CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

8 MIN

Prueba en vídeo del Volvo XC60 2022: si funciona, no lo cambies

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 5 Oct 2021
2022 Volvo Xc60
2022 Volvo Xc60

Hace unos días, Volvo nos invitó a Asturias a probar su renovado SUV mediano. Como buen asturiano, acepté encantado, no es habitual tener una presentación tan cerca de casa. El Volvo XC60 es el coche más importante para Volvo: desde el año 2009 ha sido el líder de ventas de su gama, y se han vendido desde entonces casi 1,7 millones de unidades. En España está solo por detrás del Volvo XC40 en el ranking de ventas. De cara a 2022, el Volvo XC60 acaba de recibir un lavado de cara aparentemente sutil, pero más profundo de lo que parece a primera vista.

Casi indistinguible desde fuera

Los suecos siempre han ido por libre, especialmente si hablamos de coches. Tengo que reconocer que aún me sigue doliendo la desaparición de marcas como Saab. Hay algo de ese espíritu en la actual gama de Volvo, que vive un momento dulce en cuanto a diseño desde hace años. Los cambios en el diseño del Volvo XC60 son tan sutiles que podrían pasar desapercibidos para un ojo no entrenado. En el frontal del coche cambian ligeramente las calandras y la estructura lateral del paragolpes, manteniendo la característica firma lumínica de los faros, conocida como "martillo de Thor".

El paso del tiempo ha sido muy benévolo con el diseño del Volvo XC60 de segunda generación.

Nuevos colores y llantas de hasta 22 pulgadas se unen a la supresión de los tubos de escape traseros en todas las versiones de la gama. Una solución preferible, en mi humilde opinión, a la de instalar imitaciones falsas como monedas de tres euros. Como ocurre siempre en los actuales Volvo, los acabados de la gama del XC60 tienen un diseño diferenciado entre sí: las versiones Inscription, Momentum, R-Design o Polestar Engineered tienen calandras, kits de carrocería y modelos diferentes de llantas, aún manteniendo un mismo denominador común.

30
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Nuevo equipo de infoentretenimiento y más tecnología

Por dentro, los Volvo XC60 cambian aún menos, al menos de forma aparente. Creo que su puesto de conducción se sigue viendo moderno y fresco, manteniendo un agradable ambiente minimalista, cargado de detalles de diseño escandinavo. La versión probada fue una versión T8 Recharge eAWD Polestar Engineered, y por tanto, contaba con detalles de inspiración deportiva. Por ejemplo, unos bonitos asientos deportivos con paspunteado en color gris, una moldura de aluminio para el salpicadero o los cinturones de seguridad, teñidos de un color a caballo entre el amarillo y el naranja.

Los servicios online de Google nos permiten conocer el tiempo o el precio de combustible en tiempo real, además de encontrar puntos de carga.

El habitáculo no solo tiene un diseño cuidado y realizado con gusto, la calidad de los materiales empleados y sus ajustes están a un nivel realmente alto. Están, a mi juicio, al nivel de Audi o BMW, y por encima de Mercedes, dentro del segmento de los SUV medianos. Por tanto, estamos ante un coche muy bien hecho y de diseño aún fresco... ¿qué ha cambiado entonces? En mi opinión, el punto débil que antes tenía el Volvo XC60: su sistema de infoentretenimiento. Decimos adiós al sistema Sensus, que es reemplazado por el nuevo sistema operativo Android Automotive OS.

Aunque el tamaño exterior de la pantalla no varía, sí lo hace su funcionamiento. Es más intuitivo y si usas un smartphone Android, todo tendrá aún más sentido. La pantalla principal muestra widgets y la presencia destacada de Google Maps y el asistente personal. Este asistente reacciona a comandos de voz de forma natural y es muy resolutivo - diría que está casi al nivel del asistente del sistema MBUX de Mercedes. La pantalla de ajustes es similar a la de un móvil, y es en ella donde tendremos que rebuscar, por ejemplo, si queremos cambiar el modo de conducción.

El sistema de infotainment es un gran paso adelante, tanto en fluidez como en funcionalidad.

En este último punto, echo de menos un acceso directo, que antes sí teníamos. Por supuesto, la climatización sigue integrada en la pantalla y seguimos teniendo negro piano a su alrededor. Algunas cosas que deberían cambiar... no cambian. Otro cambio importante es una nueva pantalla para la instrumentación digital. Tiene el mismo tamaño pero su fluidez, resolución y brillo es muy superior, además de mostrar más información. Aunque permite ver el navegador e información de viaje, sí echo de menos posibilidades de configuración más amplias de la instrumentación.

Al volante de un Volvo XC60 T8 Polestar Engineered

Para nuestra toma de contacto, pudimos probar un Volvo XC60 tope de gama. Una versión T8 Polestar Engineered, con el motor más potente. Este híbrido enchufable ha aumentado su atractivo de forma considerable, ya que su batería pasa de 11,6 a 18,8 kWh de capacidad. Si a ello le unimos un motor eléctrico trasero que pasa de 87 a 145 CV, el resultado no solo es una autonomía en modo eléctrico de 72 km, es una potencia final de 455 CV. Es más potente y rápido que su predecesor, al igual que las versiones T6 Recharge, que incorporan la misma batería y llegan a los 350 CV.

Con la batería descargada, es muy difícil bajar de los 11 l/100 km en conducción mixta.

La gama pierde el resto de versiones térmicas, a excepción de dos versiones llamadas B4. Ambas son híbridas ligeras, ambas tienen dos litros y ambas tienen cuatro cilindros, además de 197 CV. Una de ellas está alimentada por gasolina, y otra por gasóleo. Todos los motores están asociados a una caja de cambios automática de ocho relaciones y convertidor de par. En nuestra toma de contacto tuvimos que hacer frente a las carreteras mojadas de Asturias, y eso nos permitió sacar varias conclusiones interesantes. La primera es que incluso el XC60 más deportivo es un coche tranquilo.

No pierde su gran aislamiento y su suspensión adaptativa Öhlins puede ser cómoda - aunque sus llantas de 22 pulgadas no ayudan a filtrar todos los baches. Es un gran coche de carácter rutero y es un gran compañero para largos viajes. Si queremos ir rápido con el XC60 Polestar Engineered, podremos hacerlo mejor y más rápidamente que sus rivales enchufables alemanes, pero está muy lejos del carácter atómico de coches como el BMW X3 M o el Mercedes-AMG GLC 63. Con todo, su motor empuja con muchísima fuerza y responde con rapidez, garantizando todo tipo de maniobra.

El equilibrio de la gama está en un T6 Recharge enchufable, o un B4 diésel.

No obstante, la dirección está demasiado filtrada, carece de levas tras el volante y en ocasiones, la entrada en funcionamiento del motor eléctrico parece "abrumar" al tren de rodaje. Eso sí, gracias a sus frenos sobredimensionados y su barra de torretas delantera, el coche se defiende correctamente en un tramo de montaña - siempre que no olvidemos que supera los 2.200 kilos y que su dirección no nos va a informar de que hemos perdido adherencia en el tren delantero. No es el mejor SUV deportivo, pero sí es el más deportivo de los SUV enchufables.

Seguridad

Aunque a nivel de seguridad activa y asistencias a la conducción el XC60 no cambia en su lavado de cara, tenemos que destacar que sigue contando con algunas de las más avanzadas del mercado. Por ejemplo el sistema Pilot Assist, un control de crucero adaptativo con centrado en el carril y regulación activa de la velocidad, en función de los límites y la orografía. El coche también se comunica - protocolo Car 2 Car - con otros Volvo si activamos los warning o nuestro control de estabilidad entra en funcionamiento a causa de un imprevisto.

El sistema City Safety nos frena automáticamente en caso de emergencia, incluso si detecta una colisión inminente en una intersección.

Conclusión: la receta del XC60 sigue convenciendo

El Volvo XC60 2022 puede no ser tan tecnológico o deportivo como algunos de sus rivales, pero en mi opinión, es un coche que cumple con nota en los aspectos que deciden la compra de un SUV premium, como comodidad, seguridad, calidad o espacio de carga. Y sobre todo, es un coche diferenciado de sus rivales, con carácter y personalidad. Y a día de hoy, eso es realmente valioso. Debemos recordar en este punto que la gama del Volvo XC60 está a prueba de futuro, ya que todos tienen etiqueta CERO o ECO de la DGT, gracias a sus versiones enchufables y electrificadas.

Como buen coche premium, no es un coche barato. Sus precios arrancan en 40.300 euros para una versión B4 de gasolina en acabado Momentum, acogiéndose a todas las promociones. Esta versión se denomina Premium Edition y es una de las ofertas más recomendables del segmento. Si quieres una versión enchufable, el desembolso mínimo para una versión T6 Recharge son 60.950 euros. El Volvo XC60 2022 ya está a la venta en España y podéis adquirirlo en la red de concesionarios de la marca, además de comprobar su precio, equipamiento y ofertas en Qué Coche Me Compro.

Vídeo destacado del Volvo XC60