La última locura que investiga la DGT: sí, es un hombre en un tobogán sobre un coche

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Dgt Locura Coche Tobogan

Estamos acostumbrados a ver muchas temeridades que han sido captadas por los helicópteros de Tráfico y por patrullas terrestres, situaciones de riesgo innecesarias, infracciones flagrantes de las normas de Tráfico que son perseguidas por la DGT. Lo que es menos habitual es ver locuras como la investigada estos días por la DGT que, en esencia, es algo tan absurdo como un hombre subido a un tobogán sobre un coche, y en movimiento.

Un hombre sobre un tobogán en un coche en movimiento

Las imágenes difundidas por La Voz de Cádiz habrían sido grabadas desde otro coche, por un espectador que captó atónito la situación y que en la propia grabación explica la situación de la que ha sido testigo.

Los responsables de esta imagen, por cierto, fueron localizados y detenidos.

Esta situación supone la incoación de un procesamiento por delito con la seguridad vial, que prevee sanciones que pueden llegar hasta los dos años de prisión y la retirada del carné de conducir durante varios años

Un Nissan Qashqai blanco habría circulado durante varios kilómetros con un tobogán en el techo, sobre el que a su vez viajaría un pasajero. Las imágenes se grabaron en la carretera del Pago del humo, en Chiclana. Según La Voz de Cádiz, lo Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil localizó el vehículo y a los responsables de esta temeridad, después de haberse quedado encallados en la arena de la playa. Momento en el cual descubrieron que el vehículo era el mismo que había sido inmortalizado en este vídeo, que ha sido difundido estos días por las redes sociales.

¿Qué sanciones tiene previstas la DGT para estas locuras?

La gravedad de la situación habría llevado a los agentes a incoar el procesamiento del conductor por un delito contra la seguridad del tráfico. Recordemos que, más allá de infracciones como grandes excesos de velocidad, o tasas muy altas de alcohol en sangre, drogas, negarse a las pruebas de alcohol y drogas, o circular sin permiso, también está previsto el delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria o crear una situación de riesgo flagrante, lo cual se daría en este caso.

Según la consideración de gravedad del juez, los autores de esta escena pueden enfrentarse a sanciones que van desde los 6 meses a los 2 años de prisión, multa de 6 a 24 meses y retirada del permiso de conducir hasta diez años.

Más noticias y guías sobre normativa y DGT

- La DGT nos muestra el vídeo más terrorífico: cuando te acosa un camión
- La última temeridad de un patinete eléctrico
- Así persigue la DGT la conducción temeraria
- La DGT nos cuenta qué sucede cuando el exceso de velocidad se convierte en delito

Lee a continuación: La DGT se propone perseguir y acabar con los "coches zombis"

Ver todos los comentarios 1
  • Alex_VLC

    Descerebrados hay en todas partes.