CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
BMW

4 MIN

El volante yugo se anunció hace mucho, solo que lo ignoramos completamente

Javier López | @jlopezbryan96 | 26 Abr 2022
Bmw Z22 Volante Yugo Prototipo 1
Bmw Z22 Volante Yugo Prototipo 1

Una de las modas actuales más rocambolescas y más inesperadas es el volante cuadrado, también conocido como volante de tipo "yugo". Y es que marcas como Tesla, BMW, Toyota o Lexus ya recurren a este peculiar diseño para concebir el timón de sus coche,s y sus mayores retractores tienen sed de venganza y quieren saber quién lo ideó para arremeter contra él. ¿La verdad? Que el volante "yugo" se anticipó hace mucho tiempo y lo ignoramos completamente, pero el BMW Z22, un prototipo de la firma bávara, lo adelantó junto a diversas tecnologías que hoy en día presenta el iX.

Estamos hablando de un auténtico laboratorio con ruedas que se presentó en 1999 en busca de mostrar soluciones más propias de una película de ciencia ficción que del coche del futuro. Fue en ese punto cuando el público general pasó por alto la alta carga tecnológica del Z22, creyendo que el volante cuadrado que tanta controversia genera se quedaría en un burdo boceto. Cuánto se equivocaron.

7
FOTOS

BMW Z22, así fue el encargado de adelantar al polémico volante tipo "yugo"

Aunque bien es cierto que el heredero por excelencia del Z22, el BMW iX, no presenta un volante "yugo" al uso, sino cuadrado, muchos de sus avances los encontramos patentes ya no solo en el SUV eléctrico, sino también en varios vehículos de la competencia que también buscaban ser referentes tecnológicos en el futuro. Y es que el volante rectangular del Z22 pasó desapercibido a finales de los 90, o al menos no se tomó en serio, pero hoy en día podríamos considerar a la marca alemana como toda una visionaria.

Pero no solo el volante era innovador en el prototipo de BMW, sino también las fórmulas con las que buscaban que fuese un coche muy cómodo. Dejémoslo claro, el BMW Z22 no era un prototipo bonito con esa forma en la que se mezclaban rasgos de berlina con otros cuantos de familiar; pero eso les daba igual a los ingenieros, ya que ellos querían que fuese un coche práctico, con un alto grado de confort y eficiente.

Esto se ve reflejado en su espacio interior, el cual se conseguía gracias a colocar los ejes en los extremos y ofrecer la misma batalla que en un Serie 7 de la época pero con las medidas de un Serie 3. Al habitáculo del Z22 se podía acceder por medio de la huella dactilar, así como arrancar el motor y, aunque aún no está totalmente implantada esta tecnología en el sector del automóvil, no falta mucho para que sea una realidad.

El apartado mecánico era simple con un propulsor de cuatro cilindros y 136 CV orquestado por medio de una caja de cambios CVT. Pero lo que no era tan simple era el chasis y cuerpo de aluminio y fibra de carbono, materiales que lo hacían especialmente ligero y que servirían de punto de partida para el ya relegado BMW i3. Todo este maridaje permitía que el Z22 declarase un consumo medio de tan solo 6 litros.

Pero al fin y al cabo la motivación de estas palabras es el habitáculo del BMW Z22, donde no solo encontramos un minimalismo total y absoluto que está vigente en la actualidad, sino también tecnología muy avanzada. Además del volante tipo "yugo", nos encontramos con cámaras actuando como espejos retrovisores, una única pantalla como inequívoca protagonista y una consola central en la que cuantos menos botones, mejor, o al menos eso pensaron en 1999.

Sea como fuere, lo que está claro es que lo que hace veinte o treinta años considerábamos como locuras o realidades solo plausibles en películas han servido como ideas a la hora de gestar al coche moderno. En la actualidad, la línea entre el prototipo y el vehículo de producción se ha vuelto muy estrecha, por lo que si queremos vaticinar el futuro del automóvil puede que sea más lógico echar la vista muy atrás y prestar más atención a lo que nos decían los concepts otrora.

7
FOTOS