El nuevo Citroën C4 Cactus firma la sentencia de muerte del Citroën C4, sin sucesor anunciado

 |  @sergioalvarez88  | 

El Citroën C4 Cactus ha sido uno de esos lanzamientos cuyo éxito cogió desprevenidos a la propia marca. Desde que se lanzara al mercado en 2014, sus ventas superaron a las del Citroën C4, el “modelo padre” del compacto francés de bajo coste. El Citroën C4 es un producto ya muy veterano en la marca de los chevrones: su lanzamiento ocurrió hace más de 7 años y sus ventas hoy por hoy se limitan a flotas de empresa y unos pocos particulares despistados. La renovación del Citroën C4 Cactus la pasada semana ha firmado la sentencia de muerte del Citroën C4, que pronto dejará de venderse sin un sucesor anunciado.

Fue el medio británico Autocar el primero en anunciar la desaparición del Citroën C4. El propio Xavier Peugeot – jefe de planificación de producto del Grupo PSA – anunciaba en la presentación del Citroën C4 Cactus que la producción del veterano C4 será detenida de forma inminente, liberando capacidad productiva para el Cactus. En sus declaraciones al medio británico, Xavier Peugeot reconocía que “el diseño del Citroën C4 llevaba ya siete años en el mercado, y tuvieron que tomar una decisión al respecto”. No podemos culpar a Citroën de esta decisión, a todas luces lógica y sensata.

El lenguaje de diseño del Citroën C4 estaba ya fuera de sintonía con el de lanzamientos recientes, como el Citroën C3 o el Citroën C3 Aircross.

El Citroën C4 era la alternativa de Citroën a superventas como el Opel Astra, el Hyundai i30 o el Peugeot 308, todos ellos renovados recientemente, con diseños frescos y cargados de tecnología a la que el veterano C4 ya no podía aspirar. El Citroën C4 muere sin más sucesor designado que el Citroën C4 Cactus, que siempre fue considerado un producto diferente, y que tras su actualización gana en empaque, seguridad, conectividad y comodidad, convirtiéndose en el coche que el Citroën C4 ya no podrá ser. Con todo, Xavier Peugeot no ha cerrado la puerta al retorno de este compacto.

El retorno del Citroën C4 no llegará antes de 2020, y de llegar, lo hará como sucesor directo de los C4 Cactus, unificando en un único modelo los vehículos del segmento C de la marca. En estos momentos, el futuro del Citroën es un lienzo en blanco. Desde la marca afirman que “ven una oportunidad de hacer algo fresco y diferente con el nuevo en C4, en tres o cuatro años”. Por el momento, la apuesta es el Cactus, que estrena una suspensión llamada Progressive Hydraulic Cushions – prometiendo niveles de confort dignos de la antigua hidroneumática – entre otros detalles, analizados a fondo en este artículo.

Fuente: Autocar

Lee a continuación: Citroën C4 2016 Live Edition: ahora con luces LED de serie desde 16.490 euros

La gama C4 es un compacto un tanto veterano disponible con una única carrocería de 5 puertas y 5 plazas . Su principal atractivo es el precio.

  • Naves

    Yo ya no sé si llorar o reír.

  • James McArthur

    Hombre, definir como despistado al particular comprador de un C4…
    Entonces a quien se compre un Scirocco le llamareis directamente tonto, no?

  • Siro

    Citroen empieza a tener problemas si no tiene un compacto o un sedan. Se caen dos de los coches que mas venden, C4 y C5….

  • Germán Medina Pérez

    Pues la culpa no es de la compañía, sencillamente el mercado dicta esa pauta y somos nosotros mismos los culpables de su desaparición. Con esa absurda moda SUV y su fiebre generalizada, será lo único que ofrezcan todas las marcas. Es la cruda realidad.

    • Jose

      …..o la estúpida realidad….. Totalmente de acuerdo.

    • James McArthur

      Bueno, supongo que algo tendrá que ver el replanteamiento del grupo en cómo abordar el mercado con tanta marca. Es lo que se dice entre bomberos de no pisarse la manguera, teniendo el 308 y el Astra igual han decidido no gastar más en desarrollar un nuevo C4 (por ahora al menos) vistas las ventas que tiene. Para Citroën es una mala noticia en cualquier caso no tener un coche en el segmento más demandado en países como España. Ahora mismo a Citroën le queda como coches vendibles el Picasso y el C3, el C4 Cactus es un coche low-cost con un diseño que castiga a los pasajeros de las plazas traseras y que se ha vendido bien con su diseño peculiar, no sé qué tal se venderá con su nuevo diseño tan soso. Y que conste que he tenido varios Citroën, pero ahora mismo no me compraría uno casi seguro.

    • Wolfie Scott

      A todo esto podríamos sumarle el dominio absoluto del VW Golf, como que ya no quieren competirle

  • Wolfie Scott

    Perdón por lo que voy a decir como fan de la marca, pero la segunda generación fue el Citroen mas insulso en 100 años de historia y se va sin pena ni gloria.

    ¿Sucesores? La próxima generación del 308/Astra y el C4 Cactus.

  • Antonio Luis Ramirez Navarro

    Quien quiera un coche barato y bien equipado (exceptuando conectividad de ultima hornada) que huya de atrevimientos estéticos y moda, puede ser el coche para el.