Cerrar CERRAR

Lamborghini desvela qué piensa sobre los combustibles sintéticos y no, no tiene la misma visión que sus rivales

Ferrari y Porsche ven en los combustibles sintéticos una forma de dar vida a sus modelos de combustión después de que, en 2035, Europa sólo permita la venta de vehículos de cero emisiones. Aunque los poderosos V12 de Lamborghini se beneficiarán de esta medida si pueden funcionar con e-fuels, en Sant’Agata Bolognese han adoptado una postura diferente a la de sus rivales.

En agosto de 2022, Francesco Scardaoni (director de Lamborghini en Asia-Pacífico) anunció que la marca había empezado a trabajar en un combustible sintético propio. Para ellos, el escenario ideal estaría compuesto por coches eléctricos y “deportivos que, posiblemente, funcionen con motores de combustión interna alimentados por combustible sintético”. Sería una forma de preservar el “ADN puro de los coches de Lamborghini, la conducción de un motor de combustión interna y la emoción que produce un vehículo de este tipo”.

Electrolisis Combustible Sintetico Recipiente

Cómo afecta a Lamborghini

Ahora, Stephan Winkelmann, presidente y director ejecutivo de Lamborghini, ha dado su opinión sobre la excepción que la Unión Europea ha hecho con los e-fuels y cómo afecta esto a su marca.

Todavía no ven la necesidad de cambiar la estrategia de producto, pero sí piden más uniformidad y claridad en las regulaciones: “Necesitamos saber cuál será el marco regulatorio a partir de 2032, porque será entonces cuando los coches que se están lanzando este año y el próximo llegarán al final de su vida”. Y es que para poder prepararse, necesitan tener una imagen más clara, como tarde, en 2027 porque el desarrollo de un nuevo producto, en su caso, implica un periodo de tiempo de cinco años.

Lamborghini Lb744 2023 08

Lamborghini sobre los combustibles sintéticos

Para Stephan Winkelman, los combustibles sintéticos plantean, todavía, una serie de dilemas. En primer lugar, ha señalado su neutralidad: aunque en su producción compensen el dióxido de carbono (CO2), los vehículos que funcionen con ellos siguen generando emisiones de partículas finas y óxidos de nitrógeno (NOx). Reducirlas significaría que será necesario implementar los controvertidos estándares de la Euro 7.

Otro problema son las posibles prohibiciones y restricciones en las ciudades, que están protagonizadas por los motores de combustión. A esto añade la presión social: “En una era de vehículos eléctricos, los deportivos que funcionan con combustibles sintéticos caros podrían recibir la desaprobación de la mayoría de la población”.

Y, por último, cree que si la cantidad de e-fuels está limitada, lo lógico es que su destino prioritario sea la industria del transporte marítimo o la aviación, ya que la energía eléctrica no es apta para barcos y aviones debido a sus condiciones.

Foto de Elena Sanz Bartolomé

Elena Sanz Bartolomé

Cargando...