comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

4 MIN

Nuevo Volkswagen Golf R 2021: el Golf más deportivo llega a 320 CV y estrena modo Drift

Volkswagen Golf R 2021 1120 001

El Volkswagen Golf más potente y deportivo de la actual generación ya está aquí. Con el nuevo Volkswagen Golf R 2021, el fabricante alemán da una nueva vuelta de tuerca a su Golf 8 y a la saga de versiones deportivas del modelo, dejando atrás los Golf GTI y GTI Clubsport en potencia y prestaciones, pero sobre todo en el apartado técnico al volver a confiar en la tracción total 4Motion. Pero las novedades del Golf R 2021 no acaban ahí, y es que este nuevo R no solo promete ser el Golf más potente y deportivo jamás fabricado, sino el más divertido gracias a sus nuevas chucherías como el modo Drift.

El Golf R promete ser más divertido y efectivo que nunca para marcar diferencias con los GTI

La llegada de una nueva generación de los GTI con hasta 300 CV y una puesta a punto dispuesta a convertirlos en los reyes de los tracción delantera, ha obligado a Volkswagen a ofrecer algo nuevo y diferente en el caso del Golf R, el buque insignia del compacto en materia de altos prestaciones. El resultado no solo habla de más efectividad que sus hermanos de gama, sino de un comportamiento dirigido a ofrecer ese punto más macarra que siempre se ha echado de menos en los R.

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El diseño exterior de este nuevo Golf R vuelve a repetir la fórmula que combina deportividad y sobriedad a partes iguales. No hay excesos en sus líneas, tampoco exageraciones, encontrando un kit de carrocería que se compone por paragolpes específicos con tomas de aire más marcadas, un difusor más protagonista con cuádruple salida de escape que opcionalmente puede estar firmado por Akrapovic en Titanio, spoiler sobre el portón trasero, estriberas laterales y llantas de 19".

En el interior también nos encontramos una atmósfera propia, con detalles específicos como las molduras en símil de carbono, nuevo volante deportivo con levas integradas de mayor tamaño, cuadro de instrumentos digital de 10,25" y sistema multimedia de 10" con diseño propio R y asientos deportivos, dejando en el aire si volveremos a ver los semibaquet que disfrutó el anterior R. Los tonos azules en iluminación, costuras y logos son exclusivos de esta versión.

320 CV para un Golf R más rápido, también más divertido

Una vez pasamos al apartado técnico nos encontramos una nueva generación del motor 2.0 TSI (EA888 evo4) con una potencia máxima de 320 CV y un par máximo de 420 Nm. Este motor está conectado de forma obligada a una transmisión automática de doble embrague DSG con 7 relaciones, culminando en un sistema de tracción total 4Motion de nueva generación que se caracteriza por el nuevo sistema "R-Performance Torque Vectoring". Esta novedad se traduce en un reparto del par entre ruedas capaz de enviar hasta el 100% del par que llega al eje trasero a una sola de las ruedas traseras, permitiendo modificar el ángulo de guiñada para contrarrestar el subviraje, y llegando incluso a ofrecer un modo Drift por primera vez en el Golf R.

En el apartado de suspensiones nos encontramos una altura rebajada en 20 mm con respecto al Golf convencional, 5 mm con respecto al GTI, instalando suspensión adaptativa de serie y contando con muelles un 10% más rígidos y caídas específicas para el eje delantero. La dirección cuenta con desmultiplicación progresiva, acompañándose de un nuevo equipo de frenos de alto rendimiento con discos de 18" para el eje delantero, aunque manteniendo la configuración de pinza flotante en lugar del equipo Brembo que por ejemplo puede montar el nuevo CUPRA León. La velocidad máxima será de 270 Km/h.

El primer Golf con modo Drift

A nivel de electrónica cabe destacar la disponibilidad de 4 perfiles de conducción: COMFORT, SPORT, RACE e INDIVIDUAL. Sin embargo si instalamos el paquete R-Performance añadimos dos perfiles adicionales: SPECIAL y DRIFT. El primero, SPECIAL, se trata de un setup específico diseñado para rodar en Nürburgring y que afecta al comportamiento de motor, cambio, dirección, ESC y suspensiones. En el caso del modo DRIFT lo que nos encontramos es una configuración que afecta al control de estabilidad ESC y al sistema de tracción, permitiendo dar alas al eje trasero para forzar el sobreviraje.

Vídeo destacado del Volkswagen Golf