30 años de Lexus en una berlina de lujo: prueba del primer LS 400 y el modernísimo LS 500h

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Lexus Ls Comparativa P

Hace unas semanas fuimos invitados por Lexus a celebrar el 30 aniversario de la creación de la marca. Fueron dos días marcados por buenas viandas, un alarde de imagen de marca y buenas palabras. Pero sin duda, la mejor idea que Lexus España pudo tener para certificar su buen hacer durante sus primeros 30 años de existencia, fue dejarnos probar varios de sus modelos históricos. Entre ellos, destacaba por su significancia histórica, el primer Lexus LS, el mítico LS 400. El coche con el que la marca recibió su bautismo de fuego en el mercado estadounidense, un feudo que hasta entonces dominaban con puño de hierro las marcas europeas de lujo.

< —more!—>

Probamos el primer Lexus de todos los tiempos, el LS 400 “O.G.”

En 1989, Lexus desembarca en el mercado estadounidense con una propuesta muy ambiciosa. Dominar el mercado de los coches de lujo, con un producto superior en todos los niveles a las opciones existentes. El proyecto Lexus comenzó en Japón en 1983, y pronto se decidió que debía ser una berlina de lujo la que acompañara al desembarco comercial de la marca en Estados Unidos - que a día de hoy sigue siendo el principal mercado mundial de Lexus. Más de 2.400 de ingenieros participaron en su desarrollo, un desarrollo costoso y muy largo, cuyo punto de partida fue una hoja en blanco. Todo en el Lexus LS 400 fue creado ad-hoc, sin escatimar un solo yen.

Lexus Ls Comparativa 12

El Lexus LS 400 medía 4,99 metros de longitud, y estaba abiertamente enfocado al mercado estadounidense.

El coche fue presentado en el NAIAS de Detroit del año 1989, junto a la nueva marca. Pronto se convirtió en uno de los líderes del segmento en EE.UU., y no lo hizo por ser revolucionario, si no por superar en confort, tecnología y prestaciones a los líderes del segmento. La unidad que Lexus nos trajo al evento pertenecía a un cliente particular, y en su odómetro había poco más de 93.000 km. Su diseño era sobrio y sencillo, incluso funcional. Hoy día, los coches de su segmento están cargados de quiebros, y presumen de una gran ornamentación. En 1989, el lujo era mucho más discreto. Me siento en el asiento del conductor, y el tiempo me da una gran bofetada.

En vez de enormes pantallas e inserciones en materiales exóticos, solo encuentro cuero negro, madera de verdad, plástico negro y un mar de botones. Decenas y decenas de botones. El volante no tiene más función que la de hacer girar las ruedas delanteras y los únicos elementos digitales son las pantallas LCD de climatizador y odómetro. Se nota la calidad del coche al cerrar sus puertas, y por lo bien que han envejecido sus materiales y plásticos. Ni un solo desajuste, ni un solo crujido en todo el habitáculo. Los asientos de cuero apenas tienen apoyo lateral, pero me hundo en ellos. En 1989, el lujo tenía por bandera la comodidad y el confort de los pasajeros del coche.

Lexus Ls Comparativa 5

La suspensión neumática era de serie, y ya en 1989, disponía de altura regulable controlada electrónicamente.

Arranco el motor y el V8 de 4,0 litros despierta. Pero despierta sin vibración alguna y casi en silencio. Una vez el ralentí se estabiliza, tengo que mirar el cuentavueltas para ver que el motor está arrancado. El 1UZ-FE tenía una precisa inyección electrónica de combustible y descansaba sobre tacos de motor hidráulicos. Pongo la palanca del cambio automático en la posición D y comenzamos a rodar. El balón de los neumáticos - de medida 225/60 R16, nada menos - digiere los baches que la sedosa suspensión neumática no puede filtrar, brindando al pasaje una calidad de rodadura impresionante. En 1989, los coches de lujo no querían ser deportivos.

El resbalamiento del cambio automático de convertidor de par es notable, pero los cambios de marchas son relativamente rápidos cuando activamos el modo “Sport” del vehículo, que también incide en la instantaneidad de la respuesta del motor - los modos de conducción se han hecho ubicuos actualmente, en 1989 eran tecnología de otro planeta. La comodidad a bordo es suprema y reina el silencio a bordo, pero el V8 de 253 CV también tiene una faceta rabiosa. Si hundimos el pie a fondo, sus 353 Nm de par motor se abalanzan sobre el tren trasero y comienza a aumentar su tono, con una nota tan sugerente como refinada cuando supera las 3.500 rpm.

Lexus Ls Comparativa 15

Lexus Ls Comparativa 19

Sobre el papel, el Lexus LS400 era capaz de hacer el 0 a 96 km/h en apenas 7,9 segundos. Sin esfuerzo y en total silencio.

La experiencia de conducción nos deja clara una cosa: en 1989 el cliente de un Lexus quería el rodar más confortable y un completo aislamiento del “mundanal ruido”. Y el Lexus LS400 le ofrecía exactamente eso, y más, si viajábamos en las enormes plazas traseras. Unas plazas traseras con aireadores individuales, luces de lectura y una gran amplitud, tanto a nivel de rodillas como a nivel de hombros. El Lexus LS de primera generación se vendió hasta el año 1995, y se vendieron cerca de 200.000 unidades a nivel mundial. Su segunda generación fue una evolución profunda de su plataforma y su mecánica, sin ser un coche radicalmente diferente.

Si la fórmula estaba tan refinada, ¿por qué alterarla?

Lexus LS 500h 2019: la actual visión del coche de lujo japonés

El Lexus LS de cuarta generación es un coche difícil de entender sin conocer la filosofía japonesa del “omotenashi”. Una filosofía de vida en la que prima la hospitalidad, y el hacer sentir bien a los invitados, sin caer en el servilismo o en la adulación. Un lujo discreto, funcional y natural, para paladear de forma pausada. El Lexus LS actual es un coche de lujo diferente a los Mercedes Clase S o BMW Serie 7, coches que presumen de opulencia, tecnología punta y dinamismo de conducción como forma de diferenciarse de la competencia. Las grandes berlinas son un segmento difícil desde que los SUV de lujo se han convertido en el símbolo definitivo de status.

Lexus Ls Comparativa 24

Pude probar por primera vez el actual Lexus LS en su presentación internacional, celebrada hace dos años en Omán.

En este segmento, el Lexus LS es el coche más pausado y cómodo, demostrando un claro nexo de unión con el primer LS del año 1989. Con todo, Lexus no puede escapar a las tendencias del mercado, y el actual LS tiene un diseño con mucha personalidad, especialmente patente en la gigantesca calandra delantera, la multitud de nervios que recorren su carrocería o sus enormes llantas cromadas. Es un coche llamativo, y debería aparecer ilustrando el diccionario de antónimos para la palabra “discreto”. Su habitáculo también se aleja de la imagen sobria del primer LS, pero es una propuesta refrescante y diferente en un sector dominado por Alemania.

El salpicadero tiene una instrumentación digital discreta y bien integrada, con un selector de modos de conducción en forma de ruleta, integrado a su lado derecho. Una gran pantalla preside la consola central, mientras nuestros cuerpos están recogidos por unos enormes butacones de cuero, cómodos, pero que sujetan mucho mejor el cuerpo que los de la primera generación del Lexus LS. Pero sin duda, es un coche que se disfruta mucho más viajando en las plazas traseras. Plazas traseras con ventilación, calefacción, funciones de masaje e incluso la posibilidad de reclinarse de forma eléctrica. Es uno de los coches más usados en servicios de chófer de lujo.

Lexus Ls Comparativa 25

Las cortinillas de las ventanillas o la ventana trasera son eléctricas. Todo se controla de forma táctil y muy sencilla.

Incluso es posible para el pasajero del lado derecho desplazar el asiento delantero hacia delante, pudiendo estirar las piernas al completo. ¿Pero es un coche muy diferente que su predecesor al volante? También dispone de suspensión neumática, pero la evolución en puesta a punto es patente: resulta cómodo y tiene una excelsa calidad de rodadura, pero en curvas y apoyos el coche es mucho más controlable. No es tan dinámico como un BMW Serie 7 o un Audi A8 - patente cuando llegan las curvas - pero los movimientos de la carrocería son mucho más limitados. Con el primer Lexus LS sigue compartiendo un rodar absolutamente silencioso.

A nivel mecánico, emplea un sistema full-hybrid con una potencia combinada de 354 CV. Un sistema con una caja de cambios que combina cuatro relaciones de convertidor de par con un variador continuo, ofreciendo una aceleración instantánea y sin interrupciones. Al ser un coche full-hybrid puede circular de forma completamente silenciosa a baja velocidad y tener un consumo de combustible muy contenido - dos cualidades que por sí mismas, suponen un gran lujo en nuestra humilde opinión. En definitiva, el Lexus LS actual es un dignísimo heredero del primer Lexus LS, actualizando al siglo XXI sus atributos y filosofía de marca.

Lexus Ls Comparativa 31

Si quieres conocer cómo va el nuevo Lexus LS 500h, te recomiendo leer nuestra toma de contacto en Omán.

Lexus ha cambiado mucho en sus primeros 30 años, pero no nos cabe duda de que ha sabido encontrar un hueco en el mercado, con una aproximación diferente a la movilidad premium. ¡Por otros 30 años!

Lee a continuación: En vídeo: ¿qué falla en un Lexus LS400 con casi 1,6 millones de kilómetros?

No sabías que existía este coche, pero el Lexus LS ofrece diseño, calidad, tecnología y eficiencia sin olvidarse de la exclusividad. Rivaliza con los más clásicos A8, Serie 7 y Clase S alemanes aportando un enfoque claramente diferenciado.

Ver todos los comentarios 3
  • Inohcna

    El coche de Christopher Moltisanti.

  • ch460

    Vosotros mismos ya lo habéis dicho: estos coches... para cuando me lleven.

  • Smat

    Es interesante ver ambos coches juntos para valorar la evolución de la marca. De la sobriedad y búsqueda de la excelencia en la calidad mecánica y de construcción. Al estilo excesivo y recargado de la generación actual, condicionada por estar a la última en lo que mañana se verá obsoleto y hortera.

    Entre los valores que sí mantiene la fiabilidad, el refinamiento y la orientación clara hacia el confort sin perderse en otras pretensiones.

No sabías que existía este coche, pero el Lexus LS ofrece diseño, calidad, tecnología y eficiencia sin olvidarse de la exclusividad. Rivaliza con los más clásicos A8, Serie 7 y Clase S alemanes aportando un enfoque claramente diferenciado.