El gran problema de car2go y cómo un viaje te puede salir muy caro si te acusan injustamente de haber dañado el coche

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando un coche se enfrenta a un uso más o menos intenso en ciudad, aparcado durante mucho tiempo en plazas de aparcamiento públicas y pasando por muchas manos diferentes, es lógico imaginar que este estará muy expuesto y en cierta medida será vulnerable a daños de todo tipo, desde recibir golpes de otros conductores que aparcan junto a él, hasta el vandalismo, o leves colisiones de chapa y pintura. Como usuario de car2go desde hace meses me he encontrado con todo tipo de situaciones. Algún vehículo en el que los frenos no funcionan como debería, desperfectos en defensas y aletas que no habían sido registrados, ver a otros usuarios aparcando al toque, o incluso encontrarme con coches con olor a tabaco, ceniza y colillas que me llevan a imaginar que, si ese conductor fue tan descuidado y desconsiderado como para fumar en un coche compartido, no reportará cualquier colisión o desperfecto que sufra el coche durante el servicio. ¿Pero qué podemos hacer si nos acusan de daños en un car2go que no hemos cometido?

Aún desconociendo si fueron culpables o no, las redes sociales y foros muestran cada vez más mensajes de usuarios que han sido acusados de haber dañado un vehículo de car2go, que demuestran que definitivamente existe un problema

Recientemente, en Vozpópuli hablaban precisamente de este tema. En las redes sociales, y en ocasiones escondidos tras muchos otros mensajes de agradecimiento en los que se valora muy positivamente el servicio, también nos encontramos con malas experiencias en las que el usuario a menudo se encuentra indefenso. Malas experiencias y reclamación de daños que, sean o no responsabilidad del usuario que ahora denuncia cómo car2go les está reclamando un cargo injusto, sí revelan un problema realmente preocupante para los que utilizamos el servicio de car2go.

Desde hace más de un año ya hemos visto muchos casos de usuarios que denuncian esta situación y los mejores ejemplos los encontramos en algunos hilos de Forocoches (1, 2, 3, 4, 5, 6).

¿Cómo están asegurados los coches de car2go?

Los vehículos de car2go, al estar asegurados con franquicia, obligan al usuario culpable de un daño,
o un accidente, a pagar la reparación hasta los primeros 500€

El gran problema de car2go no es otro que la naturaleza de la póliza de seguro de que disponen los smart eléctricos que conducimos sus usuarios. En la página web de car2go se hace mención, en más de una ocasión, a un coste de “0,19€ por minuto con aparcamiento, carga y seguro” (que en los próximos días aumentará a 0,21€ por minuto).

En la letra pequeña, y leyendo los términos y condiciones de uso del servicio, en el punto 12.2, nos encontramos con un dato realmente importante. La cobertura del seguro dispone de una franquicia de 500€. Eso significa que el usuario tendrá que sufragar los daños que presente un vehículo accidentado hasta 500€, a partir de los cuales el seguro ya se encargaría de cubrir los costes de reparación. Es razonable pensar que, por el propio uso que se suele hacer de los vehículos de car2go, en el ámbito urbano, normalmente los costes de reparación de un vehículo dañado no llegarán a 500€. De manera que el cliente será el que acabe pagando la reparación.

emov, el servicio más parecido a car2go que presta servicio en Madrid, también asegura sus coches con una franquicia de 500€.

¿Y cómo sabe car2go que somos los responsables de los daños en un coche?

El usuario debe extremar la precaución, reportar los daños que aprecie en el coche utilizado y,
a ser posible, intentar tomar documentación gráfica del estado del vehículo antes y después de su servicio

El mayor problema de car2go, más allá del empleo de un seguro con franquicia, la encontramos en la dificultad para encontrar en ocasiones al culpable de un siniestro. Los vehículos de car2go disponen de una herramienta para reportar daños, que deberíamos utilizar efectuando una inspección visual del vehículo antes de iniciar el servicio. A diferencia de un alquiler convencional, en el que existe un peritaje inicial de los daños externos en el vehículo que firma el conductor, la determinación de daños es responsabilidad del usuario. Y eso nos puede dejar, ciertamente, con situaciones de indefensión que a priori pueden parecer demasiado típicas como para no buscar una solución más justa y rigurosa. ¿Qué sucede si un coche sufre daños mientras está aparcado, antes o después de que lo cojamos? ¿Qué sucede si reportamos un daño, pero el responsable de este no fue el último usuario que utilizó el coche?

Además de reportar los daños que identifiquemos en un coche, y que no aparezcan anotados, no es mala idea tratar de acumular pruebas del estado del vehículo al recogerlo, y al aparcarlo. Resulta más que aconsejable dedicar unos minutos para hacer unas fotos en las que se aprecie el frontal, los laterales, y la trasera del vehículo, mostrando los lugares más expuestos a choques. Fotos en las que, si es posible, se pueda identificar la zona en la que está aparcado y se vea claramente la matrícula. Tampoco es mala idea hacer fotos con más detalle de desperfectos concretos, que suelen localizarse en defensas, aletas, retrovisores y llantas.

Cuando se identifica un daño en un vehículo, car2go envía una factura de los daños al usuario que, supuestamente, los habría cometido. Y carga dicha factura a la tarjeta bancaria asociada a la cuenta del usuario. La única defensa del usuario pasa por aportar pruebas que defiendan su inocencia. Y he aquí un gran problema, car2go, que solo dispone de pruebas de los daños y no siempre de la autoría del usuario, presume la culpabilidad del cliente hasta que este demuestre lo contrario.

Mientras tanto, mucho nos tememos que muchos usuarios de car2go seguirán denunciando situaciones de indefensión como estas. Y solo esperamos que desde car2go busquen un modelo para reportar daños y para sufragarlos rigurosos. De otra forma, al usuario finalmente solo le quedará la opción de denunciar ante asociaciones de consumidores lo que, indiscutiblemente, es una vulneración de sus derechos. Puesto que car2go estaría cometiendo una irregularidad demandando la reparación de daños que se cometieron fuera del periodo de prestación de servicio, que va desde que el cliente abrió el coche, hasta que lo cerró.

Un problema muy preocupante, para aquellos que utilizamos a menudo car2go, y otros servicios similares como emov, y que estamos convencidos que será razón más que suficiente para disuadir a muchos usuarios de utilizar servicios de coche compartido y para que otros muchos abandonen el servicio.

Y es que asumir el riesgo de que un vehículo pueda sufrir daños fuera de nuestro viaje, y que se nos acabe acusando de ello, suponiendo un coste de hasta 500€, será una opción demasiado arriesgada para muchos usuarios.

Vía: Menéame

Lee a continuación: car2go aumenta su flota con nuevos coches Mercedes CLA y GLA: ¿pero tiene sentido ir más allá del smart?

  • ADN

    Pues creo que si habrá que analizar el coche cuando uno se sube, ya sea tomando un video de calidad (cosa que ya hacen gran parte de los smartphones) al llegar al coche, y al final, cuando uno lo deja. De esta forma se reportará el estado en que uno deja el coche.

    • Rodrigo Rodriguez Baez

      Eso es lo te dicen q hagas, el problema es q vayas con las prisas y no te pares a mirarlo siquiera

  • Rodrigo Rodriguez Baez

    Yo buscaría la forma de q los vehículos tuvieran algun tipo de defensa. Plástico, goma o algo asi q lo protegiera de pequeños golpes. Hoy en dia la gente no tiene cuidado.

  • Lobo Feroz

    Lo barato al final sale caro.

  • Lobo Feroz

    Yo en mi coche, taxi o transporte publico.