CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Patitos feos convertidos en cisnes: 4 coches feos, pero muy divertidos de conducir

Elena Sanz Bartolomé | 31 May 2022
chevrolet-ssr
chevrolet-ssr

La belleza es algo susceptible así que puede que algunos de los modelos que he reunido no te parezcan feos (o sí): lo importante es que logre transmitirte que ese concepto no está reñido con el comportamiento de un coche y que el énfasis pretendo ponerlo en lo bien que te lo puedes pasar con ellos. Hay vehículos que son preciosos, pero luego terminan decepcionándote cuando te subes a ellos. En el lado opuesto de esta balanza se encuentran los diseños sin pretensiones que te acaban conquistando cuando arrancan: patitos feos convertidos en cisnes.

Hay un dicho que recomienda no juzgar un libro por su portada. Un consejo aplicable a muchos aspectos de la vida… y también al diseño de algunos coches. Hay vehículos cuya estética no es atractiva aunque logran dibujar la más sincera de las sonrisas una vez que te subes a ellos y pones las manos en el volante. Puede que estos cuatro coches no sean los más bonitos, pero sí están entre los más divertidos.

2003 Chevy SSR with Flat Running Boards. X03CO_SP081 (equipped with optional GM accessories)

Chevrolet SSR

Cuando te cruzaste por primera vez con un Chevrolet SSR, ¿cómo lo definiste? Es complicado dar una sola respuesta porque parece una rara combinación entre un deportivo y una pick-up: una apuesta que, desde luego, no está hecha para convencer a las masas. Sin embargo, bajo esa extraña carrocería se encontraba una pequeña fábrica de alegrías con forma de motor 5.3 Vortec V8 de 300 CV asociado a una caja automática de cuatro relaciones y con tracción trasera. Era el mismo bloque que equipaba el Chevrolet Corvette C6.

Alfa Romeo SZ

Alfa Romeo tiene en su historial una notable remesa de bellas creaciones que van desde el Alfa Romeo Tipo 33 Stradale hasta el Alfa Romeo Montreal pasando por otros muchos coches que han salido de las líneas de producción de la marca italiana a lo largo de los años. Sin embargo, no todos los Alfa son bonitos: el Alfa Romeo SZ es un ejemplo de ello. Por algo se ganó el apodo de ‘Il Mostro’ (‘El Monstruo’).

Desarrollado en colaboración con Zagato, el Alfa Romeo SZ fue uno de los primeros coches que se diseñaron por ordenador… aunque su forma final fue odiada por muchos. La casa italiana intentó compensarlo con el motor del Alfa Romeo 75: un V6 de 3.0 litros al que le aumentaron la potencia hasta los 210 CV y el par hasta los 245 Nm. Su pareja de baile fue una caja de cambios manual de cinco velocidades colocada en el eje trasero.

Gumpert_Apollo_Estoril-15 Gumpert_Apollo_Estoril-15

Gumpert Apollo

Aunque Gumpert ya no forma parte del mundo del motor, parte de su legado será recordado para siempre porque fabricó uno de los coches más rápidos… y más difíciles de ver: el Gumpert Apollo. Fue presentado a mediados de los 2000 como un superdeportivo apto para carretera y circuito: su corazón era un V8 de 4.2 litros cuya potencia oscilaba entre los 650 y los 800 CV. Ni siquiera las puertas de ala de gaviota pudieron salvar su comentado diseño exterior.

Panoz Abruzzi

Terminamos con una de las creaciones de Panoz, un fabricante estadounidense de deportivos poco conocido para muchos: para los que sí saben de él sus extravagantes creaciones no habrán pasado desapercibidas.

El Panoz Abruzzi fue uno de esos diseños que generaron todo un torrente de comentarios… de todo tipo. Hubo quien afirmó que lo único bueno de este coche era su motor: un V8 de 6.2 litros sobrealimentado que generaba 600 caballos que iban, directos, al eje trasero. Estaba fabricado a mano y sólo sus prestaciones compensaban su estética.