Desmontando mitos: cómo es la prueba de gases de la ITV para coches diésel

David Clavero  |  @ClaveroD  | 
Mercedes Benz Cars Technology And Emission Strategy Mercedes Benz Cars Technology And Emission Strategy

Si tienes un coche diésel y has de pasar la ITV, posiblemente te estés preguntando en qué consiste la temida prueba de gases y opacidad. Esta inspección periódica afecta a cualquier coche diésel sin importar su edad, siendo más estricta cuanto más moderno sea el coche a analizar. Por ello, descubramos en qué consiste la prueba de gases de las ITV a los coches diésel y cómo de exigente será el examen de gases de tu diésel en función de su edad.

Mercedes Benz Cars Technology And Emission Strategy Mercedes Benz Cars Technology And Emission Strategy

Opacidad: lo que las ITV quieren saber de tu diésel

Aunque las ITV han endurecido sus pruebas, la realidad es que a día de hoy las inspecciones técnicas tienen como única prueba de gases para coches diésel la prueba de opacidad o nivel de coeficiente de absorción. Se trata de una prueba que mide la cantidad de gases que expulsa el motor, gases en general, de ahí que la problemática para no pasar esta prueba esté en que tu coche diésel expulse demasiado humo sin importar las averías del motor que las están causando. Recuerda que sólo con el color y la cantidad de humo es posible detectar averías en tu motor. En definitiva, cuanto más humo eche tu coche diésel más difícil será que apruebes la ITV.

La prueba de gases por tanto no tiene en cuenta si funciona bien la EGR, el FAP o los inyectores de tu diésel, tan solo busca que la cantidad de humo global y el contenido de éste no exceda de un límite establecido en la placa del fabricante o en su defecto en los límites genéricos: 0,7 para coches diésel Euro 6, 1,5 para Euro 4 y Euro 5, 2,5 para vehículos con motor diésel atmosférico matriculados por primera vez antes del 01/07/2008 y 3 para vehículos con motor diésel sobrealimentado matriculados por primera vez antes del 01/07/2008. La prueba de opacidad consiste en la realización de al menos 3 aceleraciones del motor en vacío desde ralentí hasta el corte de inyección, obteniendo como resultado la media de las 3 mediciones.

 title=

Análisis OBD: déjate de manipular sistemas anticontaminación

Si tu coche diésel está matriculado a partir de 2011 y cumple con lo homologación Euro 5 o Euro 6, las ITV realizarán un análisis a la centralita de tu coche vía puerto OBD para buscar posibles manipulaciones o fallos almacenados en la memoria. Esta prueba tiene como objetivo evitar la anulación o modificación de sistemas anticontaminación como los filtros antipartículas, la recirculación de gases de escape o los sistemas SCR con aditivo AdBlue.

Mediante este análisis es posible detectar fallos y anomalías de software, aunque ni mucho menos hablamos de un examen profundo capaz de detectar todas las alteraciones que pueden realizarse sobre estos sistemas. Aún así hemos de tener en cuenta que este análisis de centralita acompaña a la inspección visual, por lo que si el inspector detecta cualquier manipulación sobre las piezas que dan forma a estos sistemas (catalizador vaciado, anulación de FAP, etc.) también recibiremos un suspenso por ser considerado una falta grave.

 title=

El endurecimiento que se espera en el control de las emisiones

A futuro se espera que exista un protocolo más estricto para el análisis de los sistemas de control de emisiones, tanto a nivel de prueba de gases para detectar cada uno de los gases que expulsamos y así evitar nuevos Dieselgate, como a nivel de centralita para verificar el funcionamiento de los sistemas conforme los valores exigidos por la correspondiente homologación. Hablamos de ideas planteadas por Europa que tarde o temprano llegarán a las ITV, pero que lo cierto es que todavía parecen estar bastante lejos.

Lee a continuación: Las ITV volverán a endurecer sus pruebas en 2020

Ver todos los comentarios 2
  • Luis

    Buenos dias, hay un error en el artículo en cuanto a mediciones de opacidad se refiere, los datos de medición se rigen por la homologación de fábrica de cada vehículo, indicado en una placa en el mismo, el máximo permitido para cada modelo.
    Un Saludo.

  • Jpd45

    Las pruebas realizadas en los centros de ITV en España han sido siempre muy laxas en temas de contaminación y ahora parece que se están poniendo un poco las pilas la raíz del dieselgate y los cambios en la legislación local con las prohibiciones de entrada en las grandes ciudades y la etiquetación medioambiental