comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

3 MIN

La First Edition llega a los BMW X5 M Competition y X6 M Competition: ¿especial o protocolaria?

Bmw X5 M Competition 05

Podemos decir que se ha convertido ya prácticamente en una tradición, y es que casi todos los nuevos modelos de BMW con el sello de Motorsport traen bajo el brazo la correspondiente serie limitada First Edition para dar lugar al pistoletazo de salida, tal y como ha sucedido recientemente con el BMW M340i xDrive Touring First Edition o las seis de las 400 unidades del BMW M8 Gran Coupé First Edition que han llegado a nuestro país. Así pues, en esta ocasión le ha tocado el turno a dos pesos pesados, nunca mejor dicho, como lo son el BMW X5 M Competition y el BMW X6 M Competition, dos SUV de altísimas prestaciones con 250 unidades para sendas series limitadas.

First Edition: ¿dónde quedó lo especial?

10
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Los First Edition parten de una base conocida y ya de por sí bastante exclusiva y prestacional, por lo que los 625 CV del V8 turboalimentado de los X5 y X6 M Competition producidos en la planta de Spartanburg (EE.UU.) se han mantenido inalterados, así como los 750 Nm de par, cifras con las que estos dos colosos de casi 2,4 toneladas consiguen un 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos. Este V8 está asociado a una caja de cambios automática de 8 velocidades por convertidor de par firmada por ZF y a un sistema de tracción integral M xDrive que prioriza el eje trasero.

Así pues, lo especial de estas 250 unidades de cada modelo se centra meramente en cuestiones estéticas, como los colores plata mate (BMW Individual Frozen Dark Silver) y azul metalizado (BMW Individual Frozen Marina Bay Blue) acentuados con detalles en negro brillo como las propias llantas de 21 pulgadas delante y 22 detrás, el difusor trasero, los riñones o las salidas de aire laterales. Además, también cuenta con la correspondiente dosis de fibra de carbono en las carcasas de los espejos retrovisores, el alerón trasero y la tapa del motor, pero no de forma tan abundante como cabría de esperar.

Respecto al interior, nos encontramos con una atmósfera en líneas generales lujosa con detalles de tintes deportivos, todo envuelto en una atmósfera de cuero bicolor (incluso el salpicadero está tapizado en este material) azul marino y beige muy claro con el grueso de las inserciones en fibra de carbono y pequeños detalles en aluminio cepillado, sin olvidar el techo y pilares en alcántara, el botón de arranque en color rojo, los clásicos pespuntes con los colores M en el pomo y volante y el correspondiente anagrama X5 o X6 M Competition, echándose en falta un guiño a lo limitado de estas 250 unidades de la First Edition, y que como decíamos al principio, se ha convertido más en una costumbre que en algo especial.