Lamborghini lo tiene claro: serán la última marca en lanzar un coche autónomo

 |  @davidvillarreal  | 

Son tiempos para el pragmatismo. Si el público demanda productos con aspecto de todoterreno, pensados para la carretera, y muy lujosos, los fabricantes se lo proporcionan. En Lamborghini deberían ser muy conscientes de que nunca hay que entonar el “de este agua no beberé”, especialmente cuando estamos a unas semanas de conocer su próximo, y más sorprendente lanzamiento, el del Lamborghini Urus, su primer SUV. Lo que sí parecen tener bastante claro es que Lamborghini no va a lanzar ningún coche autónomo, y de hacerlo, antes tendríamos que haber visto como todas las marcas de coches, incluidas sus rivales, han lanzado ya su propio coche autónomo. ¿Por qué descartan la posibilidad de lanzar coches que funcionen sin conductor? ¿No hay sitio para el coche autónomo en el mundo de los deportivos?

La razón por la cual Lamborghini no quiere coches autónomos es obvia. Deportivos como el Lamborghini Huracán y el Lamborghini Aventador han sido concebidos para ser conducidos, y disfrutados. El encanto de un Lamborghini va más allá de su apariencia, de su sonido, y pasa primordialmente por las sensaciones que transmite al conductor. No pensemos que un Lamborghini es únicamente un deportivo con una cara bonita y agresiva. La mejor prueba de que sus deportivos han sido pensados para ser rápidos, muy muy rápidos, la tenemos en el Lamborghini Huracán Performante y sus espectaculares registros en la prueba de fuego para cualquier fabricante, en sus vueltas rápidas en el Nordschleife de Nürburgring.

¿Pero es esa la misma filosofía que seguirá el Lamborghini Urus?

La razón que lleva a Lamborghini a descartar un coche autónomo en Huracán o Aventador pierde peso con la filosofía del nuevo Urus

Maurizio Reggiani, responsable de I+D de la marca, anticipó algunos detalles del Lamborghini Urus en una entrevista con Digital Trends. Anticipó que estará cargado de tecnología, de pantallas, sistemas de entretenimiento y de todas las ayudas a la conducción y asistentes que esperaríamos de cualquier coche de lujo moderno. Pensemos que el Lamborghini Urus es un concepto de automóvil diferente y que, más allá de la agilidad y las prestaciones que se esperan de un producto con el emblema del toro bravo, estará muy pensado en viajar con seguridad y confort, y en afrontar incursiones en pistas sin asfaltar.

Pero ni la filosofía práctica – incluso diríamos que pragmática – del Lamborghini Urus abriría la puerta a un coche autónomo. Según el propio Reggiani, “si tuviéramos que hablar de conducción plenamente autónoma, creo que seremos la última marca que lo ofrecerá”.

En el pasado, Stefano Domenicali ya se había pronunciado en esa misma dirección (CNBC). Lamborghini está muy lejos de que la mera posibilidad de ofrecer un coche autónomo sea incluso valorada.

Según Lamborghini, serán el último fabricante en ofrecer un coche autónomo

¿Tiene el sitio el coche autónomo en una marca de deportivos?

La idea de un deportivo autónomo puede parecer un tanto absurda, pero algunos ejemplos que hemos visto en los últimos años nos llevan a pensar lo contrario. Audi, prima de Lamborghini, ya ha explorado las posibilidades del coche autónomo en deportivos. El mejor ejemplo de ello lo tenemos en sus prototipos autónomos basados en el Audi RS7, y capaces de rodar en un circuito más rápido, incluso, que un piloto profesional.

A partir de ahí las posibilidades de un deportivo autónomo son todas aquellas que puedan pasar por tu imaginación. Pongamos el ejemplo de un coche autónomo que “ha aprendido” a ser tremendamente rápido y efectivo en decenas de circuitos y que, antes de que disfrutemos de unas tandas en las que por supuesto pilotaremos nosotros, puede enseñarnos – en modo de conducción autónoma – las trazadas perfectas y el ritmo al que debemos pilotarlo para marcar el mejor tiempo. Esta es solo una idea, muy interesante, pero también puntual, de aplicaciones deportivas de la conducción autónoma. Pero puede haber muchas otras.

En cualquier caso, Lamborghini lo tiene claro, serán la última marca de coches en ofrecer un vehículo autónomo. Ahora bien, ¿lo cumplirán?

En la siguiente galería os ofrecemos más imágenes del Lamborghini Huracán Performante:

Lee a continuación: Lamborghini Huracán Super Trofeo EVO: saluda al toro más salvaje de la ganadería de Santa Ágata

Ver todos los comentarios 6
  • Antonio Garcia Mora

    El coche autónomo va transformar el automóvil en un simple electrodoméstico para ir del punto A al punto B

    • Mclaren

      Las inteligencias artificiales (también llamados algoritmos), no solo van a hacer eso en los coches, van a hacerlo también en los humanos. Vamos a dejar de ser seres sensibles y emocionales a ser máquinas cuya única misión es la de recopilar datos de toda la existencia. No sé si eso va hacer malo o bueno, yo creo que ni lo uno ni lo otro.

  • Luis2101

    Estoy con Lambo.

  • Mclaren

    Pues han sido una de las primeras marcas de lujo que van a dedicarse a fabricar todoterrenos suvs croosover o como mierda se llamen esos coches (me refiero al nuevo modelo llamado “Urus” que van a sacar ahora). Así que, que no digan tanto eso de que van a ser los últimos en hacer coches autónomos, que el escupitajo les puede caer en la cara rápido.

  • 4×4 de corazon

    Un auto deportivo es para disfrutarce para eso estan diseñados… no cren..

  • José

    Lo mismo decía Aston Martin con los motores V12 y el “no” a los turbos, y ya ven.