Hyundai i20 2018: conoce las cuatro claves de su lavado de cara

 |  @sergioalvarez88  | 

El Hyundai i20 es el utilitario de Hyundai. Un coche que fue lanzado al mercado en 2014, y que ahora recibe un lavado de cara para permanecer lo más actualizado posible. Su competencia se ha puesto las pilas: desde su lanzamiento se han lanzado pesos pesados como el nuevo Ford Fiesta, los nuevos Nissan Micra o los SEAT Ibiza. El lavado de cara al que el Hyundai i20 ha sido sometido se centra en varios pilares, siendo la estética y la tecnología sus dos principales frentes. Pero no son los únicos cambios. Venid con nosotros, vamos a contaros cómo ha cambiado el Hyundai i20 de cara a 2018.

1) Un diseño más moderno

El Hyundai i20 tenía un aspecto quizá poco arriesgado, muy sobrio. Este lavado de cara trata de imprimirle más atractivo, con detalles como un techo pintado de un color diferente al de la carrocería – es un elemento opcional – y un frontal renovado, en el que destaca una calandra ligeramente modificada y un paragolpes rediseñado. Cambia el aspecto de sus faros antiniebla. Las ópticas frontales no cambian, pero sí lo hacen las traseras, ahora con una nueva estructura interna y tecnología LED. Nuevos diseños de llantas de hasta 16″ y colores para la carrocería dan por zanjadas las mejoras estéticas.

El lavado de cara también se aplica a las versiones de tres puertas – los Hyundai i20 Coupé – y los Hyundai i20 Active.

2) Más infoentretenimiento

Un nuevo sistema de infotainment se incluye en el interior del Hyundai i20. Hace gala de una pantalla táctil de 7 pulgadas y estará disponible desde los acabados más bajos de la gama – en algunos de ellos de forma opcional. Esta pantalla es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto, una opción cada vez más usada por los fabricantes de coches para evitar la equipación de un navegador. Hyundai sí seguirá ofreciendo un navegador en las versiones tope de gama del Hyundai i20. Además, Hyundai ha instalado un puerto USB adicional orientado a la carga de dispositivos móviles.

3) Adiós al diésel, hola a un nuevo cambio de doble embrague

El Hyundai i20 prescinde de los motores diésel tras este lavado de cara. El motivo es que su rentabilidad comercial y sus ventas eran muy bajas. La gama de motores queda comprendida por cuatro motores de gasolina. El motor de acceso es un 1.2 Kappa de cuatro cilindros, un atmosférico disponible en potencias de 75 CV y 84 CV. Será el más indicado para las versiones de acceso a la gama. El tope de gama es un conocido 1.0 T-GDi de tres cilindros, un propulsor turboalimentado con potencias de 100 CV o 120 CV. Este 1.0 T-GDi ahora está equipado con un filtro de partículas, integrado en su colector de escape.

El sistema Stop & Start es ahora de serie en toda la gama i20.

Todos los motores se asocian a cajas de cambio manuales de cinco y seis relaciones. La novedad es que el motor 1.0 T-GDi de 100 CV se puede asociar de forma opcional a un cambio de doble embrague y siete relaciones.

4) Más seguridad

Más seguridad activa para el Hyundai i20. El benjamín de la marca ahora incluye los últimos sistemas de seguridad de la marca, parte de la “suite” Hyundai SmartSense. A falta de detallar su equipación de serie, entre ellos se incluye un asistente de mantenimiento de carril con aviso de salida del mismo, un sistema de frenada automática de emergencia, una alerta de fatiga para el conductor y un asistente de luces largas. El Hyundai i20 actualizado se pondrá a la venta en junio. Será entonces cuando asistamos a su presentación internacional, para conocer de primera mano estos cambios.

Vídeo destacado del Hyundai i20

Lee a continuación: El Hyundai i20 más barato cuesta 9.900 euros, ¿pero es una compra inteligente frente al SEAT Ibiza de acceso?

El Hyundai i20 es un utilitario disponible en carrocerías de tres y cinco puertas con una longitud de poco menos de 4 metros.

Ver todos los comentarios 3
  • F(Clemente)1

    Sin duda alguna, por reciente experiencia, uno de los utilitarios del segmento B más baratos y además con un buen equipamiento. Este refresco le ha venido bien para modernizarlo un poco, a costa de Toyotizarlo un pelín(me ha venido un flashback del Toyota Yaris al verlo por detrás). Me echó hacia detrás un interior bastante bastante soso, y que no han cambiado mucho. Aun así, es un buen coche

    • Smat

      Yo alquilé uno en un viaje y la verdad es que por comportamiento y tacto del coche me pareció muy equilibrado y uno de esos utilitarios que pueden hacer las veces de coche unico económico, es cierto que los materiales del interior son sencillos pero trasmite solidez, eso sí el 1.2 de 85cv es muy muy justo y poco ahorrador.

      Respecto al retoque estético, para mi gusto a este coche le pegaba más la linea sobria y funcional original que este enfoque mas urbanita que tiene más sentido en un yaris.

      • F(Clemente)1

        Si, estoy totalmente de acuerdo, el motor de 85 cv fue también una de las razones, porque he leído varias pruebas en las que no brilla demasiado. Pero sí, en general un buen coche.