CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

8 MIN

10 claves es todo lo que necesitas para saber en qué destaca el Nissan Juke Hybrid y en qué no

Javier López | @jlopezbryan96 | 9 Jun 2022
Nissan Juke Hybrid Presentacion 9
Nissan Juke Hybrid Presentacion 9

El Nissan Juke estrena una versión híbrida convencional que ya hemos probado y que se traduce en diez claves. Diez claves dispuestas a desengranar sus cosas buenas y sus cosas malas y que se pueden resumir en: un diseño rompedor, un sistema híbrido muy eficiente y un precio de partida de 31.350 euros sin descuento. ¡Empezamos!

Y es que creo firmemente que no hay mejor forma de trasladar mis sensaciones a los mandos del Juke Hybrid y apreciaciones generales que a raíz de estos aspectos. Cinco son positivos y cinco son negativos, dejando un conjunto con luces y sombras pero que no tienen porque intervenir en que el SUV nipón siga siendo un super-ventas. Pero como no se debe empezar la casa por el tejado, he aquí los cinco puntos positivos del nuevo Nissan Juke Hybrid.

13
FOTOS

Claves positivas:

1. Diseño diferente y con personalidad

No es porque sea el Juke Hybrid, sino porque el diseño general de esta segunda generación del SUV nipón me convence mucho. Sí, es algo subjetivo, pero ya que este segmento es moda irrefutable, qué menos que nos ofrezcan algo diferente y rompedor, peticiones con las que creo que el Nissan Juke cumple.

Y es que frente a muchos de sus rivales, el Juke ofrece personalidad y carácter con unos rasgos muy japoneses y una limpieza general en el diseño que se agradece. Además, la variante Hybrid ofrece ligeros cambios respecto al Juke de combustión, tales como una parrilla carenada, el nuevo logo de la firma, los distintivos Hybrid en los laterales, llantas de 19 pulgadas semi-carenadas y una nueva tonalidad bautizada como Magnetic Blue.

2. Mandos físicos

Pese a que el interior del nuevo Nissan Juke no es el más avanzado, ni el más moderno, nos encontramos con una carga tecnológica más que suficiente, como conexión con Apple CarPlay y Android Auto y un sistema de infoentretenimiento que funciona bien, y con lo que me ha parecido más importante: mandos físicos.

Sí, en plena era del minimalismo estúpido e innecesario, nos encontramos con un Nissan Juke dispuesto a llevar la contraria manteniendo mandos físicos tanto para el sistema de infoentretenimiento como para la climatización. ¿Y sabéis qué? Durante la prueba no tuve que apartar la vista de la carretera para bajar la potencia del aire, por ejemplo, como sí hago en muchos coches con comandos táctiles.

3. Calidades interiores

Otro aspecto que me ha sorprendido gratamente del Nissan Juke Hybrid son sus terminaciones interiores. Estamos acostumbrados a un segmento B-SUV en el que predomina el plástico duro y ajustes de dudosa calidad; no es el caso del japonés.

El salpicadero se encuentra totalmente cubierto por un plástico mullido muy agradable al tacto que se extiende incluso por la zona posterior. También encontramos este material en puertas y consola central, dejando una sensación de calidad buena. Aunque eso sí, desluce por el dichoso negro piano y por algunos crujidos en la zona de los aireadores, por ejemplo.

4. Funcionamiento del sistema híbrido y comportamiento

Algo que me ha sorprendido para bien -y que es muy importante- es la esencia de esta nueva opción mecánica del Nissan Juke: su sistema híbrido. Estamos ante un coche que, de manera inteligente, alterna entre el motor de combustión y el eléctrico, o hace que trabajen de manera conjunta según las condiciones.

Esto se traduce en que un 80% del trayecto urbano se realiza única y exclusivamente haciendo uso del motor eléctrico, el cual puede funcionar de manera independiente hasta 55 km/h. A ello debemos sumarle la función One-Pedal del Juke Hybrid, que nos permite circular por ciudad sin usar el pedal del freno, incluso en pendientes descendientes es una gran función, ya que nos permite ahorrar combustible.

A ello debemos sumarle un comportamiento dinámico más que satisfactorio. Y es que tanto el paso por curva como su confort son buenos, minimizando los balanceos excesivos de la carrocería en virajes cerrados. Además, el motor cuenta con una buena respuesta, pudiendo adelantar y realizar incorporaciones sin dificultades, aunque eso sí, en muchas ocasiones será necesario buscar la zona alta del tacómetro para recibir el torrente de potencia del Juke.

Como curiosidad, y a diferencia de otros híbridos convencionales, es fácil sentir como actúa el apartado mecánico eléctrico en aceleraciones, ofreciendo un buen empuje justo antes de ceder el mando al motor de combustión, ayudando especialmente en salidas o incorporaciones.

5. Consumos

Pero el sistema híbrido del Nissan Juke no tendría sentido si no se tradujese en unos consumos contenidos. Y es que de la combinación de un motor de combustión de cuatro cilindros atmosférico con dos motores eléctricos -uno de ellos actúa como generador- nos encontramos con 143 CV y 148 Nm de par, cifras más que suficientes para movernos en cualquier entorno.

Pese a que la condición de atmosférico del Juke Hybrid pudiese no casar con unos bajos consumos, nos encontramos con una situación completamente diferente. Y es que durante la presentación del SUV japonés, en la cual pude circular en un mismo trayecto por ciudad, autopista y carretera secundaria, el consumo medio fue de 5,9 litros a los 100, una cifra que conseguí sin buscar hacer consumos.

Pero, por suerte o por desgracia, ningún coche es perfecto, y el caso del Nissan Juke Hybrid no es una excepción. Es por ello que las otras cinco claves del SUV japonés son negativas.

Claves negativas:

1. Maletero

Aunque estamos hablando de un vehículo HEV, lo que implica que cuenta con una pequeña batería de 1,2 kWh, es suficiente como para lastrar el maletero del Nissan Juke Hybrid. Y es que la diferencia respecto al Juke de combustión es considerable, dejando un volumen total de 354 litros frente a los 422 que declaran el resto de versiones.

Las formas son regulares y podremos meter la compra y nuestros bártulos sin demasiados inconvenientes, pero cuando se trate de viajar con varias personas o llevar muchos elementos con nosotros, la cosa cambia. Aunque eso sí, las plazas traseras no se ven afectadas, permitiendo que cuatro pasajeros viajen con comodidad, incluso gozando de una plaza central relativamente cómoda y mullida.

2. Cuadro de mandos analógico

Pese a que bien es cierto que agradezco los mandos físicos en el Nissan Juke y que creo que su sistema de infoentretenimiento no se siente vetusto aunque no recurra al minimalismo, echo en falta un cuadro de mandos totalmente digital. Y es que toda la competencia, en mayor o menor medida, ofrece esta opción que resulta muy útil.

Sí, el Juke Hybrid ofrece toda información necesaria a través de una pequeña pantalla, pero podría contar con una instrumentación digital con mucha personalización y diferentes visualizaciones, logrando acercarse a sus rivales desde otro flanco.

3. Cambio de marchas

Desde Nissan nos cuentan que el Juke Hybrid hace gala de una transmisión que ofrece cuatro relaciones para el motor de combustión y dos para el eléctrico. En realidad es una caja de relación fija que simula marchas, pero en la práctica deja un comportamiento algo extraño, revolucionando el motor en exceso cuando demandamos potencia y fingiendo unas marchas que me hubiese gustado poder gestionar por medio de levas, como ofrecen muchos vehículos de Toyota y Lexus.

Sí, es más fiable y económica que cualquier otro tipo de transmisión, pero teniendo en cuenta el buen comportamiento del coche y el buen funcionamiento del sistema híbrido, una caja tipo convertidor de par o doble embrague podría casar mejor con el conjunto.

4. Ruido aerodinámico

Aunque bien es cierto que el Nissan Juke Hybrid es un coche cómodo, especialmente cuando circulamos por ciudad y el coche prioriza el uso de la mecánica eléctrica, nos encontramos con un acusado ruido aerodinámico cuando circulamos por autopista a alta velocidad.

Y es que pese al confort es alto en cuanto a suspensiones y comodidad del propio habitáculo, es fácil escuchar la incidencia del aire en el cristal delantero y en los pilares A, pudiendo llegar a ser molesto si realizamos un viaje largo, por ejemplo.

5. Precio

Por último pero no por ello menos importante, uno de los aspectos que menos me ha gustado el Nissan Juke Hybrid es su precio. Y es que este parte desde 31.350 euros sin descuento si nos decantamos por el acabado N-Connecta, 32.450 euros si apostamos por el acabado N-Design y 34.200 euros por el acabado Tekna.

Sí, el equipamiento de serie es generoso en cualquiera de estos tres acabados, y sí, Nissan ofrece la posibilidad de afrontar una financiación que nos permite llevarnos a casa el Juke Hybrid por 200 euros al mes; pero son igualmente cifras que se antojan elevadas, especialmente cuando tenemos en cuenta que se trata de un B-SUV y que el Renault Captur e-TECH, primo hermano del Juke, está disponible desde 25.917 euros.

13
FOTOS

Vídeo destacado del Nissan Juke