comscore
MENÚ
Diariomotor
Toyota

5 MIN

¿Por qué el Toyota C-HR es un coche que se vende mejor que el Toyota Prius?

toyota-c-hr-prueba-consumos-mdm-04

Hace unos días, preparando la lista de marcas de coches más vendidas en enero de 2018 y con la lista de los coches más vendidos en ese mismo mes, me percataba de las bajas ventas del Toyota Prius si las comparábamos con las del Toyota C-HR, el pionero con aires renovados superado por ese tentador SUV que, recordemos, comparte entramado mecánico con el mencionado, con el Toyota Prius. ¿Por qué el Toyota C-HR es un coche que se vende más que el Toyota Prius? ¿Cuáles son los argumentos que un posible comprador puede esgrimir al comprar un coche a favor del Toyota C-HR?

Dos coches con un mismo motor, con una misma mecánica híbrida

87
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Tanto el Toyota C-HR como el Toyota Prius hacen gala de una mecánica híbrida convencional, no enchufable, de 122 caballos, un motor gasolina de ciclo Atkinson de 1.8 litros apoyado por una mecánica eléctrica que nos brinda una autonomía eléctrica muy escueta, más enfocada a ejercer de asistencia en determinadas circunstancias, en determinadas maniobras, en el inicio de la marcha, en calles por las que circularemos muy despacio...

Por lo tanto el factor motor no es algo determinante a la hora de decidir entre un Toyota C-HR o un Toyota Prius, aunque sí que es un buen argumento de compra en general para hacernos con cualquiera de estos dos coches, un motor muy muy bueno para la jungla urbana, con consumos prometedores por debajo de los 4 l/100 km, que coqueteean con los 3 l/100 km en el caso del Prius, la comodidad del cambio automático, etiqueta ECO para hacer frente a las restricciones por contaminación, suavidad...

El Toyota C-HR es un coche con un diseño más atractivo

Descartada la mecánica debemos empezar a atender a su diseño, con un Toyota C-HR realmente atractivo, llamativo, que para colmo se emplaza en uno de los segmentos de moda, es un coche que aborda el segmento del los SUV compactos, del SEAT Ateca, del Renault Kadjar, con una configuración que, por espacio, es menos práctica, pero ahí está, reclamando su sitio a golpe de mecánica híbrida y de un bonito diseño en una de las categorías de coches que más volumen de ventas cosecharon en 2017.

Por poner en contexto las ventas del Toyota C-HR frente a las del Toyota Prius debemos tener en cuenta que se vendieron de enero a diciembre de 2017 un total de 10.838 Toyota C-HR frente a 2.215 Toyota Prius. Una diferencia muy muy destacada. Por poner en contexto también al C-HR debemos tener en cuenta que se vendieron 17.632 unidades del SEAT Ateca o 15.521 unidades del Peugeot 3008.

El Toyota C-HR es un coche más barato que el Pirus

En cuanto al precio de estos dos coches híbridos tenemos un precio de partida de 29.990 euros para el Toyota Prius frente a los 24.750 euros desde los que parte el Toyota C-HR, otro buen argumento de compra a favor del Toyota C-HR, por si con su diseño exterior, que es bien correspondido por su interior, no era suficiente.

El Toyota Prius sólo se encuentra disponible con un acabado que de serie ya nos propone un muy buen equipamiento aunque a igualdad de precio, por 29.600 euros, podemos hacernos con un Toyota C-HR mejor equipado, con, por ejemplo tapicería de cuero, algo que en el caso del Prius nos supondría un desembolso adicional de 1.500 euros. El Toyota C-HR más barato, el de 24.750 euros, ya está realmente bien equipado.

A favor del Prius podemos esgrimir que es un coche con más espacio

A favor del Toyota Prius podemos esgrimir una mejor habitabilidad, también hace un consumo unas décimas mejor, con un maletero de mayor capacidad, de 502 litros frente a los 377 litros del C-HR, pero desde luego el Toyota Prius tiene ahora en casa un gran rival aunque con el auge de nuevas alternativas híbridas era evidente que su hegemonía iba a llegar a su fin, por mucho que siga siendo el primer coche en el que pensamos cuando se cruza ante nuestros ojos la palabra híbrido.