Porsche no tiene prisa y no plantará cara al Tesla Roadster, al menos a corto plazo

 |  @davidvillarreal  | 

Después de conocer los últimos planes de Tesla, de cómo aspiran a lanzar uno de los deportivos más rápidos sobre la faz de la tierra, con su nuevo Tesla Roadster era más que razonable reflexionar acerca de lo que harán los fabricantes más tradicionales, los que llevan décadas desarrollando deportivos. Y de entre todos ellos Porsche es, sin duda, uno de los más destacados, y también el que más esfuerzos está poniendo en electrificar su gama. Ahora bien, ¿para cuándo un Porsche 911 eléctrico? ¿veremos un Porsche 911 eléctrico para plantar cara al Tesla Roadster?

No es ningún secreto. Porsche ha anunciado que contarán con diferentes suertes de electrificación en toda su gama de productos. Por cada modelo, como mínimo habrá un híbrido enchufable, como ya sucede con las variantes híbridas de Porsche Cayenne y Porsche Panamera. Recientemente probamos el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo, una nueva variante híbrida con motor V8 que lleva a los productos enchufables de Porsche a un nivel aún más alto y sorprendente de prestaciones deportivas, aproximándose a los 700 CV de potencia.

Porsche ultima el desarrollo de un sedán eléctrico con el que, claramente, entrarán en batalla con Tesla. La electrificación llegará, incluso, a su deportivo por excelencia, al Porsche 911. Pero no será tan pronto como podríamos imaginarnos.

Porsche no quiere precipitarse, ni comprometer la filosofía del Porsche 911 a favor de soluciones eléctricas hasta que el cliente no se lo pida

En las imágenes, el Porsche 911 Carrera T.

Porsche cree firmemente en la necesidad de electrificar su gama con el lanzamiento de eléctricos, con la llegada de al menos versiones híbridas a todos los modelos y de aumentar el interés de la hibridación frente a otras alternativas presentes desde hace años, como el diésel. Pero el caso del Porsche 911 es muy particular. Porsche ha de preservar su deportividad, pero también una filosofía que apenas ha cambiado durante más de cincuenta años. La misma razón por la que durante más de medio siglo han insistido con una arquitectura de motor trasero, sería la que haría que el lanzamiento de un Porsche 911 híbrido, o eléctrico, se retrase.

Así lo reconocía Oliver Blume, CEO de Porsche, en declaraciones a Autocar.co.uk. Oliver asegura que la próxima generación del Porsche 911 estará desarrollada para poder equipar, técnicamente, una solución híbrida de la cuál no conocemos más detalles. Pero incluso en ese escenario, Porsche aún no ha decidido si el nuevo 911 contará con mecánica híbrida o esta se retrasará hasta la siguiente generación. Un marco temporal en el que el Porsche 911 no contaría con un motor híbrido en al menos diez años. Aunque insistimos que, según el propio Oliver, esa decisión aún no se ha tomado.

Por otro lado, durante la pasada edición del Iberian Porsche Meeting 2017, August Achleitner, vicepresidente de la Línea de Productos Deportivos de Porsche, nos confirmó a Diariomotor que Porsche tenía casi desarrollada la variante híbrida del 911. Aseguró que estaban probando distintos prototipos híbridos en la calle aunque, de momento, no había intención de comercializar esta versión. “Nosotros tenemos que estar preparados para reaccionar muy rápido si fuera necesario. Sin embargo, ahora estamos concentrados en el Porsche Mission E

La última palabra la tendrán sus clientes. Y según Porsche, su trabajo pasa por asegurar las diferentes soluciones eléctricas que requiere el mercado, que van desde el eléctrico puro, hasta el híbrido enchufable, para poder ofrecérselas al cliente en el momento en que este de verdad las necesite.

Más imágenes del Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo:

Lee a continuación: ¡Bestial! El deportivo definitivo es este Porsche 911 clásico preparado por Singer, con la última tecnología de Williams (+18 fotos)

Solicita tu oferta desde 109.091 €