El cambio de rumbo de Rolls-Royce es un éxito: récord de ventas tras 113 años

 |  @ClaveroD  | 

Los fabricantes de automóviles de lujo han firmado en su conjunto un año 2016 histórico, consiguiendo mejores cifras que las vistas en 2015, e incluso llegando a firmar récords de entregas como es el caso de Rolls-Royce que tras 113 años de historia ha cerrado un 2016 récord con 4.011 ventas. Pero a pesar de todo, estamos ante una cifra que es sólo el primer paso en un ambicioso plan de rejuvenecimiento y reestructuración de la gama.

El Phantom, incluso en su despedida, ha obtenido una gran demanda en el 2016

De 2015 a 2016 Rolls-Royce ha crecido un 6% en número de ventas, un crecimiento motivado por la buena acogida de los Wraith y Dawn, siendo este último el modelo que mayor número de reservas ha conseguido en toda la historia de la marca. Por otro lado el éxito del pasado año también estuvo motivado por la despedida del Rolls-Royce Phantom que ha conseguido un notable aumento de pedidos tras anunciar su cese definitvo como ha sido el caso de los 30 Phantom entregados al hotel THE 13 en Macao.

Rolls-Royce ha consolidado en el pasado año 2016 el prometido golpe de timón buscando un futuro con una gama más amplia, mayor presencia en diferentes segmentos – incluyendo SUV – y la búsqueda de nuevos clientes y más jóvenes. Es toda una declaración de intenciones los cambios vistos este año en Rolls-Royce, y es que además de la apuesta por modelos como los Rolls-Royce Wraith y Rolls-Royce Dawn para captar a un cliente más joven y jamás antes visto a los mandos de un Rolls, también hay que sumar el lanzamiento de las ediciones Black Badge que han conseguido un notable éxito en el mercado ofreciendo la visión más deportiva de la gama.

La meta de Rolls: nuevos clientes, más jóvenes, y una oferta con modelos únicos como el futuro primer SUV

Rolls-Royce quiere seguir creciendo en número de ventas, algo que desde BMW están motivando con la cesión de tecnología y nuevas soluciones que permitan al fabricante británico dar un importante salto cualitativo a través de una nueva plataforma construida íntegramente en aluminio y nuevas mecánicas que serán estrenadas en el próximo Rolls-Royce Phantom y el SUV fruto del proyecto Cullinan. Además Rolls-Royce tiene muy claro que el desembarco de su nuevo y primer SUV tiene que hacerse con un despliegue tecnológico a la altura de los referentes del mercado y su principal competidor el Bentley Bentayga.

En Diariomotor:

Lee a continuación: 110 años del Silver Ghost, el coche que “inventó” Rolls – Royce