Ya tenemos las primeras imagenes del Rolls – Royce Cullinan… pero ¿por qué esconde la parte trasera?

 |  @LM_Ortego  | 

Cuando en febrero de 2015 Torsten Müler Ötvös anunció que Rolls – Royce iniciaba el desarrollo de un vehículo “que pudiera cruzar cualquier terreno“, no sólo causó una gran expectación sino que enseguida surgieron preguntas y dudas sobre la conveniencia de un coche así en la gama de la marca. Año y medio de avances y especulaciones después hoy tenemos las dos primeras imagenes del “Proyecto Cullinan”, que empezará su fase final de desarrollo mañana. Una silueta original, una plataforma nueva y la inspiración de una historia centenaria harán que el nuevo modelo de Rolls – Royce vaya a ser mucho más que un todoterreno de lujo…

p90244157_highres_project-cullinan-tak

Después de año y medio de proceso de desarrollo por primera vez podemos ver el futuro “coche para todos los terrenos” de Rolls – Royce con su silueta definitiva (aunque aún con camuflaje). La primera unidad de pruebas del “Cullinan” comenzará a partir de mañana a recorrer algunos de los terrenos más exigentes en la tierra para iniciar la fase final del desarrollo. Con el objetivo de crear el mejor coche del mundo capaz de recorrer cualquier terreno las etapas de este desarrollo estarán a la altura de las expectativas:

En la imagen se aprecia un prominente morro, grandes puertas con apertura opuesta en las traseras… y una intrigante silueta

esta Navidad empezará sus pruebas en el Círculo Polar Artico para testar sus capacidades de tracción en terrenos helados y su fiabilidad en condiciones de frío extremo; el próximo año se desplazará a Oriente Medio (uno de sus principales mercados potenciales) para continuar con sus pruebas en escenarios de altísimas temperaturas y condiciones críticas de adherencia como el desierto.

Las primeras imágenes del coche cuentan tanto por lo que esconden como por lo que muestran. En primer lugar llama la atención el prominente morro con un frontal muy vertical en el que la tradicional parrilla de la marca se hace muy protagonista. A juzgar por el camuflaje es posible que el frontal definitivo del coche sea algo menos anguloso, pero seguirá exhibiendo unas poderosas líneas sobre todo a través de una elevación central del capó que conecta los pilares A con los vértices superiores de la parrilla. En el lateral se aprecian unas puertas de gran tamaño vertical (para facilitar la entrada y salida, típico en Rolls – Royce) con apertura opuesta en las traseras, como sucede en los Phantom y Ghost. Las grandes entradas de aire en la parte baja del frontal probablemente se mantengan hasta la versión final ya que las necesidades de ventilación del coche a la hora de circular despacio por terrenos difíciles las harán recomendables, aunque es muy posible que sus formas varíen hacia perfiles más curvilíneos y fluídos.

p90244158_highres_project-cullinan-tak

El frontal, que es lo que mejor se aprecia en las fotos, tiene un aspecto sobrio y sin sorpresas que mantiene el aire de familia de los Phantom y Ghost dirigidos por Ian Cameron, pero ¿por qué las fotos oficiales deliberadamente esconden la parte trasera del coche? Porque probablemente en ella va a estar uno de sus rasgos principales de identidad de su diseño (ahora marcado por Giles Taylor), y el que le conectará con una parte muy especial de la historia de la marca. A partir del Pilar C se aprecia una línea descendente en el techo, y la foto en el estudio también permite apreciar un estrechamiento de la carrocería por detrás del eje trasero. En la zona que en las fotos no se aprecia posiblemente se esconde una parte trasera muy fluída que creará en el coche una silueta prácticamente única, con una amplia e inusual tercera ventanilla y un final levemente inclinado pero más vertical que en la última ola de SUV de lujo. ¿Por qué una configuración tan distinta para un segmento tan especial como al que se dirige este coche? La respuesta está en la Historia.

p90166828_highres_rolls-royce-phantom

Una de las cosas que determina la silueta del “Cullinan” es que Rolls – Royce no ha fabricado coches que se puedan definir como “2 volúmenes” desde el Wraith de 1938. Si algo ha hecho bien la marca en esta nueva etapa bajo BMW es reinterpretar astutamente la historia de su propio lenguaje de diseño sin por ello recurrir a lo más evidente. Fuentes de la marca nos decían en un reciente viaje a la factoría de Goodwood que “el Cullinan tendrá una silueta distinta a otros coches del mercado“, y pudimos saber que será un coche netamente más grande que los actuales SUV de lujo, incluído el Bentayga.

Fuentes de la marca nos anunciaron que los Silver Ghost y Phantom de los años 20 y 30 serán una inspiración para el “Cullinan”

Tampoco hay en los antecedentes de la marca coches todoterreno como referencia… ¿o sí? “Los Silver Ghost que Lawrence utilizó en el desierto serán una de las fuentes de inspiración del Cullinan” nos dijeron en la misma visita. El Silver Ghost, que acaba de cumplir 110 años en noviembre, labró la reputación de fiabilidad de la marca en difíciles pruebas sobre todos los terrenos posibles, desde las difíciles rutas de Escocia a los pasos más exigentes de los Alpes pasando por la versión blindada del ejército que T. E. Lawrence hizo célebre en la revuelta árabe de 1916 a 1918. Aunque en nuestro tiempo un Rolls – Royce es sinónimo del máximo lujo posible en automoción, el Silver Ghost era además en su momento el mejor medio de transporte posible para circular por tierra, fuese cual fuese el terreno.

Es de suponer que esa inspiración no se quede en un relato de triunfos frente a la competencia sino que la arquitectura de 2 volúmenes del coche beberá de algún modo de los Silver Ghost y Phantom de los años 20 y 30 más que de la silueta tradicional de los todoterrenos modernos. Porque después de todo, el “Cullinan” no pretenderá ser un todoterreno sino un coche de lujo con el que poder ir a cualquier lugar, como aquellos coches con sus enormes y confortables carrocerías a la carta que, sin embargo, se desplazaban por un mundo en el que no existían las autovías.

p90178776_highres_project-cullinan-beg

El “Cullinan” se montará también sobre la nueva plataforma construída enteramente en aluminio que estrenará el Phantom VIII en 2018, y una suspensión exclusiva desarrollada para albergar el primer sistema de tracción a las 4 ruedas de la historia de la marca. Como anunciaron en abril del año pasado el desarrollo del bastidor se ha hecho a partir de un chásis del actual Phantom ligeramente acortado, lo cual puede situar al nuevo modelo en el entorno de los 5’5 metros y en torno a 3’40 de batalla, aproximadamente entre el actual Ghost y Phantom. El prominente sensor en el frontal del coche hace pensar en posibles sistemas de conducción autónoma al tiempo que es de esperar que la nueva plataforma esté preparada para una planta motriz híbrida, como probablemente sucederá en el Phantom.

La primera imagen del coche, unido a lo que ya sabíamos y nuestras propias informaciones, hacen esperar un vehículo que difícilmente se podrá comparar con nada que ya exista en el mercado por planteamiento y tamaño, incluído el Bentayga. Con el “Cullinan” comenzará una segunda etapa de la historia reciente de la marca: será el primer modelo nuevo desde el lanzamiento del Dawn, el primer SUV de su historia, el primer 2 volúmenes desde 1938 y el primer Rolls – Royce con tracción 4×4. Una gran cantidad de novedades en un coche que, sin embargo, se envolverá en la inspiración de uno de los pilares de la historia de la marca, el Silver Ghost. Una mezcla así sólo hace que deseemos tener más noticias del Cullinan cuanto antes… entre ellas su nombre definitivo.

En Diariomotor: 103 EX por qué el futuro tiene sentido para un Rolls – Royce | Lo creas o no bajo este Phantom – SUV con alerón se esconde el primer 4×4 de Rolls – Royce | El lujo británico de Rolls – Royce (y su nuevo SUV) será más ligero gracias al aluminio
Fotos: Rolls – Royce
Fuentes: Rolls Royce | Diariomotor

Lee a continuación: Probamos el Rolls – Royce Dawn: el cielo como único techo