comscore
MENÚ
Diariomotor
Pick-up

5 MIN

¡Bestial! La nueva Ford Ranger Raptor ya está aquí, y es básicamente una Ford F-150 Raptor en miniatura (+10 fotos)

Ford Ranger Raptor

Los aficionados a las pick-up de altas prestaciones llevábamos años esperando este momento. Tras el lanzamiento de las Ford F-150 Raptor orientadas al alto rendimiento todoterreno, los rumores sobre el lanzamiento de una versión Raptor de las Ford Ranger comenzaron a dispararse. Tras años de especulación, los deseos de los aficionados se han hecho realidad: acaba de ser presentada la nueva Ford Ranger Raptor. Es todo lo que esperábamos: una Ford F-150 Raptor en miniatura, con su misma estética, un rendimiento off-road parejo y un motor turbodiésel biturbo de 213 CV de potencia.

Lobo con piel de lobo

La Ford Ranger Raptor no disimula lo que es. Comparte con las Ford F-150 Raptor su color exterior Lightning Blue, así como su enorme calandra oscurecida. Sus llantas son muy similares, con 17 pulgadas de diámetro y color negro, calzadas con neumáticos todoterreno BF Goodrich en medidas 285/70 R17. En esta ocasión, las protecciones off-road de sus paragolpes o sus pasos de rueda ensanchados y cubiertos de plástico negro no son postureo. Una enorme pegatina en sus aletas traseras nos deja claro que esta pick-up desarrollada por Ford Performance ha vendido a jugar duro, sin miedo a ningún rival.

Su altura libre al suelo deja en ridículo a cualquier todoterreno de serie, evidenciando el tren de rodaje altamente modificado que esconde.

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Quizá el habitáculo es la zona menos diferenciada de este todoterreno. Unos asientos deportivos con "Raptor" bordado en sus respaldos y un volante de cuero perforado son dos de los escasos detalles que la separan de las Ford Ranger profesionales. Ni siquiera el velocímetro tiene un tarado diferente. Un discreto ribeteado azul recorre los paneles del interior de la Ford Ranger Raptor, indicando de forma muy sutil que no estamos ante una Ranger cualquiera. El equipo de infotainment SYNC3 o lo último en seguridad activa son detalles secundarios una vez descubrimos qué hay bajo su carrocería.

Diseñada para el maltrato todoterreno

Poco tiene que ver la Ford Ranger Raptor con sus hermanas pequeñas. Para empezar, su chasis tiene una mayor presencia de acero de alta resistencia y tiene una rigidez superior, además de estar diseñado para soportar impactos de gran dureza. La altura libre al suelo es de 283 mm, cortesía de un esquema de suspensiones desarrollado ad-hoc para esta versión. Sus amortiguadores son coilovers de alto rendimiento firmados por Fox Racing, con pistones de 46,6 mm y depósitos externos de fluido hidráulico - con esto se mitiga la fatiga ocasionada por una conducción fuera del asfalto a grandes velocidades.

Su ángulo de ataque es de 32,5º, y sus ángulos ventrales y de salida son de 24º - son datos excelentes en el segmento de las pick-up.

El eje trasero combina los coilovers con un esquema tradicional de eje rígido, garantizando una motricidad todoterreno sin parangón - esquema compartido con todoterrenos como los Toyota Land Cruiser o Mercedes Clase G. Sus brazos de suspensión y trapecios son de aluminio forjado, y han sido creados con la fiabilidad y durabilidad a largo plazo en mente. ¿Habíamos mencionado que su cubrecárter está fabricado con una chapa de acero de 2,3 mm de grosor? El alma de la fiesta es un nuevo motor turbodiésel twin-turbo, un 2,0 litros de cuatro cilindros sobrealimentado en serie por dos turbocompresores.

Este propulsor desarrolla 213 CV de potencia máxima y 500 Nm de par, que son transmitidos al suelo a través de la caja de cambios automática de 10 relaciones y convertidor de par - sí, exactamente la misma unidad de las Ford F-150 Raptor. El turbo de baja presión está refrigerado por líquido para soportar un trato exigente, y en su desarrollo el sistema twin-turbo ha estado funcionando durante 200 horas seguidas al rojo vivo, sin resentimientos posteriores. Por supuesto, el coche disfruta de reductora, y un selector de modos de conducción con hasta seis modos diferenciados, para toda situación.

Para la conducción en carretera dispone de un modo Normal y un modo Sport, mientras que entre sus modos off-road contamos con un modo para conducción sobre terrenos rocosos a baja velocidad, un modo para firmes deslizantes como hierba o nieve, un modo para superficies deformables como la arena o el barro y la joya de la corona, el modo Baja. Está pensado para circular por terrenos rotos a alta velocidad, con mínimas intervenciones de los controles electrónicos. En el vídeo que hemos dejado sobre estas líneas podéis ver cómo esta pick-up no tiene miedo a los saltos o a terrenos absolutamente destrozados.

¿Llegará a Europa?

Es una pregunta interesante para la que aún no tenemos respuesta. Hemos consultado a Ford España y actualizaremos este artículo en cuanto tengamos respuesta. La fórmula es muy novedosa en nuestro continente, y con un motor diésel de 213 CV sin consumos desmesurados, podría funcionar a nivel comercial. De hecho, en 2018 viviremos un auge del segmento, que se ha desprendido de su clásica limitación de circular a 90 km/h como máximo - ahora la DGT trata a las pick-up como turismos. En este artículo te contamos seis razones por las que tu próximo coche podría ser una pick-up. No estaría mal que se apellidara Raptor.

Por el momento, sus ventas comenzarán en el sudeste asiático y Australia. Su llegada a EE.UU. se demorará hasta 2019, y su desembarco en Europa es aún incierto.

Vídeo destacado del Ford Ranger