comscore
MENÚ
Diariomotor
Movilidad

3 MIN

De momento se cancela la subida de impuestos al diésel gracias a Ciudadanos

Diesel B7 Deposito Adblue

Cuando más que nunca se daba prácticamente por hecho que la subida al diésel había llegado, la cual suponía un incremento de 3,8 cénts. por litro repostado para acercarlo así al tipo impositivo de la gasolina, Edmundo Bal (diputado de Ciudadanos) en declaraciones al programa "Al Rojo Vivo" de La Sexta ha confirmado que "el Partido Socialista les ha prometido que el diésel finalmente no va a subir".

El Gobierno da marcha atrás a la subida del diésel para sacar adelante los Presupuestos Generales

Hace ya dos años que la subida de impuestos al diésel para equipararlo con la gasolina era una realidad sin fecha definitiva, con el objetivo de equipararlo a la gasolina y penalizar a todos aquellos vehículos (la gran mayoría de nuestro parque móvil) más contaminantes y menos respetuosos con el medio ambiente, pero la interinidad del primer gobierno socialista tras la moción de censura y la actual crisis del COVID-19 ha ido posponiendo su puesta en marcha, ya que aún contábamos con unos presupuestos prorrogados del anterior ejecutivo del Partido Popular.

Así pues, en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2021 se recogía una subida impositiva del tipo estatal para el diésel de 3,8 cénts./litro, pasando de los actuales 30,7 cénts. hasta los 34,5 cénts. Sin embargo, el actual Ejecutivo necesita de más apoyos parlamentarios para sacar adelante esos Presupuestos Generales más allá de las dos formaciones políticas que lo conforman, habiendo condicionado Ciudadanos su voto a no subir el diésel, entre otras medidas, condición que ha aceptado el Partido Socialista según ha informado la formación naranja, y que supondrá que Hacienda deje de recaudar los 500 millones de euros estimados de este incremento.

Sin embargo, puede que este culebrón de la subida del diésel aún no haya finalizado, porque en esas mismas declaraciones, Bal apuntaba a que la aceptación de lo que ellos llaman "las líneas naranjas" supone que Ciudadanos se siente a negociar, y no garantiza al 100 % su voto positivo, por lo que en caso de no llegar a buen término esas negociaciones y tener que buscar respaldo en otros grupos parlamentarios de distinto signo, podría volver sobre la mesa esa subida. Sin embargo, según recoge el diario 20minutos, desde Unidas Podemos esperaban que "la subida del diésel cayera en las negociaciones parlamentarias por su propio peso", por lo que a día parece ser más una moneda de cambio que un objetivo prioritario, sobre todo si tenemos en cuenta el flaco favor que le hará al bolsillo de los españoles en los tiempos que corren.