Por 32 000 euros, ¿el Peugeot 308 GTI o el simulador de carreras definitivo para el salón?

Diego Gutiérrez  |  @Dieguti_  | 

A priori la pregunta del titular puede ser fácil de responder, pero parad a preguntaros un momento: ¿cuánto me va a costar mantener un GTI en la vida real? ¿Podré salir a disfrutarlo cuando siempre que me apetezca? ¿Y si fuera llueve a cántaros, está granizando o cayendo la nevada de la década? ¿Me arrepentiré de no haber elegido en su momento un simulador que es la envidia de muchos? Con él podría pilotar sin salir de casa y, además, una variedad de coches casi tan amplia como me permita la imaginación... ¿Es la mejor inversión gastar 32 000 euros en un Hot-hatchback real?

Por 32 000 euros podemos elegir entre un compacto deportivo cercano a los 300 CV o un simulador de carreras para tenerlo en casa. La elección parece clara... ¿O no?

Bien, después de haberme puesto en la piel de absolutamente nadie en el párrafo anterior, seamos realistas: si ahora mismo tuviéseis 32 000 euros en la cuenta corriente dispuestos para comprar un coche, el abanico de posibles sería bastante amplio: desde el Peugeot 308 GTI (disponible desde 30 350€) hasta el Focus ST, ambos con 250 CV, pasando por el León Cupra de 290 CV. Incluso, si buscamos algo más radical, podemos plantearnos elegir entre el Megane Coupé R.S. 275 Trophy (que ahora tiene un 20% de descuento) o ir directamente a por el más moderno Honda Civic Type R -apurando un poco el presupuesto en el caso del nipón-.

También podemos elegir bajar de segmento y gastar 32 000 euros buscando entre los Abarth 595, Corsa OPC o el algo más caro Ford Fiesta ST200 y guardar el resto del dinero para darles de beber, ponerles zapatos nuevos de vez en cuando, etcétera. Todo esto sin salir del mercado de coches nuevos, porque buceando en los vehículos seminuevos y de segunda mano el número de posibilidades se eleva exponencialmente.

Ahora bien: si, por alguna razón, decides invertir 32 000 euros en un simulador de carreras para "pilotar" sin salir de casa, probablemente este sea el definitivo que estás buscando. En el fondo, ¿a quién no le gustaría tener algo así en casa? (Sigue)

Este simulador consta de tres televisores LG con tecnología OLED de 65 pulgadas -a razón de unos 6000 euros cada uno en España- con los que podríamos comprar un Polo 1.2 TSI notablemente equipado, que están conectadas a un ordenador con tres tarjetas gráficas GeForce GTX Titan para ver con soltura y claridad una bestial cantidad de píxeles. El puesto de mando es un volante de la marca Fanatec que incluye indicador de cambio de marcha con LED (al estilo Ferrari o BMW M4 con Volante M Performance) y al que acompaña un bucket edición especial Asetto Corsa de la marca RSEAT. Personalmente, echo en falta un asiento que reproduzca las fuerzas al acelerar, girar y frenar, que sería la guinda a este -caro- pastel. Pero es por poner alguna pega.

Y vosotros, ¿en qué opción gastaríais 32 000 euros?

Fuente: Unbox Therapy vía CarScoops

En Diariomotor:

Ver todos los comentarios 8