CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

El Nissan Leaf del que sí podrías enamorarte es un híbrido de 284 CV con motor de Kawasaki ZX-10R

David Clavero | @ClaveroD 21 Feb 2023
Nissan Leaf Motor Kawasaki 023 01
Nissan Leaf Motor Kawasaki 023 01

Salvo por aquella locura llamada Nismo RC, el Nissan Leaf puede ser tachado de todo menos de deportivo. Sin embargo eso está a punto de cambiar, pues a alguien en Estados Unidos - dónde si no - se le ha ocurrido hibridar un viejo Nissan Leaf aprovechando el motor de una Kawasaki Ninja ZX-10R. Se trata de una verdadera locura, a todas luces sin sentido, pero estamos seguros de que este Frankenstein es el Nissan Leaf deportivo del que sí podrías enamorarte.

Derek Young es un ingeniero mecánico de Estados Unidos que tenía un problema en forma de Nissan Leaf MKI con una batería muy degradada, apenas tenía autonomía para hacer 40 kilómetros. Sin embargo, en lugar de comprar una nueva batería o incluso deshacerse del coche, Derek Young decidió echar a volar su imaginación para crear el Moto Leaf híbrido enchufable.

Gracias a los conocimientos y creatividad de este ingeniero, el Nissan Leaf comenzó su peculiar transformación. El objetivo de Young fue mantener el sistema de propulsión eléctrica original que traía el Leaf, para combinarlo con un motor gasolina, creando así un híbrido enchufable. Echando mano del mercado de segunda mano y teniendo en cuenta el espacio disponible en el Leaf, de pronto apareció una Kawasaki Ninja ZX-10R accidentada que podía ser la perfecta donante.

Partiendo de la base de que no se iba a cambiar nada del sistema de propulsión eléctrica, la única opción para instalar un motor de gasolina pasaba por el maletero del Leaf. Y así fue, empleando el subchasis trasero de un Lexus IS350, Young adaptó el eje trasero del Nissan Leaf para instalar el motor de 998cc con 175 CV y 13.500 rpm. Esta posición también obligó a introducir cambios en la parte posterior del habitáculo, pues el nuevo motor gasolina necesitaba aire fresco para respirar y refrigerarse, lo que terminó materializándose en la instalación de una enorme toma de aire en la ventana trasera derecha.

Los cambios no terminaron ahí, pues dada la obvia mejora en prestaciones, el Moto Leaf también mejoró sus suspensiones, dio la bienvenida a las pinzas de freno delanteras de un Nissan 370Z, llantas Enkei con neumáticos deportivos Nexen e introdujo un selector manual para gestionar la transmisión secuencial que estaba ligada al motor de motocicleta. Con todo, es tal el nivel de esta transformación, que el Moto Leaf es capaz de funcionar en modo eléctrico (109 CV), en modo híbrido combinando ambos ejes de tracción con 284 CV o en modo 100% propulsión con el único empuje del motor gasolina (175 CV).

Llamadme loco, pero cómo me gustaría poder conducir semejante Frankenstein.