HERE: ¿Por qué es tan importante que Audi, BMW y Mercedes se unan en el coche conectado?

 |  @davidvillarreal  | 

Aunque la noticia fuera acogida hace casi un año con relativo interés entre los medios, el hecho de que Audi, BMW y Mercedes-Benz se unieran en un frente común, en HERE, para avanzar en pos del coche conectado es uno de los acontecimientos más importantes que se han producido en la industria en los últimos meses. Es importante por representar un hecho inédito en la relación entre tres marcas alemanas con una rivalidad histórica. Pero aún más por las implicaciones, y por las consecuencias, que supondrá a largo plazo.

Poco a poco vamos conociendo nuevos detalles acerca de HERE. Para contextualizar, recordaremos que en diciembre de 2015 se confirmaba la adquisición de HERE por parte de Audi, BMW y Mercedes-Benz (en realidad su empresa matriz, Daimler AG). El trío alemán gozará de una participación equitativa en el negocio de mapas y localización de Nokia, un acuerdo estratégico con el que buscan avanzar en el desarrollo tecnológico de sus automóviles. Pero, evidentemente, el interés de los alemanes por HERE va mucho más allá de la cartografía o los servicios de localización y posicionamiento.

El movimiento se entiende, en primera instancia, como un paso adelante de tres fabricantes para mantener el control de la tecnología que emplearán sus coches, en un momento en el que tecnológicas como Apple y Google han introducido pie y medio en nuestros coches y son, dentro y fuera de la industria del automóvil, poseedores de uno de los patrimonios más importantes en estos tiempos que corren, en el de los datos y la información.

HERE hará que la información del coche conectado de Audi, BMW y Mercedes-Benz sea compartida entre las marcas, el tratamiento que se haga de esa información ya dependerá de los sistemas que implemente cada marca

Según publicaba Reuters estos días, a BMW, Daimler y Audi, así como el Grupo Volkswagen, en su totalidad, se irán uniendo otros fabricantes. La idea de HERE, y de los fabricantes alemanes que apostaron por esta empresa de Nokia, pasa por establecer un canal de comunicación entre coches de diferentes marcas. La idea del coche conectado es ofrecer un inmenso abanico de servicios, los más importantes los enfocados en la seguridad. De esta forma, un Audi que en ruta se encuentre con un banco de niebla, un árbol derribado sobre la carretera, un coche averiado en el arcén, o un accidente, podría avisar a los BMW y Mercedes-Benz equipados con esta tecnología de la existencia de ese riesgo. En un tema como el coche conectado es evidente que resultará crucial que la información con la que trabajen nuestros coches no dependa de otros coches de nuestro mismo fabricante dotados de esta tecnología. Crear un estándar resulta imprescindible para aprovechar todo el potencial del coche conectado, y la idea de HERE pasa precisamente por convertirse en el estándar de la industria.

Tal y como apuntaban en Reuters, en declaraciones de Bruno Bourguet, responsable de ventas de HERE, el objetivo es conseguir que la información que utilicen los coches conectados sea compartida entre el máximo número de fabricantes. El tratamiento posterior de esa información para crear servicios, como por ejemplo un aviso y una planificación de ruta alternativa que nos evite un atasco monumental tras un accidente en nuestra ruta, correrá a cargo de cada fabricante.

De esta forma, Audi, BMW, Mercedes-Benz, y otras marcas que se involucren en el proyecto, podrán preservar la originalidad y la innovación en su producto.

El gran reto, según Alex Mangan – responsable de marketing de HERE – en declaraciones a la británica Autocar.co.uk, pasa por una normalización de los datos. El objetivo es que un Toyota pueda entender lo que ha visto un Jaguar, por poner un ejemplo, pero es evidente que la información recopilada por el Toyota no será la misma que la recopilada por un Jaguar, en tanto será dependiente de la tecnología, de sensores y cámaras, empleadas por cada coche.

Respecto a la hoja de ruta de HERE, ya sabemos que los primeros servicios conectados de la nueva empresa comenzarán a funcionar muy pronto, en la primera mitad de 2017.

De cumplirse sus objetivos, HERE espera que a finales de 2018 sus servidores estén trabajando con la información recopilada por millones de coches. Y eso muy probablemente suponga, en última instancia, uno de los saltos cualitativos más importantes de la historia para mejorar la seguridad del automóvil.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Furgoneta parece, pero es un inmenso smartphone con ruedas y conexión 5G (vídeo)