El Dodge Charger Evolution de Speedkore está poseído por un alma demoníaca de 966 CV

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Dodge Charger Speedkore P

Aunque Speedkore no son demasiado conocidos a este lado del charco, este preparador estadounidense ha creado algunas de las preparaciones más espectaculares de los últimos años. Además, Speedkore es uno de los mejores especialistas de todo Estados Unidos en la fabricación de piezas de fibra de carbono. De hecho, la carrocería completa del Dodge Charger Evolution que tenéis en vuestras pantallas está completamente construida en este material compuesto. Este Dodge Charger no tiene 1.600 CV y un motor marino de Mercury - como el increíble Tantrum - pero sí está poseído por un demonio.

Estéticamente la carrocería de fibra de carbono nos llama la atención poderosamente. La fibra de carbono está expuesta y lacada, y podemos ver cómo cada fibra se entrelaza con otras. Aunque la calandra y las ópticas traseras parecen de serie, han sido creadas desde cero por Speedkore y guardan diferencias sutiles pero apreciables con estas. Las llantas HRE tienen grandes dimensiones y una anchura de nada menos que 345 mm en el eje trasero. Estas llantas forjadas construidas a mano están envueltas en neumáticos Michelin Pilot Super Sport de alto rendimiento. Neumáticos que soportarán no poco castigo.

Dodge Charger Speedkore Interior 1

Speedkore también ha construido un Ford Mustang neoclásico para Robert Downey Jr.

Porque al tren trasero llegarán 966 CV de posesión demoníaca. En vez del cansado V8 carburado del coche original del año 1970, en sus entrañas late el 6.2 V8 HEMI Elephant del Dodge Challenger SRT Demon. Este propulsor sobrealimentado desarrolla 852 CV en su configuración de serie, pero ha sido potenciado aún más en este Charger Evolution. El motor ahora desarrolla 966 CV, gracias a inyectores de mayor caudal, un sistema de lubricación por cárter seco, una correa de menores dimensiones para el compresor, una admisión completamente nueva y nuevos colectores de escape.

Toda la potencia es trasladada al tren trasero a través de un cambio manual de seis relaciones convenientemente reforzado. Una suspensión Penske de coilovers trata de mantener a raya a este demonio con sobredosis de esteroides, mientras que un equipo de frenos de alta potencia firmado por Brembo lo detiene con presteza. El habitáculo tiene una jaula antivuelco de 14 puntos, que añade aún más rigidez estructural al chasis. Aunque el preparador no ha ofrecido datos prestacionales, sabemos que este muscle car pesa sólamente 1.451 kilos. Sobra decir que será un coche absurdamente rápido.

Dodge Charger Speedkore Interior 2

El equipo de sonido Sony tiene un aspecto retro y futurista al mismo tiempo. Nos encanta el Charger Evolution de Speedkore.

Con un interior absurdamente lujoso, dicho sea de paso. El salpicadero es de nueva factura, y combina un aspecto retro con relojes analógicos y materiales de vanguardia como la fibra de carbono. El pomo de la palanca de cambios tiene unas proporciones hercúleas, y sus asientos deportivos están forrados en cuero marrón, al igual que otros paneles interiores. El volante es de origen Momo y los aireadores del salpicadero parecen haber salido de un Audi. Sea como fuere, es una verdadera obra maestra que combina perfectamente el sabor de los muscle car de antaño con la modernidad más vanguardista.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: Timelapse hipnótico: así se ensambla el motor V8 de 852 CV del Dodge Demon (+Vídeo)

Ver todos los comentarios 1
  • Augusto

    Sin palabras; una locura del postureo mundial en el que vivimos y lo pagaremos; tienes que flipar mucho con semejante despropósito y tenerlos bien cuadraditos para sacarle un 50 por ciento de la capacidad de empuje de semejante bestia; me refiero en línea recta y no por el clásico de que tal y cual de las máquinas americanas ( que no es cierto) si no porque en curva es literalmente ciencia ficción sacar los Nm de su propulsor con cordura; y no hace jacos?; jajajaja; es un postureo máximo.. Saludos