Este BMW M5 E39 tiene más de 650.000 km, y no planea dejar de dar guerra

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Bmw M5 650000 Km

Los coches son para usarlos, al igual que los clásicos y los youngtimers. Los BMW M5 E39 son coches muy deseados por los petrolheads de medio mundo, pues pertenecen a esa época dorada en la que la electrónica mejoraba la fiabilidad y comportamiento de los coches, que aún eran suficientemente analógicos y pasionales. Un periodo dorado, comprendido entre los años 1990 y 2005, aproximadamente. Este BMW M5 ha sido disfrutado por su dueño hasta la saciedad, en múltiples roadtrips y trackdays. Es un M5 con más de 650.000 kilómetros, que vive haciendo feliz a su dueño, y a los ingenieros que lo diseñaron.

Los BMW M5 E39 son considerados por muchos aficionados a la marca como los últimos M5 auténticos. Fueron los últimos equipados únicamente con un cambio manual, con niñeras electrónicas fácilmente desconectables y abiertamente orientados al placer de conducción. Sus motores V8 de 5,0 litros y 400 CV no recurrían a la sobrealimentación y tenían un precioso sonido, pese a pecar de sistemas VANOS delicados. Este coche en cuestión ha sido recientemente adquirido por Alex Palmieri, un youtuber estadounidense que regenta un interesante canal llamado LegitStreetCar - al que os recomiendo suscribiros.

Los BMW M5 E39 fueron posiblemente los últimos BMW M5 puristas. Una berlina de la vieja escuela que será un futuro clásico, sin duda alguna.

El coche fue adquirido por Palmieri por 8.000 dólares. Un precio muy bajo que no nos granjea un coche perfecto, ni mucho menos. Hoy en día, habría que pagar cerca de 20.000 dólares en Estados Unidos por una unidad en buen estado con pocos kilómetros en su odómetro. Lo primero que habéis de saber es que el coche en cuestión no tiene su motor original. Su motor fue cambiado en 2003, por su primer dueño, a causa de un consumo de aceite anormalmente alto. El actual propulsor acumula en sus entrañas casi 514.000 kilómetros, una cifra que en absoluto es desdeñable.

Un motor que suena de maravilla gracias a una supresión del silencioso trasero. No obstante, parece humear ligeramente, algo que podría evidenciar guías de válvulas algo gastadas. El coche ha sido repintado hace no mucho tiempo - en un espectacular Carbon Black - y su interior presenta poco desgaste, ya que fue reemplazado por otro interior usado. El diferencial trasero suena ligeramente y el coche necesita un nuevo filtro de carbón para el sistema evaporativo de gasolina, así como una nueva sonda lambda. Con todo, su consumo en autopista se mantiene en unos 10,2 l/100 km.

Más de 600.000 km en un BMW M5 E39 son no pocas visitas a la gasolinera.

El coche será inspeccionado a fondo por Palmieri en su elevador, pero parece estar en un excelente estado mecánico. Multitud de piezas de desgaste del tren de rodaje fueron reemplazadas y un especialista independiente reemplazó recientemente las guías de la cadena de distribución, así como los solenoides del sistema VANOS. Este coche solo necesita gasolina y una vigilancia periódica del sistema de lubricación - podría tener cierto consumo de aceite. Sea como fuere, es la prueba que de con un buen mantenimiento - y un gasto constante - cualquier coche puede durar muchísimos kilómetros.

Lee a continuación: En vídeo: el BMW M5 Competition "vuela" en Nürburgring con un tiempo de 7:35,9 (y podría rodar más rápido)

Ver todos los comentarios 3