comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

3 MIN

El Dacia Duster nunca llegará a Estados Unidos, por mucho que lo envidien y deseen

dacia-duster-2018-43

En muchos sentidos, el Dacia Duster es un coche único. Es un todocamino con muy buenas aptitudes off-road, amplio y cómodo, pero con un precio realmente asequible. Su primera generación arrancaba en poco más de 10.000 euros, siempre que fuéramos capaces de lidiar con un equipamiento absolutamente básico, muy por debajo del que es considerado el mínimo exigible. Aunque en EE.UU. envidian tener un coche así en su mercado, el Dacia Duster nunca llegará a la tierra de Trump - porque su descalabro comercial sería mayúsculo.

Todo viene a raíz de un artículo publicado por Business Insider, que se hace eco del lanzamiento de un Duster de segunda generación, así como de su irrisorio precio - según estándares estadounidenses. Pero lo cierto, es que sería un producto de difícil márketing al otro lado del charco. En primer lugar, no podría venderse bajo la marca Dacia - absolutamente desconocida en EE.UU. - o Renault, en este último caso cargada de connotaciones negativas y asociada a productos poco fiables, de baja calidad.

46
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La aventura comercial de Renault en Estados Unidos terminó a finales de los años 80 y fue un fracaso. Una red comercial escasa y precios altos tuvieron gran parte de la culpa.

Renault vendió coches oficialmente en Estados Unidos hasta que se retiró de dicho mercado a finales de los años 80. En relación a otros productos japoneses o americanos, eran relativamente caros, tenían una red comercial escasa - aunque compartida con AMC - y adolecían de escasez de repuestos y mecánicas delicadas. La única forma que habría de vender un producto como el Dacia Duster en Estados Unidos sería usando la red comercial de Nissan, algo con que no tenemos claro que Nissan USA esté muy de acuerdo.

Hay otro escollo importante que el Dacia Duster tendría que salvar, y es relativo a su gama de motores. Sólo está disponible con motores diésel y gasolina de hasta 125 CV, estando su única versión automática asociada al motor 1.5 dCi de 110 CV. Estados Unidos necesita motorizaciones más potentes y cambios automáticos, todo lo demás cae en desgracia comercial y nichos de mercado demasiado pequeños. También sería necesaria una clara mejora en su equipamiento de serie y comodidades de a bordo.

Los consumidores estadounidenses aún demandan coches más potentes, muy equipados y de tamaño considerable. Convertir un Dacia Duster a estas "especificaciones" no sería sencillo ni barato.

Por mucho que en EE.UU. se envidie sus 12.000 dólares - si trasladamos en bruto un precio aproximado de partida a dólares estadounidenses, sin tener en cuenta aranceles o impuestos - de precio de partida, no comprarían una sola unidad de su versión de acceso. Cómo mínimo, tendría que tener un equipo de infoentretenimiento de calidad, cambio automático, al menos 130 CV o 140 CV, y un buen climatizador. El precio objetivo de esta hipotética versión se aproximaría más bien a los 20.000 dólares, y puede que nos quedemos cortos.

En mercados como el ruso o el brasileño, el Dacia Duster se vende como Renault Duster, y se vende con motores de gasolina de hasta dos litros, cambio automático y un equipamiento razonable. Sólo vendiendo un "Renault Duster" bajo la marca Nissan, con fuertes promociones comerciales, y en su propia red, se lograrían unas mínimas posibilidades de éxito. Todo ello con vehículos fabricados fuera del NAFTA y sin contar con la posible negativa de la red estadounidense Nissan, a la que trastocarían el posicionamiento de sus productos.

¿Sigue siendo tan buena idea vender un Dacia Duster en Estados Unidos? Porque parece una empresa bastante difícil.

Vídeo destacado del Dacia Duster