Sólo para China: el Mercedes GLC estrena una versión L de batalla larga

 |  @sergioalvarez88  | 

El mercado chino tiene en ocasiones comportamientos muy peculiares. Uno de ellos, es la gran cantidad de gente que recurre a chóferes para moverse en las grandes ciudades. Son clientes que no necesariamente tienen un enorme poder adquisitivo, pero valoran de forma muy positiva un gran espacio en las plazas traseras. Por ello existen versiones de batalla larga de coches como el Volvo S60 o el Audi A4, sin ir más lejos. El Mercedes GLC L es la versión de batalla larga del SUV mediano de Mercedes, cuyo principal rival es el Audi Q5 L, lanzado hace ya tiempo en la tierra del sol naciente.

El Mercedes GLC estándar – el mismo que podemos comprar en cualquier concesionario de la marca – mide 4,65 metros de longitud y tiene una batalla de 2.873 mm. Compartiendo su misma plataforma, el Mercedes GLC L tiene una longitud total de 4,76 metros, resultante de un alargamiento de 100 mm de su batalla. A nivel visual, es idéntico a cualquier otro Mercedes GLC, aunque los petrolhead más avispados podrán distinguir unas puertas traseras más largas. El resultado de estas modificaciones es más espacio en las plazas traseras del coche.

Este Mercedes es fabricado en China por BBAC (Beijing-Benz Motor Company), una joint-venture entre el fabricante chino BAIC y Mercedes-Benz.

Más espacio para las rodillas, algo muy valorado por el cliente chino al que este coche va dirigido – como has podido intuir, sólo se venderá en China y no en otros países del mundo. En cuanto a sus mecánicas, tampoco hay cambios con respecto al resto de Mercedes GLC. Se venderá en versiones GLC 200 L 4MATIC, GLC 250 L 4MATIC y GLC 300 L 4MATIC. Todas ellas comparten motores 2.0 turbo de gasolina y cuatro cilindros – con potencias respectivas de 184 CV, 211 CV y 245 CV – y transmiten la potencia al suelo a través de sus cuatro ruedas.

Como ocurre en muchos Mercedes de última generación, sólo se venden con cajas de cambio automáticas, en este caso una unidad 9G-Tronic de convertidor de par y nueve relaciones. El sobreprecio de las versiones L con respecto a un Mercedes GLC estándar – que también se venden en China, fabricados localmente – es de 10.000 RMB, unos 1.300 euros al cambio.

Lee a continuación: Esta oferta del Volvo XC60 por 34.950 euros es un verdadero chollo

Ver todos los comentarios 0