comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volvo

3 MIN

Además de frenar solo, el nuevo Volvo XC60 intervendrá la dirección para evitar accidentes

volvo-city-safety-volvo-xc60-003

El objetivo de cero accidentes perseguido por Volvo está cada vez más cerca y por ello con cada nuevo lanzamiento nos presenta una importante novedad en pos de evitar colisiones y atropellos. El nuevo Volvo XC60 será presentado en el Salón de Ginebra con un nuevo diseño y demás novedades, pero entre los puntos más destacables estará la nueva actualización del sistema seguridad City Safety que además de permitir realizar frenadas autónomas, desde este momento también podrá actuar sobre la dirección para desviar nuestra trayectoria en caso de colisión inminente.

Trabajando sobre el volante se mejora de forma sensible la capacidad para evitar colisiones o atropellos

El nuevo Volvo XC60 estrenará una evolución de los sistemas y asistencias de seguridad que componen el paquete City Safety que tan popular se ha hecho con su desembarco en los Volvo S90 y Volvo XC90. Esta suite de múltiples herramientas para prevenir accidentes recibe ahora plenos poderes para actuar sobre la dirección del automóvil, algo inédito hasta la fecha en el mercado, y que promete importantes mejoras de cara a evitar la colisión con otro vehículo, peatón, ciclista o animal de gran tamaño.

El primer escenario donde podrá trabajar esta tecnología será ante el riesgo de alcance o atropello, ya que a velocidades de entre 50 y 100 Km/h, el sistema realizará una frenada autónoma de emergencia, buscando una escapatoria lateral si reconoce que el riesgo de colisión es inminente. El sistema analizará el espacio libre en nuestro lateral para así desviar la trayectoria del vehículo y evitar el impacto. Hablamos por lo tanto de una maniobra de esquiva que sería ejecutada de forma completamente automática.

La segunda función incluida en el nuevo City Safety tiene que ver con el abandono de carril. Los nuevos Volvo XC60 que instalen el sistema de detección de obstáculos en el ángulo muerto ahora añadirán una función que permite al vehículo devolver el coche al carril si se detecta cualquier obstáculo en el ángulo muerto a velocidades de entre 60 y 140 Km/h. De este modo, y aunque creamos que no existe riesgo al cambiar de carril, si el vehículo determina que existe posibilidad de colisión automáticamente intervendrá en la dirección para devolvernos al carril.

Con la llegada de esta nueva función sobre la frenada autónoma de emergencia, sistema de seguridad que es muy valorado por EuroNCAP, gana aún más peso como herramienta para prevenir colisiones o atropellos. A mayor velocidad se necesita de más tiempo y más distancia de frenado, lo que implica que se reduce sensiblemente la posibilidad de evitar la colisión fatal. Con la intervención sobre la dirección se da un importante paso para evitar el choque, pues con ese ligero golpe de volante se altera la trayectoria evitando así el impacto.

En Diariomotor:

Vídeo destacado del Volvo XC60