CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

McDonald’s, la inesperada razón por la que Subaru no fabricará coches eléctricos en Estados Unidos

Elena Sanz Bartolomé | 10 Dic 2022
Subaru Solterra Primeras Imagenes  02
Subaru Solterra Primeras Imagenes  02

Ha sido este año, 2022, cuando Subaru lanzó su primer SUV totalmente eléctrico: el Subaru Solterra. Una propuesta que, desde Japón, ha llegado a diferentes mercados: entre ellos el de Estados Unidos. Allí se vende, pero no se fabrica. Y hay una razón que explica esta decisión: un motivo de lo más inesperado porque está relacionado con McDonald’s.

Una de las soluciones que permiten a los fabricantes ahorrar en producción e importación pasa por tener sus propias fábricas en los mercados que más peso tienen en sus ventas. Eliminar todo lo relacionado con ese par de procesos se traduce en modelos más asequibles y con mayor disponibilidad para el conductor.

Subaru tiene una planta en Indiana, donde da forma a modelos como el Subaru Outback, Legacy, Impreza y Ascent. Casi toda la oferta de la marca japonesa para Estados Unidos sale de esas líneas de producción, pero el Subaru Solterra cobra vida en Japón. Si ya tiene las instalaciones, ¿por qué no comienza a fabricar vehículos eléctricos en suelo estadounidense?

La Ley de Reducción de la Inflación

Tomomi Nakamura, CEO de Subaru, aseguró que (por ahora) no llevará la producción de sus eléctricos a EEUU: seguirá adelante con sus planes de fabricarlos en la planta que construirán en Japón y que debería estar lista en 2027. Y dio dos razones para ello: una legislativa y otra económica.

En la situación actual, es muy complicado que Subaru cumpla con los requisitos de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) que Estados Unidos puso en marcha hace unos meses. Esta norma propone importantes incentivos para la compra de coches eléctricos que hayan sido fabricados íntegramente en el país norteamericano: tanto el vehículo como sus paquetes de baterías. El Subaru Solterra, por lo tanto, se quedaría fuera.

Los sueldos

La segunda razón son los salarios. Tal y como recoge Automotive News, Tomomi Nakamura habló de lo complicado que resultaría hacer frente a la inflación de los sueldos imperante en Indiana: desde su punto de vista sería complicado encontrar trabajadores para una hipotética fábrica dedicada a coches eléctricos… por las cifras de McDonald’s.

Explicaba el CEO de Subaru que en el citado estado “los trabajadores a tiempo parcial de McDonald’s ganan entre 20 y 25 dólares por hora y esto compite con lo que ganan los trabajadores temporales de nuestra planta”. Según Indeed y Glassdoor, los sueldos de esas instalaciones, donde trabajan más de 5.900 personas, oscilan entre los 17 y más de 48 dólares por hora.

Añadía Tomomi Nakamura que si tuvieran que “construir una nueva planta, sería muy difícil contratar gente nueva para eso. Los costes laborales están aumentando ahora: para nosotros es todo un desafío”. Así las cosas, Subaru no se plantea construir una fábrica de coches eléctricos allí, a menos que bajen los salarios.

Hasta el pasado mes de septiembre, la inflación de Estados Unidos se mantuvo en un 8,2%: una cifra que ha avivado las preocupaciones sobre una posible recesión. El CEO de Subaru reconoció el riesgo, pero aseguró que la demanda de su marca sigue siendo sólida en EEUU: tanto es así que, para el presente año, creen que las ventas habrán subido un 25%.