CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Cuando Citroën logró completar 300.000 km sin parar durante 4 meses... en 1933

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 1 May 2022
Citroen Petite Rosalie 8cv 01
Citroen Petite Rosalie 8cv 01

Cuando hablamos de récords y los más exigentes test no podemos evitar pensar en marcas como Mercedes, Auto Union o Bentley, sobre todo si nos situamos en el periodo de entreguerras. Sin embargo, hablar de fiabilidad en esa época también era sinónimo de hablar de Citroën, una marca que en lugar de apostar por sonoros récords de velocidad o alcanzar triunfos en competición, lo hizo por otro tipo de desafíos con la fiabilidad mecánica como protagonista.

Así pues, nos estamos refiriendo a hazañas como atravesar el desierto del Sahara o las diferentes expediciones en el continente africano a bordo de unos Kegresse B2 semiorugas en los años 20. Sin embargo, hoy tocha hablar de un hito igual de impresionante: recorrer 300.000 km sin parar en poco más de cuatro meses a una velocidad media de 93,5 km/h en 1933.

El nombre de "Rosalie" se debe a la festividad de Santa Rosalía que coincidió con el primer evento.

.

Cartel conmemorativo del récord del Petit Rosalie
11
FOTOS

El protagonista de esta historia fue el llamado Citroën 8CV Petite Rosalie, el cual batió 297 récords, para lo que fue necesario que cinco pilotos se turnaran día y noche para conducir sin descanso el coche en intervalos de cinco horas sobre el trazado del circuito oval de Montlhéry entre el 15 de marzo y el 27 de julio de 1933 , ya que sólo estaban permitidas pequeñas paradas para cambiar de pilotos, repostar y sustituir elementos de desgaste, pues cualquier avería mecánica suponía dar por concluida la prueba. Una vez terminado el evento sin ningún contratiempo, el propio André Citroën prometió tres millones de francos a quien mejorase esa marca en lo que restaba de año.

Sin embargo, el inicio de esta historia se remonta dos años antes, donde en ese mismo trazado la empresa de lubricantes Yacco celebró un evento con el objetivo demostrar la calidad de sus aceites para automóviles. Para ello tomó un Citroën C6 F con una carrocería especial de aluminio creada por César Marchand que fue bautizado como Rosalie debido a que el evento tuvo lugar en las vísperas de la festividad de Santa Rosalía, el cual consistió en completar 25.000 km en 11 días sin parar.

Cartel conmemorativo del récord del Rosalie IX (Citroën Traction Avant)

Seis meses después, Machard decidió replicar ese éxito con un C6 G llamado Rosalie II, subiendo la marca hasta los 100.000 km en poco más de un mes a una velocidad media 108 km/h y siendo el encargado de “agitar la bandera de cuadros” que ponía fin a esa prueba el mismísimo André Citroën que acudió como invitado de honor. Ya entonces volvió a retar a los demás constructores ofreciendo un millón de marcos, pero quedó tan sorprendido del buen resultado de sus obras que han llegado a existir nueve Rosalies distintos, el último un Traction Avant de estricta serie que recorrió 100.000 km en 1936 por carreteras abiertas a razón de 1.500 km al día para demostrar una vez más la fiabilidad de la marca de los dos chevrones.

Pero no sólo récord de resistencia y fiabilidad batieron los Rosalies, sino que también lograron alcanzar logros en materia de velocidad al mantener cruceros incluso por encima de los 150 km/h de la mano del Rosalie VI y Rosalie VIII, que básicamente eran el mismo coche con carrocería "sport monoplaza" y motor de seis cilindros.

Rosalie VI
11
FOTOS