comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

3 MIN

El Fiat Punto se estrella en las últimas pruebas de EuroNCAP, con un resultado de cero estrellas

crash-test-punto

Sí, el Fiat Punto se sigue vendiendo, aunque parezca mentira. El Fiat Punto lleva entre nosotros desde el año 2005, y aunque ha sufrido varios lavados de cara y actualizaciones, bajo la piel sigue siendo el mismo utilitario que debutó hace ya más de 12 años. En su momento, el Fiat Punto fue vendido como uno de los utilitarios más seguros del mercado, y es cierto, en 2005 obtuvo cinco estrellas EuroNCAP en protección a los ocupantes del vehículo. Por fortuna, las pruebas de choque han evolucionado, y la prueba de esta evolución es que ahora el Fiat Punto siquiera logra una estrella en las pruebas del organismo europeo.

El Fiat Punto es realmente una sombra de lo que en su día fue. Con todo, sus ventas no son tan marginales como pudiéramos pensar: en lo que va de año se han vendido en nuestro país 1.501 unidades, fundamentalmente a flotas de empresa y alquiladoras de vehículos. Al ser un coche que se sigue vendiendo, EuroNCAP ha decidido someterlo de nuevo a pruebas de choque, que actualmente ponen un gran énfasis en la seguridad activa del vehículo. Es ahí donde el Fiat Punto demuestra su edad y desfase tecnológico: cuenta con ESP como única asistencia a la conducción, y solo un testigo nos recuerda que no llevamos abrochado el cinturón de seguridad.

Las pruebas se refieren al Fiat Punto más básico, que no lleva los airbags de cortina o airbags laterales de acabados superiores.

El habitáculo permanece estable en la colisión frontolateral y los airbags frontales protegen correctamente a los ocupantes frontales. No obstante, el problema es que las pruebas de impacto contra una columna estática (imita el impacto contra un árbol o un poste, tras una pérdida de control del vehículo) no se pudieron llevar a cabo por carecer de airbags laterales y de cortina - opcionales, incluso a estas alturas de la función. Con todo, la protección a un impacto lateral no es mala, a pesar de carecer de este tipo de airbags. La protección de los pasajeros de las plazas traseras y los peatones es mediocre.

El verdadero problema es que su seguridad activa es realmente pobre, sólo con ESP de serie. Ni siquiera posee un testigo que indica que el resto de pasajeros del vehículo no llevan el cinturón abrochado. Es el primer coche europeo en recibir una nota tan baja, y posiblemente motive a Fiat a terminar por fin con su larguísima vida comercial. Al recibir este enorme suspenso, Fiat respondió de la única manera posible: aludiendo a la veteranía del modelo, su correcta calificación en protección a los ocupantes y a que lanzamientos recientes - como el Alfa Romeo Stelvio - sí han sacado unas excelentes notas en las pruebas actuales.