Toyota desvela los secretos de su nuevo CVT: el futuro de las transmisiones variables

 |  @davidvillarreal  | 

Toyota se encuentra inmersa en un proceso de reinvención. Nadie podrá negar que la marca japonesa ha conseguido ser el adalid de los coches híbridos, y de una nueva generación de coches eficientes, ahorradores y modernos. Pero las aspiraciones de Toyota pasan por crear coches más apasionantes y divertidos. Y con este panorama por delante, lejos de abandonar tecnologías como las transmisiones variables, Toyota apuesta por una nueva transmisión de tipo CVT con la que mejorar incluso más la eficiencia de sus coches, y ofrecer un tacto más natural y agradable para aquellos que busquen un “cambio” sin marchas al uso, cómodo y ahorrador. ¿Es este el futuro de las transmisiones variables?

El nuevo CVT de Toyota

Las transmisiones variables tienen futuro. No nos quepa la menor duda. Toyota apuesta por una solución fiable y robusta, eficiente y confortable. Pero en su búsqueda de un sistema aún mejor han desarrollado una transmisión de tipo CVT que, además de su sistema de poleas para ajustar continuamente la relación de cambio, incorpora una marcha inicial, que se engrana al comenzar a rodar.

Toyota nos cuenta que, entre los objetivos de esa primera y única marcha, estaba reducir las pérdidas mecánicas a baja velocidad y garantizar que el proceso de comenzar a rodar desde parados se produce con mayor suavidad.

En el futuro las transmisiones variables seguirán siendo relevantes, probablemente mucho más incluso que ahora, a pesar del avance de los cambios de doble embrague y las transmisiones automáticas de convertidor de par

Mejoras en el variador del CVT de Toyota

Toyota también ha introducido algunas mejoras en el variador, que llegan como consecuencia del empleo de esta primera y única marcha que se emplea para iniciar el movimiento. Toyota ha reducido el tamaño de las correas y las poleas del variador, consiguiendo que un rango más amplio de relaciones de cambio, y que se ajusten con mayor rapidez y suavidad.

Toyota y sus innovaciones técnicas mecánicas

No es la primera vez que vemos cómo Toyota busca soluciones innovadoras para mejorar sus sistemas de transmisión. Lexus, por ejemplo, ya cuenta en su gama con la tecnología Multistage Hybrid, aplicada a su sistema de engranajes planetarios, una solución empleada en los híbridos de Toyota que, en la práctica, para el usuario es muy parecida al CVT tradicional del que os hablamos en este artículo. Lexus ideó un sistema de transmisión en el que, además del sistema de engranajes planetarios que intermedia entre el motor de combustión, y el motor eléctrico, se incorporaban cuatro marchas y un convertidor de par, con el objetivo de buscar un tacto más deportivo.

Toyota también presentará este año su nueva estrategia híbrida, en la que habrá sitio para dos tipos de híbridos, unos más enfocados en la eficiencia, como los actuales, y una versión más enfocada en las prestaciones. La nueva generación del Toyota Auris, que se presenta en el Salón de Ginebra, será la primera que apueste por esta estrategia y que estrene el nuevo sistema híbrido con motor de 2.0 litros.

Toyota también estrenará una nueva generación de motores de gasolina, un nuevo cambio manual y un nuevo sistema de “tracción total” para sus coches híbridos.

Lee a continuación: Un Porsche Panamera que conduce solo: la última idea de Huawei para el Mobile World Congress

Ver todos los comentarios 4
  • Oscard505

    La verdad es que escuchar el motor acelerar y no tirar demasiado no es atractivo. Otra cosa es que se busquen prestaciones modestas y bajísimo consumo sin importar rumorosidad. Ahí sí que vale la pena. Yo he tenido un Prius 3G y la verdad, no he regresado a ese concepto de conducción. Me tendrán que convencer muy bien de nuevo.

    • Robert

      Tirar tira, lo que pasa que el sonido no acompaña y da cierta sensación equivocada. Pero hay CVts mejores que el de Toyota o Nissam.
      Subaru y Honda poseen sistemas mejor implementados, y ofrecen mejores sensaciones, sobre todo el de Subaru.

      • Toda la razón. Hay CVT que, sin llegar a ser tan intuitivos, o agradables, ni ofrecer las sensaciones de un convertidor de par, sí funcionan muy bien.

        También insisto en que habría que discernir entre el sistema de transmisión del Prius, y el CVT que encontraremos en un motor de gasolina sin sistema híbrido. En estos últimos el ruido del motor no suele ser tan elevado, ni tampoco el tiempo que se mantiene alto de vueltas hasta que alcanza la velocidad que buscamos y aliviamos presión en el acelerador.

        • Robert

          Influirá también, pero en Nissan -que no llevaban implementado sistema híbrido- es una sensación similar al CVT de Toyota, incluso menos suave.