Tesla sube como la espuma, ¿cuántos Tesla se han vendido este año en España?

 |  @davidvillarreal  | 

Lejos quedan aquellos tiempos en que los Tesla eran rara avis en España, y en los que cruzarte con uno de ellos por la calle era poco menos que un acontecimiento. El crecimiento de Tesla en España en los últimos dos años ha sido notable y su presencia en las calles de las grandes ciudades, especialmente Madrid, ha dejado de ser anecdótica para convertirse en algo relativamente común. Uber es uno de los principales culpables de esta situación, pero no el único, y la prueba la tenemos en las cifras de ventas de modelos como el Tesla Model S y el Tesla Model X. Ahora bien, ¿cuántos Tesla se han vendido este año en España? ¿La mayoría de las ventas van destinadas a servicios como Uber, o también a particulares?

El proceso de compra de un Tesla

Comprar un Tesla en España hace solo dos años no era una tarea ni mucho menos sencilla. Por aquel entonces ya documentamos el proceso de compra de un Tesla, que iniciamos tras la solicitud de un usuario de ¿Qué coche me compro? que nos pidió ayuda para iniciar los trámites para llevarse un Tesla Model S a su garaje. Por aquel entonces, Tesla aún no disponía de concesionarios, o mejor dicho, expositores, ni talleres oficiales. La adquisición requería incluso el traslado de los coches desde el Centro de Distribución Europeo de Tesla Motors en Tilburg, Países Bajos.

A día de hoy, Tesla ya dispone de sendas tiendas en Barcelona y Madrid, y de un centro de servicio o taller en Hospitalet de Llobregat, al que muy pronto se unirá otro centro más en los alrededores de Madrid. Comprar un Tesla, y realizar su mantenimiento y reparaciones, es más sencillo que nunca, aunque sus centros oficiales siguen siendo pocos y muy localizados en las ciudades más pobladas de España.

Tesla ya cuenta con tiendas en España, en Madrid y Barcelona, un taller en Hospitalet de Llobregat,
y pronto se unirá un segundo centro de servicio en la periferia de Madrid

La evolución de las ventas de Tesla

En 2015 apenas se vendieron diez unidades del Tesla Model S en España. Una cifra que ciertamente contrasta con las 55 unidades que se matricularon en 2016, de las cuales 46 correspondieron al Tesla Model S y 9 al Tesla Model X. De las 46 unidades del Tesla Model S que se vendieron aquel año, 22 se matricularon en diciembre. Un incremento extraordinario, y sorprendente, si no fuera porque sabemos que iban destinadas a las flotas de chóferes de Madrid, y a los nuevos servicios de Uber y Cabify. A partir de entonces, encontrarte con un Tesla Model S negro por las calles de Madrid dejó de ser anecdótico y se convirtió prácticamente en el pan de cada día, especialmente para los que nos movemos por el centro de la ciudad.

Desde diciembre de 2016, al menos 50 unidades del Tesla Model S se han incorporado a las flotas que trabajan para Uber. La polémica compañía, que ha puesto en pie de guerra al taxi, ofrece el servicio Uber One, que garantiza la recogida de sus clientes en un Tesla. En ocasiones, si estos están libres, es posible que incluso los Tesla Model S operen el servicio más barato de la empresa, UberX, sin repercutir un coste añadido al usuario.

Según nos ha reconocido Tesla, la empresa estadounidense no enfoca su negocio a establecer relaciones con Uber, y proporcionarles coches para sus servicios. Ese no es su objetivo. Pero sí reconocen que la presencia de los Tesla Model S que trabajan con Uber en ciudades como Madrid ha allanado el camino a la marca, ha conseguido que la imagen de Tesla sea más conocida, y muy probablemente que algunos clientes se decidan a adquirir uno.

El crecimiento más destacado de Tesla se produjo a finales de 2016, con la incorporación del Model S a las flotas de Uber, un movimiento que ha ayudado a la marca a mejorar su visibilidad, especialmente en Madrid

La explosión de Tesla en 2017

Pero la verdadera explosión de las ventas de Tesla ha llegado en 2017, con un incremento realmente importante que no solo puede justificarse con la incorporación de coches a las flotas VTC. El pasado año Tesla cerraba con un total de 225 matriculaciones de Tesla Model S, de las cuales, una parte sí se corresponde con servicios de chóferes. Más sorprendente, incluso, el caso del Tesla Model X, un producto que sin estar enfocado a flotas de chóferes ha conseguido matricular 162 unidades el pasado año.

Tesla cerró este año con un total de 387 matriculaciones y aún se espera la llegada del Tesla Model 3, un producto que aún tardará en llegar por los retrasos sufridos en las líneas de producción.

Veremos cómo evolucionan las ventas de Tesla en los próximos años. Pero lo cierto es que estas cifras no están nada mal para productos que, como el Tesla Model S, arrancan a partir de 86.440€ o, como el Tesla Model X, hacen lo propio en 91.990€, precios dignos de un Mercedes GLS, o un Porsche Cayenne. Cifras que sorprenden en una marca recién llegada, y aún más si tenemos en cuenta que todos sus productos son eléctricos.

Ahora solo nos queda esperar para ver qué le depara a Tesla Motors en España en 2018 y el efecto que sus primeras tiendas, y centros de servicio, tienen en la intención de compra de sus clientes.

  • Jose Correa Ramos

    Hola.. Yo vivo en Barcelona y aún no he visto ninguno, por lo que creo que sí que es anecdótico ver alguno ;-)