de la marca. La iluminación personalizable y el sistema de sonido, con 10 altavoces y un amplificador de 205 vatios viene de serie tanto en el sedán como en el Touring.

De entrada, ambos M3 cuentan con diferentes métodos de conducción automatizada así como asistente de aparcamiento. Las ayudas a la conducción se pueden configurar con el botón M Mode situado en la consola central. El modo Track desactiva todas las ayudas temporalmente para que el piloto tenga todo el control de la situación, además del control de tracción con varios niveles, ideal cuando uno está cerca del límite. También cuenta con telemetría de tiempos de vuelta o, si uno se quiere dedicar al drifting, un analizador de drift basado en la experiencia en competiciones oficiales.

Deportivo con utilidad para el día a día

Además de todas las opciones de equipamiento orientadas al disfrute en carretera y/o en circuitos, o elementos como las nuevas llantas M de aleación ligera, el control de crucero, el aviso de mantenimiento de carril y otros elementos vienen de serie. Como elemento opcional se sitúa el Driving Assistant Professional, con asistente de control de carril y dirección con asistente de velocidad limitada automático, detección de luces de tráfico y control de crucero activo con función Stop & Go. En definitiva, un gran deportivo capaz de realizar funciones del día a día.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Durán

David Durán desempeña la labor de redactor en el Equipo Editorial de Diariomotor.

Cargando...