comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

2 MIN

¿Por qué los 200 Km de autonomía del Mazda MX-30 no serán un problema?

Mazda Mx 30 2020 01

El primer coche eléctrico de Mazda, el nuevo Mazda MX-30, ha supuesto todo un shock en el mercado por su filosofía como SUV compacto 100% eléctrico a baterías. Sin embargo, más allá de su peculiar diseño recuperando las puertas suicidas, el punto más controvertido de este nuevo Mazda MX-30 es su justa autonomía de 200 Km. Pero ahora te podemos confirmar que Mazda tiene un as en la manga para el MX-30 y se llama Wankel.

El motor rotativo volverá con el Mazda MX-30, aunque ahora solo servirá como extensor de autonomía

El Mazda MX-30 será un eléctrico bastante peculiar en el mercado, y no lo decimos por su carrocería SUV o el uso de puertas traseras de tipo suicida. Mazda ha diseñado este eléctrico con una batería de iones de litio con 35,5 kWh de capacidad como única opción, una configuración que homologará una autonomía de 200 kilómetros que se antoja bastante justa si nos fijamos en rivales directos como el Hyundai Kona eléctrico donde encontramos configuraciones de 300 o incluso 470 Km WLTP.

14
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Pero Mazda tiene muy claro el porqué ha apostado por esta configuración. Por un lado defiende la autonomía de solo 200 kilómetros bajo la premisa del que usuario medio no necesita más alcance para sus necesidades diarias. Además también encontramos la idea de contener el peso lo máximo posible, algo con lo que ajustar el consumo energético. Por último, aunque aún no han sido confirmado precios, con esta batería de menor capacidad podríamos encontrarnos con un crossover eléctrico más barato que sus rivales.

¿Y cómo responderá Mazda a aquellos clientes que demandan más autonomía? Mazda ha decidido prescindir de una batería de más capacidad en favor de un extensor de autonomía. Para 2021 el Mazda MX-30 ofrecerá una variante de autonomía extendida gracias a la instalación de un motor rotativo gasolina capaz de actuar como generador, a régimen constante, permitiendo así ofrecer un consumo de combustible muy reducido y suficiente potencia para mantener las prestaciones del MX-30 cuando agotemos sus baterías. Esta idea no es nueva, ni mucho menos, habiendo sido defendida por coches como el Opel Ampera o el BMW i3, lo cual nos deja una interesante fórmula para todos aquellos que quieran un eléctrico sin tener que depender en exclusiva de un enchufe.

Vídeo destacado del Mazda MX-30